Archivo de la etiqueta: Salto Ángel

SONY DSC

DESDE CANAIMA HASTA EL SALTO ÁNGEL. 3ª PARTE. Fotografías por Jesús García Moreno.

[wzslider autoplay="true" interval="5000" height="700" lightbox="true"]

En el sector Occidental del parque nacional Canaima, está el Auyantepuy, uno de los tepuyes más conocidos. (Los tepuyes son unas  montañas extraordinariamente arcaicas,  planas , en forma de muela, recortadas por  inmensas paredes verticales.) De ese tepuy nace el Salto Angel, con sus 979 metros de caída libre, el más alto del mundo.

 

 

Aún nos falta una marcha por la selva para  para llegar al pie del salto Ángel. Debemos cruzar varios riachuelos de aguas rojizas, caminando sobre las rocas y raíces   El recorrido es de una hora aproximadamente. La primera mitad en plano y la segunda en subida.

 

Finalmente llegamos a la base del Salto Ángel,  Estamos en el mirador del Salto, en la base, donde una lluvia formada por el agua de al cascada nos moja levemente refrescándonos del sofocón  de la subida en  la que la humedad ambiente(cercana al 100%) y la alta temperatura,  nos ha hecho sudar de verdad.

 

El espectacular,  Salto Ángel tiene ese nombre, en honor a su  descubridor en 1937, el aventurero y aviador norteamericano Jimmy Angel que allá por 1937, cuando sobrevolaba la selva con su avioneta, se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en su altiplanicie.  Sin embargo, los indígenas de la zona, los Pemones, ya lo conocían anteriormente y lo habían bautizado como Churún Merú.

 

 

Para alcanzar este maravilloso paraje selvático, hemos tenido que realizar un viaje de una hora y 40 minutos en en avioneta, desde Ciudad Bolivar a orillas del caudaloso Río Orinoco Hasta el Campamento de Canaima  en territorio Pemón.  Luego un viaje en canoa desde el puerto Ucaima en Canaima hasta el Ayuan-tepui , y que dura   más  de 3 horas de navegación  por el río Carrao y por el Churún.  Una vez en  el campamento de la Isla Ratón, en en río Churun, para alcanzar  el mirador del Salto Ángel y poder bañarse en la poza que se forma bajo la cascada,  se debe caminar  una hora a través de la selva.  finalmente , cuando la noche había  caído sobre la selva y la oscuridad se podía tocar a nuestro alrededor, alcanzamos el campamento.

 

 

 

 

 

 

 

SONY DSC

DESDE CANAIMA HASTA EL SALTO ÁNGEL. 2ª PARTE . Fotografías por Jesús García Moreno.

Desde el Campamento de Canaima, habitado por los Indios Pemones, los cuales  tienen la responsabilidad de la   organización y son los  guías de la ruta.

Esperando para abordar la canoa en el Río Carrao

Salimos a primera hora de la mañana, por encima de las cascadas, para realizar un viaje en canoa a motor  de aproximadamente unas cinco horas, con parada para realizar un pic-nic. El trayecto nos llevo sobre las aguas del río Carrao, ancho y tranquilo,  durante el primer tramo.

Anthony el guía y el piloto, río arriba

 

, luego , ya en el río Churún   se adentra  en una zona de selva espesa,  presenta zonas de rápidos con fondo pedregoso,  y que, al ser época de inicio de las lluvias, la escasa profundidad hacia que las hélices golpearan con las piedras del fondo, deteriorándolas  y haciendo que se detuviera el motor, y quedando la barca a la deriva por momentos.

 

Observando la quietud del paisaje con la canoa detenida

La espectacularidad de la vegetación que se avanzaba  reflejándose sobre las aguas rojizas del río, la grandeza del paisaje te sitúa en una dimensión que oscila entre la sensación de pequeñez y la capacidad de interactuar con la realidad sometiéndote a sus dictados como algo inevitable.

 

Planta autóctona

 

Había que adaptarse Los 29/30ºC. de la temperatura ambiente  y el 90% de humedad, el sudor profundo, la carga de la  mochila y la botella de agua.

Tepuis cortados a pico, vigilando desde la altura.

 

A la llegada al campamento en isla Ratón, nuestro piloto reparando la hélice .

 

EL piloto reparando la hélice deteriorada. en el campamento Isla Ratón