Archivo de la etiqueta: Jesús García Moreno

NO-RESCATE-ESPANA--644x362

JESÚS GARCÍA MORENO. RADIOGRAFÍA DE UNA PÉSIMA ACTUACIÓN POLÍTICA

La situación creada es del todo inverosímil. No aporta ningún motivo para la esperanza, solo vagas promesas adobadas con servilismos ultramontanos  carentes de personalidad.

De estas  reacciones, adobadas por dudas y contradicciones, se desprende una desorientación, un desconocimiento de las medidas necesarias para solventar medianamente la situación. Ante la incertidumbre han tirado por el camino de la derecha.

¿Quién va dar trabajo ante una situación de recesión? ¿Qué empresario se va a arriesgar a regalar parte de su beneficio a un trabajador en una coyuntura tan negativa  como la presente?

Primero que le den la posibilidad de tirar por la borda  el lastre que supone el tener que indemnizar  exageradamente a los trabajadores fijos, ante situaciones de caída de beneficio y mucho más en casos de pérdidas reales. Después, cuando la calma haya alcanzado nuestros lares, ya pensaremos en ir contratando, para eso necesitamos la flexibilización y simplificación  del enmarañado sistema de relaciones laborales español, desde luego esas contrataciones han de basarse en un entente de diferente concepción e aras de evitar problemas como el actual, despidos carísimos e imposibilidad de manipular las relaciones laborales, salarios, jornada etc.  En cada empresa. Entonces estaremos preparados para afrontar el nivel de beneficios desde una posición favorable.

La situación busca que el coste laboral no sea una parte desalentadora para la creación de empresas y de empleo.

La idea de que el trabajo es una parte fundamental en un negocio, generadora de beneficio, se tergiversa en la mentalidad de algunos empresarios al creer que el salario de los trabajadores merma su propio beneficio.

La pregunta, para un mercado en el que el 85% de las empresas tiene menos de 50 trabajadores, es ¿Por qué se montan negocios que no son capaces de mantener una viabilidad económica suficiente para su pervivencia?¿ Por qué no se crean organismos, si es que ya no los hay, que ofrezcan la posibilidad de orientar a los emprendedores, más allá de su propia intuición oportunista, sobre la viabilidad del tipo de actividad industrial o de comercio a la que debieran orientar sus esfuerzos para afrontar un futuro con alguna garantía de éxito?  La Cepyme, las Cámaras de Comercio, el Gobierno de turno, debieran dedicar  parte los recursos destinados a la formación, consejo y orientación, en el momento del planteamiento y en las situaciones de crisis individual o colectiva, condicionando cualquier ayuda a la aceptación de las directrices aportadas por los organismos.

Es evidente que ante una situación de crisis profunda, las ayudas  y la formación no eviten la quiebra en todas las Pymes, pero probablemente,  habrá empresarios que  sintiéndose  apoyados luchen, en colaboración con sus trabajadores, para tratar de salir juntos de la situación de pérdidas. El trabajador  sabe apreciar la cualidad del empresario cuando esté es el primero en compartir la situación siendo honrado y haciendo participar a sus empleados en la toma de decisiones para paliar la situación.

Al igual que se reclama a manos llenas la formación del trabajador, es urgente la formación de empresarios. Empresarios que no piensen, ante la caída de beneficios o pérdidas coyunturales, en recurrir al despido de sus trabajadores, o la  presión para introducirlos en una situación en la que se vean abocados a  aceptar  menos salario y mayor jornada laboral, cuando no una situación irregular.

Esta situación es peligrosamente delicada, dado que en España el 85 % de las empresas tienen menos de 50 trabajadores y constituyen el grueso de la masa empleada, y cualquier oscilación de empleo en la misma produce un  alarmante incremento del número de parados.

En el Estado español hay registrada hasta Septiembre de  2012 una cifra de 4.705.279  parados, distribuidos distribuidos por edades y sexos

 

 

El porcentaje del  nivel de paro en el sector Servicios representa el  52,7 % del total. Estas empresas están orientadas al consumo interno, del que dependen para la supervivencia del negocio. El consumo interno depende de la capacidad adquisitiva de la masa trabajadora y aquí se establece el  círculo infernal: mayor número de parados menos consumo, y no solo por los parados sino por los trabajadores que temen poder perder su puesto y reducen gastos.

 

 

 

Como es de dominio público el sector exterior está registrando incrementos en ventas, y reducción de importaciones, incluido el petróleo. Apoyado por la disminución cambiaria del € respecto de otras monedas fuertes: Dólar, Yen, Libra, Yuan, Real, Rupia, etc., aunque durante el tercer trimestre del 2012 ha iniciado un camino de reforzamiento que acabará perjudicando a las exportaciones al presentar un encarecimiento de los productos de la UE, frente a a los de  EEUU.

Estos datos ilustran por si solos, para quien quiera verlos, que la sangría del paro, a excepción del sector de la construcción, solo va a recibir una fuerte reducción en cuanto se restablezca la capacidad adquisitiva de los trabajadores y estos pierdan el temor a quedarse sin empleo, o a que el trabajo conseguido adolezca de falta de seguridad, y continúe retrayendo el gasto.

La chinatización que se está pretendiendo colar en la sociedad española, en estos momentos está ya siendo superada hasta en China, cuyas autoridades, resentidas en el nivel de crecimiento por los vaivenes de los mercados tradicionales; EEUU y Europa, han decidido volver su interés al desarrollo del consumo interno, y la capacidad de consumo de un mercado de 1.300 millones de personas puede representar un poderoso aliado al crecimiento.

Solo en Europa persisten los conceptos ultra-neoliberales para tratar de vencer la penosa situación económica, a pesar de ejemplos como el de la economía griega intervenida ya va para dos años, a punto de volver a ser rescatada, ocupada, tutelada y si no se deja expulsada del club de los ”poderosos”, o como el de Islandia, país del que nadie habla, como si hubiera sido absorbido por un maremoto, y que a través de las pocas noticias que nos llegan, parece que está empezando a salir de la crisis, o con situaciones contradictorias que sorprenden al Ministro de Hacienda, cuando tras tomar medidas drásticas para rebajar el nivel de gasto, para contentar a Alemania y a los mercados, llegan las agencias de calificación y nos bajan el ratio por que afirman que al aplicar estas medidas tan restrictivas no seremos capaces de crecer y por lo tanto de alcanzar los niveles de solvencia previstos…

 

Así las cosas, la solución aportada  ha sido ofrecer una prima extra a los empresarios en forma de beneficio añadido a sus negocios, que no podrán ver incrementada su actividad comercial durante este año y parte del 2013, a obtener, por el  abaratamiento del despido  de los trabajadores que aún les queden en activo y por la incorporación, cuando llegue el momento,  de otros con un nivel de salario ruinoso, con el que posiblemente sus empresas obtendrán baja productividad y mala calidad, por desmotivación del personal empleado, y,  con la nueva Ley, nuevo motivo de despido, esta vez sin indemnización.

Aunque lo pretendan, lo sueñen, lo quieran imponer  nunca podremos ser como China o la India, nuestro sistema empresarial  mayoritario no está orientado a la exportación masiva, sino al consumo interno del que forma parte importante el turismo, el propio y el de la UE. No creo que por mucho que logren abaratar el despido y los salarios, este mercado vaya a resultar atractivo para la instalación de industrias punteras, nunca desde dentro del Euro podremos competir con los mercados emergentes.

Cuanto antes rectifiquen, cuanto antes maduren y se olviden de actitudes serviles para con los poderosos antes podremos iniciar un camino en el cuenten so solo los intereses del capital especulativo, sino los de cada uno de los habitantes de este Estado, que pretendemos nuestro por encima de ideologías e intereses económicos  espurios.

 

Por Jesús García

Fuentes: Instituto Nacional de Estadística

657px-Agustin_Garcia_Calvo

MONOGRAFÍA SOBRE AGUSTÍN GARCÍA CALVO

MONOGRAFÍA SOBRE AGUSTÍN GARCÍA CALVO

 POR JESÚS GARCÍA MORENO

 

 

Fuente de información Wikipedia.- Realizó estudios de Filología Clásica en la Universidad de Salamanca, donde estudió con la primera promoción de alumnos del maestro de la filología clásica española, Antonio Tovar. Se doctoró en Madrid a los 22 años con una tesis titulada Prosodia y métrica antiguas. En 1951 ejerció como profesor catedrático de instituto.1En 1953 ocupó una cátedra de lenguas clásicas en Sevilla y en 1964 en Madrid, en la Universidad Complutense (UCM), hasta que la dictadura franquista lo separó de la cátedra madrileña en 1965 junto a Enrique Tierno GalvánJosé Luis López-Aranguren y Santiago Montero Díaz por prestar su apoyo a las protestas estudiantiles.2 José María Valverde y Antonio Tovar renunciaron a sus cátedras voluntariamente como protesta contra esta medida. A García Calvo su exilio lo llevó durante varios años a París, donde fue profesor en la Universidad de Lille y en el Collège de France. También trabajó como traductor para la editorial Ruedo Ibérico. En la capital francesa coordinó una Tertulia Política en el café La boule d’or del Barrio Latino. En 1976 fue restablecido en su cátedra, en la que permaneció hasta su jubilación en 1992. Es profesor emérito de la UCM.

Formó parte del Círculo Lingüístico de Madrid junto con Rafael Sánchez Ferlosio y Carlos Piera.

Agustín García Calvo en los Cursos de Verano de la Universidad de La Rioja

 

Como filólogo ha hecho importantes contribuciones a la lingüística, la prehistórica o indoeuropea, la grecolatina y la del espofcont (“español oficial contemporáneo”). Su teoría general sobre el lenguaje aparece desarrollada en la trilogía formada por Del lenguajeDe la construcción (Del lenguaje II) y Del aparato (Del lenguaje III) y en los artículos recopilados en el volumen Hablando de lo que habla. Estudios de lenguaje (Premio Nacional de Ensayo de 1990). En 2009 se publicó su trilogía Elementos gramaticales, concebida como libro de texto para iniciar en la gramática a adolescentes.

Sus obras más destacadas en el ámbito del pensamiento son: Lecturas presocráticasLecturas presocráticas II. Razón común. Edición crítica, ordenación, traducción y comentario de los restos del libro de HeráclitoContra el tiempoDe Dios y Contra la Realidad.

Como poeta ha publicado, entre otras: Canciones y soliloquiosMás canciones y soliloquiosDel tren (83 notas o canciones)Libro de conjurosRamo de romances y baladasSermón de ser y no serValorio 42 vecesRelato de amor o 4 canciones de amor perdido y el cínife. Es autor de varias piezas dramáticas como IsmenaRey de una horaBaraja del rey don Pedro (por la que recibió el Premio Nacional de Literatura Dramática de 1999).

También ha editado varias series de artículos y colaboraciones periodísticas que recogen diversos ataques contra aspectos de la sociedad actual, tales como Contra la FamiliaContra la ParejaContra la PazContra la Democracia, Análisis de la Sociedad del BienestarNoticias desde abajo y Que no, que no.

 

Pensamiento político

En sus obras e intervenciones, García Calvo trata de dar voz a un sentir anónimo, popular, que rechaza los manejos del Poder. Esencial a esa lucha es la denuncia de la Realidad, una idea que se presenta como reflejo fiel de «lo que hay», cuando de hecho es una construcción abstracta, en la que las cosas son reducidas por la fuerza a ideas. De ese modo se mata cuanto pueda haber en las cosas de impredecible e infinito, y resulta posible someterlas a planes, esquemas y manejos. La gente, un caso más de cosa, queda organizada de este modo en Individuos, sometidos a una doble exigencia contradictoria: cada uno tiene que ser individual, y sin embargo todos han de ser sumables en una Masa numérica. Por fortuna, esta organización deja siempre cabos sueltos: a lo que pueda quedar en la gente de ocurrencias imprevisibles, no sometidas a plan ni cálculo, se refiere García Calvo como «el pueblo».

El progreso del Poder llega a su cúspide en las sociedades democráticas, compuestas por Masas de Individuos. Dado que el plan del Progreso es introducir este sistema en todas partes, la lucha popular debe dirigirse contra la Democracia, por ser ésta el régimen que administra la muerte (dado que lo único cierto del futuro es la muerte, anticipar éste —como hace el Poder— con planes o propósitos constantes es acercar la muerte para desvivir la vida) del pueblo en las sociedades más avanzadas. La pervivencia de formas más atrasadas de dominio (como las dictaduras comunistas o las de los países musulmanes) sirve para legitimar, por comparación, la Democracia burguesa, y debe considerarse por tanto un trampantojo.

Esencial para el Poder y la Realidad es la figura de Dios; que, tras tomar muchos nombres, como el de Hombre, en su forma más moderna o progresada se presenta con el nombre de Dinero: una idea omnipresente a la que todas las cosas son reductibles (todo tiene un precio). La religión de este nuevo Dios es la Ciencia, cuya misión esencial es mantener actualizada la idea de Realidad y convencer a los Individuos de que todo está bajo control: hay conocimiento seguro de todo, o lo habrá con el tiempo. Sin embargo, la investigación de los científicos, en especial la de los físicos, en la medida en que es honesta, no deja de presentar indicios de la resistencia de las cosas a su reducción a ideas.

En la Democracia, el Estado y el Capital son dos rostros de la misma cosa. La lucha popular debe dirigirse contra ambos, sin convertirse nunca en una reivindicación (que supone reconocer legitimidad al Poder) ni una alternativa de gobierno (que no haría sino contribuir al progreso del Poder). Esta lucha no es individual (pues el Individuo, construido a imagen y semejanza del Estado, es esencialmente reaccionario y constituye el primer enemigo del pueblo), sino de la gente, de lo que quede de pueblo, por debajo de los Individuos y en contradicción con éstos.

Respecto a los nacionalismos, señala García Calvo que parten de la conversión del pueblo indefinido e inmanejable en una idea (los pueblos) manejable y sumisa al Poder.

El lenguaje tiene un papel destacado en la opresión del pueblo, pero también en su rebelión. Las palabras con significado de las lenguas configuran la Realidad, distinta para cada tribu. En la medida en que el lenguaje contribuye a crear la ilusión de que sabemos todo lo que hay y cómo llamarlo y manipularlo, constituye un arma contra el pueblo. Sin embargo, en el uso común de las palabras se producen continuamente vislumbres que apuntan a lo contrario (a que no sabemos lo que hay, ni la Realidad cubre todo lo que se da), y en ese sentido el lenguaje, que cualquiera puede usar pero que no es de nadie, es la expresión popular por excelencia.

Ejemplos concretos de la lucha contra la Realidad los podemos encontrar en el ataque al automóvil (vehículo individual por excelencia) y la defensa del tren; en la lucha contra la concepción de que “Hacienda somos todos”; o en la decisión de “escribir como se habla”, frente al uso pedante del lenguaje por parte de eruditos, funcionarios y periodistas.

 

 

Selección de poemas

 

Libre te quiero

 

 

 

Libre te quiero,
como arroyo que brinca
de peña en peña.
Pero no mía.

Grande te quiero,
como monte preñado
de primavera.
Pero no mía.

Buena te quiero,
como pan que no sabe
su masa buena.
Pero no mía.

Alta te quiero,
como chopo que al cielo
se despereza.
Pero no mía.

Blanca te quiero,
como flor de azahares
sobre la tierra.
Pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.
Agustín García Calvo
(Canciones y soliloquios, 1976)

 

 

 

Tú, cuya mano.

 

 

Tú, cuya mano me ha bañado

de un fuego transparente las espaldas,

cuyos ojos en claros naufragios hundieron

algunos principios elementales de mi alma,

tú eres mi patria.

 

Tú, que no tienes apellido,

que no sé si eres pájaro o si alcándara,

que de todos tus brazos las letras de plomo

cayéndose han ido, como si fueran nueces vanas,

tú eres mis padres

y mi patria.

 

Tú, que ni tú te acuerdas dónde

tendiste a orear las nubes blancas,

que de tantos amores que tienes confundes

el nombre de todos los días de cada semana,

tú eres mi Dios

y mis padres

y mi patria.

 

Tú, que tan dulcemente besas

que el cielo bocabajo se volcaba,

y que no se sabía de quién ya la lengua,

de quién la saliva, de puro sabrosa y templada,

tú eres mis leyes

y mi Dios

y mis padres

y mi patria.

 

Tú, que apacientas calaveras

por las praderas de la verde África

y a los rojos leones les echas de pasto

las rosas de leche de aquella luna de Sumatra,

tú eres mi ejército

y mis leyes

y mi Dios

y mis padres

y mi patria.

 

Eres mi ejército y mis leyes

y mi Dios y mis padres y mi patria,

y el ejército y Dios y las leyes y todas

los padres y patrias se creen que tú no eres nada:

que no eres nada.

 

 

Agustín García Calvo

“Canciones y soliloquios”