Archivo de la etiqueta: Batalla de Palos

Principe_Alfonso

PROLEGOMENOS DE LA BATALLA DEL CABO DE PALOS Y UN REPORTAJE DESAPROVECHADO.Por Víctor Donamaría

Principe_Alfonso

 

Días pasados leyendo (casualmente) un reportaje dominical del periódico El Mundo firmado por su ex director P.J.Ramirez con el seudónimo de “El Arponero ingenuo”, me di cuenta o constaté que mucha veces en la vida, que un artículo o reportaje esté firmado,. (una novela también puede valer,) por una pluma ilustre, no significa que su contenido sea ilustre también. Y en ocasiones no solo no es ilustre, sino que esta desaprovechado y me temo probablemente con tendenciosidad.
El articulo o reportaje de El Arponero Ingenuo, estaba dedicado a la ciudad autónoma de Melilla, ex provincia de Málaga, y cita en él varias obviedades, que leídas por los que conocemos la historia de la antigua Rusadir, nos produce una leve sonrisa de descreimiento y de pena.
Dice en el citado reportaje, que Melilla es la única ciudad de España, que tiene una placa homenaje a un político liberal fusilado cuando el levantamiento de Torrijos. Se refiere lógicamente pero obviamente también, para ello no hacía falta desplazarse a la bella ciudad africana, los problemas con los varios asaltos a las verjas que vergonzosamente impiden que los ciudadanos africanos entren en el Dorado de la Unión Europea.
Se entrevista y cita una comida con el Delegado del Gobierno en Melilla, Sr. Aberchan, de procedencia bereber, como el que esto escribe, aunque yo sea español de nacimiento pero bereber por haber nacido en la capital del Rif parte de la Berbería y por mis genes vascos (que esta es otra historia olvidada por el Arponero Ingenuo).
Dice y da a conocer a sus lectores, como se fijaron los límites de la Ciudad Autónoma cuando por el año 1715, ante un acoso del Sultán del Rif, a la ciudad, acoso fallido se llegó a un acuerdo en fijar estos límites por el radio que se lograra, con el alcance de un disparo de cañón, desde la Ciudad Antigua, hoy Melilla la Vieja, hasta el territorio que el Sultán consideraba de su mandato. Este disparo alcanzó aproximadamente 2,5 kilómetros hasta el lugar conocido hoy por Beni Enzar, frontera por donde entra en Melilla todo el contrabando que viene de Marruecos y salida natural de la ciudad fenicia, hasta las cercanas poblaciones marroquíes de Nador, Segangan, Monte Arruit, Zeluan (donde la Batalla del Desastre en 1921) Ouixan (lugar de las Minas del Rif) y un poco más alejada hasta Oujda en el rio Muluya frontera natural con Argelia.

Una anécdota curiosa, no cabe duda, pero se acaba el reportaje, en el que se menciona de pasada el fuerte llamado posteriormente Reina Victoria, desde donde se disparó el cañonazo, y no dice nada más del tétrico fuerte Reina Victoria.
Melilla, tenía entre sus títulos, el de la Adelantada, que se lo concedió Franco, porque en mi ciudad fenicia llamada Rusadir, donde estuvieron las huestes de Aníbal, el Alzamiento Nacional, como le gusta decir a los franquistas, pero en realidad golpe de Estado militar, contra un gobierno legal, el de la segunda República., el Alzamiento o Golpe se produjo UN DIA ANTES, se llevó a cabo el día 17 de Julio de 1936. No se me olvida porque en los colegios teníamos dos días seguidos de fiesta en 17 y el 18 de Julio de cada año y si se le añadía el día 16 que era la Virgen del Carmen y Melilla ciudad marinera, pues la juerga duraba tres días.
El porqué de este adelantamiento, lo desconozco, he leído a autores diferentes y unos dicen que por falta de coordinación, otros por impaciencia de los amotinados y por el peligro de que el General Romerales, republicano fiel, abortara el golpe.
Como es lógico en la lógica de los asesinos golpistas el General Romerales, fue fusilado ese mismo día por negarse a amotinarse contra el Gobierno de la república. Un Capitán le detuvo en su despacho, y ordeno el pelotón de fusilamiento a los asustados soldados.
Pero… Nuestro Arponero Ingenuo, desaprovecha o no quiere aprovechar, los sucesos que ocurrieron en el Fuerte Reina Victoria en los días del 5 al 7 de marzo de 1938.
Después de triunfar el golpe, con escasas bajas, (Melila es una ciudad en la que hay mas militares que civiles), se llevó a cabo la detención e internamiento en cárceles de diferentes significados izquierdosos de la ciudad. Y estos eran casi todos anarquistas y mayormente socialistas y algún comunista (entonces era minoría y el partido de izquierda por excelencia era el PSOE, estaban más perseguidos que los comunistas).
Estos detenidos políticos fueron internados en el fuerte Reina Victoria, que está en las afueras de la ciudad, cerca de una batería de artillería de Costa, llamada Ataque Seco y al final de un parque que se llamaba Parque Lobera, pues un tal Sr. Lobera fundó el periódico local, que se titulaba “El Telegrama del Rif”, pasando después a llamarse “El Telegrama de Melilla” cuando la independencia de Marruecos en 1958.
En el mes de Marzo de1938 y concretamente el día 6 de dicho mes, el gobierno de la republico decidió iniciar un contraataque contra los nacionales (así se autodenominaban) y eligió una batalla naval dada la superioridad teórica de la marina republicana contra los buques que se habían amotinados con el General Franco.
Fue la batalla naval más importante de la Guerra Civil, en realidad la única batalla naval importante que hubo, en esta batalla intervinieron una serie de barcos por ambos bandos y marinos ilustres y fue ganada por el bando de la Republica. No es el objeto de este trabajo describir esta batalla, lo haré más adelante en otro trabajo.
El objeto es describir como unos acontecimientos que al parecer carecían de importancia fueron desencadenando una tragedia y nuestro Arponero Ingenuo, otrora insigne hombre de letras dejó que se le escapara entre las manos como el agua que cogemos de la fuente, ni siquiera le sirvió para secarse el sudor.
Dice la leyenda, y/o la historia, que un navío republicano que pasó por las cercanías de Melilla, cuando iba camino del Cabo de Palos, para incorporarse a la batalla -mi madre cuando nos contaba de pequeño esta historia le llamó el “Jaime”, he buscado en los archivos y no encuentro este buque, yo creo que era el “Libertad” que anteriormente se llamaba Crucero Príncipe Alfonso y que en la batalla citada del cabo de Palos tuvo el acierto que le falto en el bombardeo a Melilla y acabó hundiendo al buque insignia de la Marina llamada Nacional, Crucero Baleares.
El mando del Crucero Libertad, al pasar frente a la ciudad de Melilla, sabedor, que esta ciudad pertenecía al bando rebelde, ordenó bombardear la ciudad.
Este ligero bombardeo, (mi madre y mi padre decían que no mas de cinco o seis bombas) no tuvo éxito alguno, pues unas bombas atravesaron la ciudad de Melilla cayendo en territorio de Marruecos, -ya hemos hablado del radio de 2,5 ms, y otras cayeron en las afueras de la ciudad sin causar daño alguno.-
Los presos políticos que estaban encerrados en el fuerte Reina Victoria, al oír el cañoneo, creyeron que la republica estaba desembarcando en Melilla, para liberarlos, como estaban en el patio central en las horas de paseo, su pusieron todos con el puño cerrado a cantar La Internacional.
El cañoneo acabó, el barco Libertad siguió su singladura, pero empezó la venganza.
Las autoridades del centro carcelario, la Guardia Civil, dieron cuenta al gobierno militar y este ordeno el fusilamiento de los diez presos más destacados entre los que había en el patio (unos cien) o sea los diezmaron como hacia el ejército romano con los traidores.
Fueron fusilados diez ciudadanos, la mayoría socialistas por haber votado en las elecciones del 1936 al Frente Popular. Entre ellos el Doctor Soria, que era el médico que venía a casa cuando estábamos enfermos.
Decía mi madre que este doctor Soria, era “pan bendito” pues tenía dos consultas, una en un barrio en las afuera de la ciudad donde atendía a los pobres que no podían pagar (no había Seguridad Social) y otra consulta en el centro de la ciudad donde cobrada su minuta.
Pero el Doctor Soria, era socialista, y tuvo le debilidad de cantar la Internacional, cuando estaba preso por ejercer su derecho a votar.
Le fusilaron por miedo, y por el miedo que pasaron los militares golpistas cuando creyeron que toda la marina republicana venia al asalto de la ciudad.
Este es el reportaje que el Arponero Ingenuo dejó pasar por alto, cuando estaba en el fuerte reina Victoria donde ahora, entre otros lugares, encierran a los hambrientos del mundo que quieren venir al Dorado europeo, no saben que El Dorado lo buscó un loco Lope de Aguirre y que nunca existió y sino que le pregunten al Doctor Soria.
Víctor Donamaría,  16-07-2014