Captura de pantalla 2013-01-26 a las 00.45.19

IUS MALETRACTANDI, por Pascual L. Romero

 

 

 IUS MALETRACTANDI

 

 

 

 

Este encabezamiento no es más que el principio del fin de una época. La época feudal. Su significado no es otro que “El derecho del señor a maltratar a su siervo” y no eran más que unas leyes que intentaban reforzar un sistema que se iba descomponiendo.
En el ultimo estadio del sistema feudal su capacidad económica estaba al límite por su crecimiento demográfico y por las malas cosechas, que no podían mantener de una manera equilibrada a señores y vasallos.
Otra manera de entender las relaciones sociales se abría paso, los “burgos” ó ciudades y con ello el comercio, todo ello de una manera que hoy llamaríamos microscópica.Y llego la crisis.
Llego la peste negra.
Según dicen la peste llego por Génova ó Venecia, “burgos” que comerciaban de una manera intensa con Asia. El azote de la enfermedad fue en tres oleadas durante varios intervalos de tiempo, pero sus efectos fueron tan devastadores que en algunas zonas de Europa se perdió el 60% de su población. Según cuentan las crónicas 1/3 de la población de Europa sucumbió y eso era algo que el sistema feudal no pudo digerir a no ser que se restablecieran de una forma drástica los privilegios feudales que habían regido durante tanto tiempo y que se fueron “dulcificando” en los periodos de bonanza.
Los vasallos abandonaban los campos del señor feudal, porque otro seños feudal les daba mejoras en su “vasallaje” con lo cual había una tensión entre ellos-los feudales- ó los “vasallos” abandonaban los campos para ir a los “burgos”.
Para acabar con esa “competencia desleal” entre señores feudales y evitar la fuga no ya de “cerebros”, si no de mano de obra, el poder no se le ocurrió otra cosa que retroceder por medio de las leyes a “tiempos mejores” vividos por ese sistema que aseguraban a esos “poderes facticos” su supervivencia.
¿Y qué tiene que ver “eso” con lo que nos está pasando?, pues “na”.
A no ser que las leyes que nos imponen “IUS MALETRACTANDI” sean un retroceso abismal para que un grupo de personas vivan mejor, para que otros sigan viviendo igual.
¡Ah!, en aquellos tiempos hubo muchas revueltas, aplastadas con gran violencia.
Pero de aquello que caducó- el sistema feudal, incluso con leyes que apoyaban “su sistema”- nació el Renacimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>