EL FRUTO NO ESTA MADURO, Y EL PAJARITO YA NO CANTA, por Victor Donamaría.

 

Vaya por delante la expresión de mi deseo, que en unas elecciones en cualquier país democrático, prefiero que gane la izquierda a la derecha.

Repito en cualquier país.

Y refiriéndonos a las recientemente celebradas en Venezuela, (no sé si llamarle país hermano, pues parece que no nos tienen mucha simpatía), igual. Lo que ocurre en este país tan rico en petróleo como mal repartida su riqueza, es que la derecha sabemos que es el partido del Sr. Capriles, pero ¿Sabemos si el conglomerado llamado partido bolivariano es de izquierda, o simplemente es un partido populista mas de los que hay en nuestra querida Sudamérica,? al menos para mí sí lo es (lo de querida, lo de izquierda tengo mis dudas).

No estoy seguro, creo más bien que no, sino seria inexplicable, la extrema pobreza que existe en el país venezolano, llamado por los chavistas como bolivariano, cuando este título se lo pueden atribuir muchos países del cono sur, y lo que es mas Bolívar era todo lo que se quiera decir él:

Un buen militar, un caudillo, un visionario, un héroe, un español nacido en Sudamérica que se casó en Madrid, con señorita de abolengo, y después se alzó en armas contra la ciega  y aciaga metrópoli, que no veía lo que estaba pasando en el mundo.

Todo lo que quieran Chaves, Correa, Maduro, Morales y etc. pero de ¿Izquierdas? permítanme que lo dude.

En esa estábamos, cuando sonó el bolero, las maracas, el son y el ritmo caribeño.

Chaves murió (lo lamento), que no olvidemos fue un golpista, aunque después respetó las elecciones mientras las ganaba claro es, habría que ver que hubiese pasado si las hubiese perdido, pero es lo que es,  y lo demás son pendenjadas.

Venezuela o los gerifaltes del chavismo, siguieron las consignas que en vida dio el visionario líder fallecido de cruel cáncer y atropellando la Constitucion, eligieron digitalmente (de dedo) a Maduro, cuando debió ser el Presidente del Parlamento.

Se propusieron elecciones rápidamente, se presentó Maduro, como candidato del chavismo, y utilizando todas las facilidades que el oficialismo le daba, incluso apelando vergonzosamente a la muerte de su adorado líder, e incluso en una vuelta de tuerca del realismo fantástico, que Gabriel García Márquez, hubiese firmado, utilizo el espíritu del líder muerto, que en forma de pajarito piante, le susurraba al oído.

Para rematar el esperpento, caribeño, a todos lados iba con su chándal con los colores de la patria, y un crucifijo de madera, que no creo que Rouco se hubiese atrevido a llevar en España.

Así se presento a votar, con el pajarito en el hombro, el piar de este en todos los rincones del salón de voto y su crucifijo, que besó, elevó al cielo, como un torero en la plaza brinda el toro a su amada y depositó el voto, como si dejase allí los espíritus de Bolívar y Chaves juntos.

 

En la oposición (en este rincón) el eterno líder de la derecha venezolana. El Sr. Capriles, del agrado de nuestro gobierno que no lo disimulaba, y creo que de la Unión Europea y de los EEUU. El líder conservador no le iba a la zaga al inmaduro Maduro, en esperpentos, pero la verdad lo del pajarito era inigualable, aunque su gorrita y chándal son dignos de Agatha Ruiz de la Prada.

El resultado ya lo saben, un escueto triunfo del oficialismo por 236.000 votos y 1,6% del electorado votante, que fue de un 77%, que está muy bien.

Rápidamente, el Sr. Capriles se apresuró a reclamar, un recuento “voto por voto” y a no reconocer el resultado.

El verde Maduro, en los primeros momentos, acepto un recuento, pero alguien debió decirle que ¡menos lobos! Y al grano, que hemos ganado y al enemigo ni agua.

Se redondea el esperpento al son de las timbales del Caribe, y aparece un Jefe militar que se denomina así mismo o al Ejercito como garante de la patria (ni en España ya sucede esto) y como no se acepten los resultados, a ver qué pasa, que tiene los tanques y los cohetes.

Sigue el son con las ondulantes caderas al ritmo increíble para unos pobres y faltos de imaginación europeos, y en un pis pas, se declara vencedor al representante oficial el chavismo, con su inmadurez demostrada y su pajarito al hombro, que ya no pía, y que cuando lo hace desafina de mala manera.

Para no ser menos y para dejar constancia, que primero fue el Verbo y que antes de caribeños sois medio hispanos y latinos, desde la otrora llamada madre patria, (o madrastra de Blancanieves) nuestro mal llamado gobierno, pues no gobierna res de res, dice el nieto de un poseedor de  la Laureada de San Fernando (otro día contaré esta historia) Sr. García Margallo, Ministro de Asuntos Exteriores, que habremos de esperar el resultado del recuento etc etc.

Ya tiene motivos o escusas el recientemente nombrado Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, Sr. Maduro, para arremeter contra España en su inmadurez y amenazarnos con acciones políticas, sociales y económicas ¿No nos venderán petróleo, o no nos compararan cañoneras?

¿Quién es el Sr.Minsitro de Asuntos Exteriores de España, para decir que habremos de esperar, etc.?. Es un problema de Venezuela y de la OEA y quizás de la ONU, pero no de España ni de la UE.

España y su flamante Ministro debería saber que en el abecedario de todo populista, está escrito, que en caso de dudas, arremeter contra  EEUU y si había una potencia colonizadora, pues arremeter contra ella. En este caso España. Así se tapan los problemas internos, el pueblo se les acerca, ¿Pero quien se cree España que es, querrán colonizarnos otra vez?

Y así no se explica al pueblo, porque Venezuela es la nación del mundo con más violencia, más que México, porque hay una falta de alimentos y artículos básicos, por falta de dólares, a pesar de sus inmensas riquezas de petróleo. Porque en año pasado se ha exportado un millón de barriles menos que años anteriores. Porque la inflaccion esta en un 20%.

Y aun reconociendo que en la etapa chavista ha disminuido sustancialmente la pobreza, aun se está muy lejos de erradicarla, a pesar de sus enormes riquezas.

Y finalmente ¿Alguien o algún economista ha calculado lo que le cuesta al PIB venezolano, el regalo anual que le hace a Cuba en forma de 70.000 barriles de petróleo diarios? ni el pajarito silbador ni el crucifijo de madera lo saben, o si se sabe y no se quiere saber.

¡Que no pare el son, que suenen las maracas que siga el mambo! Ya tenemos los causantes de que solo hayan obtenido 1,6% más que la derecha:

Estados Unidos y España, a la que hay que quitarle algo, de algún lado, ya veremos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>