MONÓLOGO DE UNA MUJER DESAHUCIADA. Por Jesús García Moreno

DSC03318
Pintura de Rosabel Suárez, de la Exposición dedicada a las mujeres saharauis ” Pinceladas para las madres de arena”

 

 

No te escondas debajo de la cama.

Ya no es un sitio seguro.

Dile a Paco que piense en los niños

Y que deje de mirar al balcón.

¡Tiene que haber un mañana!

No puede ser que todas nuestras ilusiones terminen

cuando los agentes de la Ley derriben la puerta,

ese señor con traje nos entregue los papeles,

y nos echen de la casa.

¡Aunque sea nos tiramos al monte, pero aquí no llora nadie!

La culpa no es nuestra, Paco.

Pagamos cuando te echaron del trabajo,

Seguimos pagando hasta que se acabó el paro.

Con fatigas y pasando hambre.

¡Pero hoy no llora nadie!

Nos castigan por pobres, las autoridades y los bancos,

sin haber robado y sin haber matado a nadie.

Estábamos engañados pensando que éramos de aquí,

pero los pobres no somos de ningún lado…

Paco, ¡levanta los ojos, mira a los guardias de frente!

Diles que no le vas a hacer daño a ese señor de traje

que se esconde tras ellos.

¡Niños, coger esos paquetes y mirar hacia adelante!

¡Todo lo que veis es vuestro…!

Y vuestra madre os lo dice… lucharemos por ello.

7 pensamientos sobre “MONÓLOGO DE UNA MUJER DESAHUCIADA. Por Jesús García Moreno”

  1. Que hermoso poema! Te molestaría si lo uso como un monólogo para audicionar para un repertorio español? La verdad muy lindo.

  2. Por pura casualidad me encontré esta grata sorpresa!, gracias Jesus por contar con mi obra para acompañar tu poema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>