OPINIÓN y ACTUALIDAD — 06/11/2013 at 00:28

LA CONQUISTA DE CHINA (2ª Parte). Por Cristófol Miró Fernández

by

 

 

Imprimir

 

 

Y estalló la rebelión…



 

 

India año 1857…Turquía, año 1908…China, años 1850, 1899 y 1911…Persia, año 1905. Todas revueltas nacionalistas contra la invasión extranjera, todas fracasadas salvo la de China el año 1911 y Turquía el año 1908. La Revuelta de los Boxers del año 1899, fue la copia exacta de la sucedida el año 1850 durante la revuelta de los Taipings, hecha por otra sociedad secreta, llamada Orden de los Puños Armoniosos Patrióticos Literarios, fue traducida por los burlescos occidentales como Boxers (boxeadores), y se levantó en armas el año 1899. Estos Boxers se lanzaron contra el mundo occidental en conjunto, arrancando vías de ferrocarril, atacando cristianos, chinos y europeos, cercando legaciones diplomáticas extranjeras y matando a 300 extranjeros.

Conviene explicar estos hechos detalladamente, los hechos que determinan el porqué de la extracción violenta de vías de tren. En la China anterior a la colonización no había ferrocarril y sí tres factores que eran interdependientes estrechamente entre sí, hasta el punto que si fallaba uno sólo de estos factores, los otros dos caían condenando a la miseria a quienes vivían de ellos…en China había el gremio de los carreteros, de los hospederos y los barqueros. En ausencia de puentes para cruzar los ríos donde no estaban construidos, los barqueros cruzaban los ríos y en sus barcas pasaban quienes querían cruzar los ríos, y mucha de esta gente eran carreteros, mercaderes, que pernoctaban en hospedajes de los caminos rurales durante sus viajes. Con la llegada del ferrocarril todo cambió. Los colonizadores construyeron puentes de hierro a través de los ríos, con lo que los barqueros se arruinaron, pero eso no fue todo…pues el ferrocarril barrió los carreteros y los arruinó, y con ellos también arruinó a los hospederos de los caminos…todos estos colectivos sociales acabaron en la miseria con la llegada de los extranjeros colonizadores a China.

En la novela “El Señor de la Guerra”, ambientada en la China del 1927, uno de sus personajes, el general chino Tang Shan-Te menciona que los chinos no odian a Cristo, odian a sus ministros…pues ante todo los europeos consideraban la religión china como la religión hindú, una larga serie de supersticiones frente a la “verdadera religión”…de ahí el ataque a los cristianos, chinos y europeos, y misioneros evangelizadores, además de ser considerados agentes del colonialismo. La muerte de 300 extranjeros y el ataque a las legaciones extranjeras pueden ser insertos dentro del capítulo anterior donde se menciona en líneas arriba la novela “El Señor de la Guerra”.

Europa y Japón derrotaron a los rebeldes chinos de los Boxers tras 55 días de revuelta y se vengaron sobre los chinos de manera brutal. La lección del 1857, con la apertura de la propia India a los nativos en administración y derecho, no fue escuchada en este caso. Se le impuso a China unas reparaciones de guerra de 330 millones de dólares, aun impagados el año 1924, mientras la dinastía Manchú se esforzó por occidentalizares, pues ellos se vieron en peligro real de caer ante los revolucionarios, pero estas medidas desesperadas fueron contraproducentes para los propios Manchúes y preparan su caída el año 1911, pues la occidentalización se hizo a costa de nuevos empréstitos a los invasores, que a su vez les tenían que pagar las reparaciones de guerra por la revuelta Bóxer, mientras el nacionalismo, el ejército imperial no ayudó a los boxers contra los occidentales, se volvió contra la ya definitivamente decadente dinastía Manchú…mientras por el sur, una vez encendida la llama de la revuelta, surgió la figura del revolucionario Sun Yat-Sen…

 

La vergüenza de los zares

 

http://www.youtube.com/watch?v=yC6J8Bf3GL8

 

Mientras en China ardía el fuego revolucionario de los Boxers, los rusos y los nipones seguían a lo suyo, en competencia por Manchuria y Corea. Japón se había occidentalizado, y necesitaba materias primas para sus fábricas, mientras su nueva flota de guerra y su nuevo ejército modernizado ansiaban demostrar su efectividad. La idea del imperialismo nipón mostrado tras el año 1925 y su expansión tras el año 1931 de su Esfera de Co-prosperidad Económica, se forjaron tras las conquistas del año 1894. Rusia no podía dejar que tal poder económico y militar estuviera cerca de ella, y menos, cerca de Vladivostok y Manchuria, por donde se construía el Transiberiano. Los ingleses se unieron a los japoneses el año 1902 tras los sucesos de Fashoda (1898) y la Guerra de los Boers (1899), lo que los convirtió en los parias de Europa, mientras recordemos la competencia anglo-rusa por Persia y Afganistán durante su expansión hacia el este de los dominios imperiales rusos…los rusos estaban demasiado cerca de los ingleses, el zar necesitaba aumentar el prestigio de la desprestigiada Rusia, y eso lo hacía peligroso para Inglaterra…si unimos la humillación de la pérdida de Manchuria por Japón el año 1895 tras su conquista el año 1894, entonces ambos aliados estaban unidos por su odio a Rusia…curioso juego político, este…los ingleses el año 1895 estaban también contra Japón pues vieron que era un aliado colonial a tener en cuenta…primero enemigo, después amigo del alma…¡lo que hace ser ambos enemigos del mismo rival!

El año 1904 la guerra ruso-japonesa estalló sin previo aviso, con el ataque japonés a Port Arthur, y ambos ejércitos enemigos enviaron tropas a Manchuria de inmediato, pero había un pequeño problema…Rusia no había culminado la construcción del Transiberiano, la culminaría el año 1906, con lo que no fue capaz de enviar tropas de tierra a luchar contra Japón, aunque si tuvieran la misma

pericia que las fuerzas navales…mejor ni pensar el resultado final…

Europa estaba en ebullición… ¡una guerra donde los hombres blancos derrotarían a los asiáticos, demostrando la supremacía racial blanca! Se reunieron una fuerza enorme de 624.000 hombres…Mukden se convirtió en un auténtico escaparate donde todos los occidentales verían como sería la próxima guerra con armamento moderno…del lado japonés, entendámonos. Y Rusia mientras tanto enviaba su flota del Báltico en un viaje bochornoso que auguraba lo que sucedería después…realmente no entiendo de que sorprendió Europa, pues la victoria japonesa estaba asegurada de antemano, conociendo las glorias que cosechó la flota rusa durante su viaje hacía Tsushima…

Veamos como fue el circo ruso: el almirante Zinovy Rozhetsvensky (1848-1909) tuvo que dar la vuelta a África, pues los ingleses les prohibieron cruzar el Canal de Suez en una muy acertada decisión por parte de Londres, porque…confundieron unos pesqueros ingleses (observen la diferencia de tamaño, imagínensela tan sólo) con la flota japonesa, con lo que recién iniciado el viaje los rusos hicieron prácticas de tiro con barcos ingleses, y se dieron cuenta del error tras haber hundido algunos…pero siguió el bochornoso viaje adelante, con más desastres en cadena: Al pasar

cerca de Gibraltar un buque de guerra ruso se enredó con un cable submarino, ni más ni menos que el cable del telégrafo que unía África y Europa…pero sin mirar que era aquel cable, el almirante ruso ordenó cortarlo…dejando África y Europa incomunicadas. La prensa recogió el accidente y la flota rusa fue el hazmerreír del mundo entero…pero ahí no acabó la cosa…el almirante ruso ordenó unas prácticas de tiro ante la costa africana que hundieron varios de sus propios buques de guerra, mientras los atolondrados rusos veían japoneses por todos lados…pues confundieron a un mercante sueco, una goleta francesa y un pesquero alemán otra vez con barcos de guerra japoneses, disparando de nuevo contra estos navíos…tras esta serie de bochornosas actuaciones el avergonzado almirante ruso se retiró a su cabina durante tres días con la excusa de fuertes dolores de cabeza…¡y Europa aún se sorprendió que la batalla de Tsushima la ganaran los japoneses! Tras la guerra la derrota la pagaron cuatro de los oficiales del horrendo almirante Rozhestvensky, pagando con sus vidas lo que tuvo que pagar él por su drástica ineptitud de mando…

La flota rusa (la desastrosa flota rusa) derrotada por Japón, las tropas terrestres, posiblemente mandadas por militares tan ineptos como Rozhestvensky, sin poder llegar a Vladivostok hasta al año siguiente, cuando se acabó el Transiberiano el año 1906, la guerra fue un gran éxito para Japón, que tuvo como rival a un imperio europeo que no le llegaba ni a la suela de los zapatos…

 

Razones que llevan a una guerra mundial

 

china 3

 

 

Los americanos hicieron acto de presencia inmediatamente en China, tras la derrota de Rusia contra Japón. Dominaban Filipinas y China era tenida como un objetivo económico por la potencia norteamericana, así pues, China que seguir siendo independiente, teóricamente, de cualquier poder europeo o asiático, tenía que seguir siendo un mercado libre. Theodore Rossevelt, el irascible héroe del monte San Juan (foto superior), que estaba creando un imperio para los norteamericanos, se ofreció de mediador y en New Hampshire, el año 1905, se firmó el tratado de Portsmouth, por el que Japón conseguía el dominio de la península de Liaotung y la posesión de Port Arthur, en Manchuria, aunque de modo obvio y para seguir en la tónica general de Europa hacia China, que no era tenida en cuenta ni para firmar tratados que concernían a tierras que le pertenecían, no fue anexionada a Japón hasta el año 1910. El Japón también recibía la mitad de la isla de Sajalin de parte de Rusia, y Rusia recuperó lo perdido ante Japón en el tratado de Porstmouth el año 1945, tras la Segunda Guerra Mundial.

La guerra ruso-japonesa fue el colofón final a las luchas entre estados desarrollados por la posesión de tierras en estados “atrasados”, según baremos europeos, desde luego…y tuvo una importancia extraordinaria por varias razones, la primera de todas fue que por primera vez tras Adua (1896), un pueblo no blanco derrotaba a un pueblo de gente de piel blanca, y estas gentes asiáticas habían demostrado que podían jugar al juego de los europeos como ellos si les enseñaban a jugar…en esencia, que de atrasados no tenían absolutamente nada.

La guerra del 1905 hizo que Rusia viviera un terremoto político y social, y sus ondas sísmicas llevaron a la Primera Guerra Mundial el año 1914, junto con otras muchas razones donde el colonialismo europeo jugó un papel muy importante. El gobierno zarista quedó en ridículo ante su propio pueblo, cosa que desencadenó la Revolución del 1905, con la célebre masacre del Domingo Sangriento, donde una pacífica muchedumbre de obreros que pedían mejores condiciones de vida al zar fueron recibidos con ametralladoras pesadas por los cosacos que “protegían” el palacio real de San Petersburgo de unas personas que cantaban “Dios salve al zar” para pedir su ayuda…la Revolución del 1905, junto con la revuelta de los marinos rusos por tener que comer carne podrida, preparó el camino hacia la Revolución Rusa del 1917, uniendo los enemigos del zar con el pueblo traicionado, mientras el zar creaba un símil de organismo democrático llamado Duma el año 1906 para calmar al pueblo furioso…pero al mismo tiempo tenía que demostrar al mundo que Rusia era una gran potencia, todavía, y con ese objetivo se giró hacia los eslavos de Serbia, que formaban parte del Imperio Austro-Húngaro, provocando una tensión creciente entre Alemania y Francia, que ya estaban lo suficientemente tensas desde Sedán (1870) por la posesión de Alsacia y Lorena…en fin, que la guerra ruso-japonesa de 1905 aun hizo subir más la tensión en una Europa ya en tensión por las colonias entre Francia, Inglaterra y Alemania y fue uno de los grandes factores que hicieron que la Primera Guerra Mundial estallara el año 1914.

¿Y en Asia, qué pasó? Los europeos habían demostrado no ser invencibles, la batalla de Tsushima había sido una prueba concluyente de este hecho, y la tensión nacionalista en las colonias creció, con lo que la revuelta de China del 1911, la revuelta de los Jóvenes Turcos en Turquía en 1908 y la revuelta persa de este mismo año 1905 deben ponerse en relación directa con la derrota rusa contra el Japón (no olvidemos para empezar que en Persia estaba establecida una esfera de influencia rusa y otra inglesa). Y los nacionalismos por todas las colonias hicieron rápidos avances, deseaban occidentalizares, adquirir tecnología occidental, armas occidentales, deseaban ser como Japón…y Europa lo comprendió y estableció un indio en el Consejo del Virrey el año 1909, mientras en las Indias, los holandeses crearon un Consejo del Pueblo el año 1916 para incluir en él a miembros nativos, mientras con estas concesiones consiguieron no conseguir el apoyo de los asiáticos, sino que el nacionalismo se extendiera todavía con más fuerza…Europa estaba a punto de perder su poder como potencia considerada invencible por sus súbditos colonizados, y perdido el miedo a Europa por estas gentes, su dominio sobre ellos no podía ya ser considerado como algo incuestionable.

Y esta es la crónica de la serie de humillaciones que padeció China desde las guerras del té con Inglaterra hasta la batalla de Tsushima, batalla que paradójicamente sirvió para levantar a China en un solo cuerpo contra Europa el año 1911…un ciclo se cerraba, el ciclo de la Europa colonialista sin rival alguno en los países “atrasados”, un ciclo que demostraba que si aquellos súbditos imitaban a unos japoneses dominados por los europeos también ellos podrían liberarse a de su dominio…y este ciclo abría además las puertas hacia la Primera Guerra Mundial…

Nota.- Para más información se puede ver: http://www.youtube.com/watch?v=FUx0nqE8hnE

Autor: Cristóbal Miró Fernández

 

Fecha: sábado, 19 de octubre del 2013.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Login

Contraseña perdida?