Archivos de la categoría 5 – CONTEMPORÁNEA

Fráncfort, Alemania, 9 de septiembre del año 1896. Por Cristófol Miró Fernández

1

Fue este lejano día y en el Fráncfort de fines del siglo XIX, cuando el cirujano alemán Ludwig Rehn

(1849-1930) suturó una herida en el ventrículo derecho a un joven jardinero que había padecido un apuñalamiento. Era la primera vez que alguien se atrevía a romper los tabúes ancestrales de la medicina y operó por primera vez un corazón humano con éxito.

 Mitos anacrónicos

2

Gabriele Falloppio (1523-1562) (imagen superior) , importante médico italiano, lanzó un mito sobre la mortalidad del corazón que siguió vivo durante los siguientes tres siglos. Una frase latina dicha por el mismo rezaba :”Vulnerato corde homo vivere non potest” (“Herido el corazón, un hombre no puede vivir”), y esa frase siguió viva durante trescientos años.

El corazón se convirtió en una zona tabú del cuerpo humano, hasta fines del siglo XIX. Ilustres cirujanos habían operado todo el cuerpo humano de arriba a abajo a lo largo de la historia, pero eran reacios a tocar el corazón humano siguiendo las ideas de Falopio.

3

De hecho, Theodor Billroth (1829-1894) (foto superior), el padre de la cirugía plástica, condenaba al ostracismo a quien operara, u osara intentarlo, el corazón humano en los siguientes términos: “El cirujano que intente la sutura cardíaca deberá perder el respeto de sus colegas”.

4

Y el mito se deshizo en un latido

 

El doctor Ludwig Rehn (foto superior) osó romper ese mito, arriesgando su carrera médica y prestigio y la vida herida de una paciente que estaba herido de una puñalada en su corazón intocable por la cirugía. Este mismo mito de Falopio era una ruptura directa del Juramento Hipocrático, por otra parte, pues un enfermo del corazón estaba condenado a morir de su enfermedad sin que nadie lo tratara de su dolencia.

El día 9 de septiembre del año 1896 llegó un joven jardinero herido de una puñalada en el corazón a las manos del doctor Rehn…y este doctor se puso manos a la obra para salvarle la vida.

La herida era en el ventrículo derecho, y tras tantear manualmente el corazón del herido, tomó una aguja gastrointestinal con hilo de seda y esperó a una fase diastólica del corazón, cuando el ventrículo derecho quedaba al descubierto, y la pasó por la herida.

Rehn escribió tras la operación: “El corazón se detuvo en un momento en la diástole. Era muy inquietante ver cómo el corazón hacía una pausa en la diástole con cada paso de la aguja”. Pero tras estos inquietantes momentos, el pulso se hizo más fuerte y la operación se completó con éxito. Tras aquel éxito que desafiaba el mito renacentista el desarrollo de la cirugía torácica ha avanzado sin cesar durante los siguientes cien años y lo sigue haciendo cada día…

 

Autor: Cristóbal Miró Fernández

Mariano José de Larra y Antonio Machado, diferencias y similitudes. Por Cristófol Miró Fernández

 

Antonio, Larra

 

 

Mi objetivo es ante todo establecer lazos que, a pesar de las diferentes épocas en que vivieron ambos personajes históricos, los unan en su devenir vital, en la vida y en la muerte que ambos tuvieron.

A pesar de que Mariano José de Larra falleció por suicidio anunciado en un artículo suyo titulado “La Nochebuena de 1836. Yo y mi criado. Delirio filosófico” publicado en el diario El redactor general el día 26 de diciembre de 1836, llevándolo a cabo el 13 de febrero de 1837, y Don Antonio Machado falleció en Colliure el 22 de febrero del año 1939, observen ustedes que fallecen ambos casi un siglo uno tras el otro, y ambos el mismo mes y el día por muy poco tiempo. Primer punto de contacto: ambos fallecen a fines de los años treinta de los siglos en los que vivieron gran parte de su vida, siendo en el caso de Larra toda su vida, pues nació el año 1809.

Las causas de su muerte son en ambos casos políticas. Don Antonio falleció en el exilio tras la Guerra Civil Española que sacudió España entre el año 1936 y el año 1939, en lo que algunos historiadores llaman la última guerra de religión europea, viéndose a sí mismo Franco como un caudillo templario, apoyado por la poesía de José María Pemán en su obra Poema de la Bestia y el Ángel, del año 1938.

En el caso de Mariano José de Larra, su desencanto con respecto a España, que ya se vislumbra claramente en su artículo “Noche de Difuntos de 1836. Fígaro en el cementerio”, publicado en El Español, el 2 de noviembre del año 1836, lo lleva, junto al abandono de su relación, y la devolución de todas las cartas que él le había enviado, por su amante Dolores Armijo, el 13 de febrero de 1837, por el Motín de la Granja, el día 12 de agosto de 1836, durante el cual pierde la posibilidad de presentarse como diputado moderado al Congreso, lo impulsan al suicidio. En ambos casos vemos como la muerte de ambos se da en circunstancias de crisis política, social y circunstancias bélicas, pues la muerte de Larra transcurrió durante la Primera Guerra Carlina, otra guerra que se podría interpretar como religiosa, con la lucha entre liberales y conservadores, como sucedió en la Guerra Civil Española, con la lucha entre tradicionalistas y revolucionarios, como tituló su libro, dedicado a la guerra civil española y su contexto histórico europeo en la convulsa década de los años 30, Enrique Moradiellos, El Reñidero de Europa.

Otra similitud entre Larra y Machado es que Larra nació en la calle de Segovia, en el Madrid del año 1809, y Don Antonio fue catedrático de francés en Segovia, a partir del año 1919, donde conocería a Guiomar, nombre poético relacionable con el Quijote y el cambio de nombre de Aldonza Lorenzo por Dulcinea del Toboso, o Pilar de Valderrama, el año 1928, a quien escribió cartas de amor y se convirtió en su amor platónico, este correspondido, a diferencia de Dolores Armijo en el caso de Mariano José de Larra.

En relación al francés, aquí también hay muchas similitudes entre ambos personajes, como en otros muchos temas, que aún no han sido tocados en este escrito. Larra y su familia eran lo bastante afrancesados como para tener que huir con las tropas francesas ante la inevitable venganza de la población, y es obvio que en Francia Larra aprendió francés, mientras Machado era catedrático de francés, amén de otras muchas cosas memorables, como poeta e intelectual de talla.

Larra era, además de articulista, un dramaturgo y como muestra está la obra titulada “No más mostrador” escrita por él en el año 1834, y que nos lleva a una diferencia radical con Machado, ya  que consta  que Larra era un demócrata, sí, pero con sentimientos nobiliarios y que despreciaba al pueblo y lo consideraba un grupo poco menos que de salvajes incivilizados…y de hecho Larra también fue un poeta que escribió odas hasta el año 1830, lo que implica que también exploró la poesía, como Machado.

Si hablamos de artículos periodísticos, Larra es conocido como un articulista que usó no pocos nombres a lo largo de su corta vida, ya fuera Andrés Niporesas, Fígaro, el Bachiller, el Duende Satírico del día…y Machado escribió en periódicos literarios ilustrado, liberal y regeneracionista como El Sol, creado el año 1 de diciembre del año 1917 por Nicolás María de Urgoiti, un diario. Este periódico era partidario del socialismo, y propugnaba una regeneración social posterior al desastre del 98.

Y esta crítica a España es la que también se ve en toda la prosa de Larra, y también contra la realeza, en aquella parte del artículo titulado “La diligencia”, publicado en la revista El Mensajero, el 16 de abril de 1835 que dice: “No sé qué tienen las diligencias de común con Su Majestad: una empresa particular las dirige, el público las llena y las sostiene.”.

¿Qué le hubiera pasado a Don Antonio si no se hubiera ido de España? Quizá hubiera muerto en prisión, como Miguel Hernández, muerto el 28 de marzo del año 1942, fusilado como Lorca, el 19 de agosto de 1936, o si hubiera podido permanecer escondido, tarde o temprano le hubiera pasado lo que a Martín Marco, uno de los personajes de La Colmena, de Camilo José Cela, cuando al final de la novela, es perseguido para ser encarcelado por el franquismo por su simple pertenencia durante su juventud a la FUE (Federación Universitaria Escolar) mediante edicto público de busca y captura, y que según la novela “podía repetir de memoria artículos enteros de El Sol”…fue a morir a Francia, y murió exiliado pero libre, poco antes de iniciarse la Segunda Guerra Mundial el 1 de septiembre del año 1939 con la invasión de Polonia…y a través del tiempo, las similitudes y diferencias con Larra han intentado ser mostradas en este escrito.

 

Autor: Cristóbal Miró Fernández

OCTUBRE DE 1847, CRISIS EN EL IMPERIO BRITÁNICO. Por Cristófol Miró Fernández

 

 

 

1 cuadro

Europa, primera mitad del siglo XIX. Al margen de revoluciones y crisis políticas, en general la economía marchaba bien…muy bien. Las cosechas eran cuantiosas y las revoluciones de las diversas tecnologías favorecían que los costes de producción de las fábricas se abarataran notablemente al mismo tiempo que los intereses del dinero eran muy bajos…en pocas palabras, una era continuada de inventos que favorecían el desarrollo de nuevos bienes muy accesibles a su producción, ya fuera por la cantidad de cosechas que daba el sector primario o por la facilidad de comprar nueva maquinaria para producirlos…y para transportarlos a los mercados.

Año 1825: se inaugura la primera línea de ferrocarril, entre Liverpool y Manchester (ilustración superior) y un mundo que veía como numerosas maravillas fruto del ingenio de sus inventores se maravilla ante esta nueva máquina, a la que sin duda de acierto los nativos norteamericanos llamarían caballo de hierro. Y este caballo de hierro llevaría por sus vías toda esta producción de nuevos bienes de las diversas fábricas que los producían hacia nuevos mercados cada vez más lejanos y en menor tiempo, despertando el interés del gran público por su capacidad de generar riqueza.

Todo gobernante deseaba sumarse a esta lucrativa empresa que se movía a fuerza de vapor, y las inversiones en esta industria fueron de una importancia enorme en las diversas Bolsas, incluso cuando los proyectos eran simplemente eso: proyectos futuros…sin saber si se iban o no a realizar jamás. Las dos principales compañías ferroviarias eran tan poderosas en Bolsa que llegaban a pagar un 10% de intereses a sus inversores, cuadruplicando a la media del mercado.

En Gran Bretaña la euforia por invertir en empresas ferroviarias no tenía límite. Los bancos ofrecían   préstamos para las inversiones en ferrocarriles y surgían Bolsas en diversas ciudades inglesas como Glasgow, Edimburgo y Bristol para facilitar estas inversiones y su comercialización de sus acciones. Sir Robert Peel, Primer Ministro Británico, comenzó a alarmarse e intentó intervenir en los mercados para controlarlos, pero el Banco de Inglaterra le advirtió que esta decisión provocaría una gran alarma social entre la población que invertía en estas empresas ferroviarias, por lo que su intervención fue extraoficial.

 

El lucrativo camino de hierro.

 

2

En el verano del año 1845 algunas acciones de compañías ferroviarias llegaban a ofrecer beneficios del 500% y muchas de esas compañías no habían llegado a clavar un solo clavo para iniciar sus proyectos, en una reedición de la crisis de los tulipanes en la Holanda del 1637-1638, hasta el punto que algunas no tenían ni permiso para construir el ferrocarril prometido a sus inversores. Todo el mundo construía ferrocarriles, hasta el punto, quizá el más delirante de todos, de Irlanda, donde se llegaron a proyectar cien líneas férreas.

La compra de acciones escondía que lo que se compraba, al estilo tulipanes holandeses, el derecho de comprar acciones, no las acciones…y nadie tenía intención de pagar por ellas, sino al contrario, de vender los derechos antes que los precios de las mismas cayeran hasta el mismo centro de la tierra. Estos especuladores se llamaron railway stag (venados ferroviarios) y sabían que estaban engañando a la gente…hasta el punto que la gente llegaba a comprar derechos de acciones que nunca llegaron a existir.

Para más inri, había administradores pluriempleados que trabajaban en varias compañías a la vez, incluso si estas mismas compañías para las que trabajaban eran rivales, y estos administradores además amañaban las cuentas de manera descarada y lanzaban informaciones falsas al público…y si esto fuera poco, el gobierno y el clero estaban metidos hasta el cuello. El junio del 1845, el Parlamento inglés emitió un informe donde detallaba los nombres de 20.000 especuladores que habían suscrito acciones ferroviarias por valor de 2.000 libras cada una y entre los cuales figuraban…157 parlamentarios y 257 clérigos…unidos a una gran cantidad de gente de clase media y baja que usaban la excusa de que los miembros del gobierno y el clero lo hacían para sumarse ellos al negocio suculento de esta estafa a gran escala y que toda la sociedad conocía…ellos habían servido de ejemplo, y si el gobierno y el clero no eran castigados…

Un caso extremo de este tipo de gentes fueron unos hermanos que suscribieron 37.500 libras en acciones, siendo ellos hijos de una limpiadora que ganaba una guinea por semana (lo que serían una libra y veinte chelines)…

 

Y se acabó el negocio…

 

3

 

En octubre de 1847, el precio de las acciones empezó a bajar…y empezaron los suicidios. El día 14 de este mes Ellyot Bayswater se suicidó en Hyde Park y rebuscando en sus bolsillos se encontraron con documentos que hablaban de acciones, o derechos de acciones, de compañías de toda Inglaterra. Había que hacer algo, y rápido.

El 17 de octubre el Banco de Inglaterra decidió elevar las tasas de interés hasta el 3%…y la población se alarmó, sin ayuda de Sir Robert Peel (fotografía superior). La subida de tasas de interés provocó la ruina de muchos inversores endeudados y se extendió el pánico…todos corrían a vender las acciones compradas para no acabar completamente arruinados…pero lo peor aún no había llegado.

Empezaron a quebrar bancos, el primero el día 18 de octubre, el Royal Bank of Liverpool, y los banqueros acudieron en masa a Downing Street el día 23 de octubre para pedir, mejor sería decir exigir, que el gobierno les permitiera acceder a créditos del Banco de Inglaterra para salvar sus entidades.

Consumado el desastre, la prensa escribió que había sido un grave error dejar en manos de empresas privadas un proyecto nacional como eran los ferrocarriles, que “Si el Estado hubiera abordado los costes desde el principio, no sólo se habría efectuado más cómoda y económicamente para el país, sino que hubiera generado mayores ingresos”.

Pero no fue tampoco el final de la pesadilla. La Bolsa se había hundido, y a este hecho le siguió una prolongada crisis financiera…mientras los proyectos seguían adelante, pero ante la bancarrota de las compañías por falta de inversores, la deuda se disparó…y los gastos tuvieron que ser sufragados en muchos casos por los grandes propietarios de acciones, lo que ocasionó que perdieran gran parte de su riqueza…lo que a su vez influyó en la economía…

 

El hombre es el único animal que tropieza…todas las veces que hagan falta con la misma piedra…aún y sabiendo el lugar del camino en el que se encuentra.

 

4

 

No se aprendió del error inglés, y en lugares como España el error se repitió con notable entusiasmo. Entre 1856 y 1866 se pusieron en marcha 4.300 kilómetros de vías férreas frente a los apenas 440 hasta el año 1855. El modo de financiar estas obras fue similar al que se usó con las inmobiliarias en la primera mitad del siglo XXI y que llevó a la crisis que padecemos desde el año 2008. E igual que en Inglaterra surgieron más de cincuenta casas de créditos entre 1860 y 1864 para financiar estos proyectos…

¿Cómo se conseguía el dinero? Mediante prestamistas europeos, uno de los cuales, el banco de crédito Overend, Gurney and Co., entró en bancarrota el año 1866, lanzando a Europa a una crisis financiera el año 1867 (Crisis de Luxemburgo)…teniendo seguramente algo que ver con la caída de la monarquía borbónica de Isabel II de España (fotografía superior) el año 1868…no olvidemos, y este factor no fue comentado antes en este trabajo, que en Europa estalló la Primavera de los Pueblos el año 1848, y que en París, la revolución que el mes de febrero de ese mismo año 1848 derribó a Luis Felipe de Orleans y su ministro Guizot y estableció una fallida república que posibilitó que Napoleón III llegara al poder como emperador el 2 de diciembre del año 1852, los obreros vivían una desesperada situación económica con una altísima tasa de paro…justamente cuando en Inglaterra había estallado la burbuja del ferrocarril por los aires el 23 de octubre del año anterior…curiosa relación de hechos, sin lugar a dudas…y ambos contemporáneos.

 

Autor: Cristóbal Miró Fernández

EL ASESINATO DE GANDHI. Por Cristófol Miró Fernández

30 de enero del 1948, Nueva Delhi, la India

1

“Declaro aquí, ante los hombres y ante Dios, que al poner fin a la vida de Gandhi he eliminado a alguien que era una maldición para la India” declaró Nathuram Godse (fotografía superior) en el juicio que lo condenó a muerte por ahorcamiento, junto a Narayan Apte, mientras a seis de los otros conspiradores de los condenó a cadena perpetua y otros tres quedaron libres, el 15 de noviembre del año 1949, ante las peticiones de los hijos de Gandhi para que les perdonaran la vida.

¿Quién mató a Gandhi? Se habla de que el auténtico instigador de su asesinato fue el presidente del partido Mahasabha, Vinayak Damodar, que quedó libre por falta de pruebas.

 

Mahatma Gandhi

 

2

 

Así fue llamado por el poeta indio Rabindranath Tagore, Mahatma (Gran Alma), un título muy parecido al de Messiah (Salvador), y como a Jesucristo, le desagradaba que lo tuvieran tan en alto, y él mismo pedía que lo llamaran Gandhi…pero como Jesucristo, que fue llamado Messiah, Gandhi fue llamado Mahatma por sus seguidores le gustase o no este dignísimo apelativo que implicaba sabiduría para el portador…y la sabiduría implica humildad.

Churchill se conformaba con llamarlo “faquir medio desnudo”, insultándolo…

Mohandas Karamchad Gandhi, nacido el 2 de octubre del año 1869 en la ciudad costera de Porbandar, era hijo de un gobernador local de familia brahmin. Casó con su prima de 13 años, de la misma edad que él, y estaban profundamente enamorados (Gandhi y su esposa Kasturbai, el año 1902, fotografía doble superior)…hasta el punto que abandonó a su padre moribundo para hacer el amor con su esposa. Al regresar, su padre había fallecido, y el joven Gandhi quedó tan traumatizado que dedicó su vida entera a luchar contra la costumbre de casar a niños de corta edad.

Este rasgo del joven Gandhi, el de la bondad que profesaba hacia sus semejantes, ya se vio clara en este episodio vital suyo, y conforme a sus sentimientos era una seguidor de la doctrina jain, que creía en la no violencia contra cualquier forma de vida, ya fueran plantas o animales, fuego o viento. “Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida mientras hace daño en otro”, decía continuamente.

 

Rebelde eterno

 

 

3

Gandhi (fotografía de su juventud arriba) no fue buen estudiante, por lo que su familia determinó enviarlo a Londres el año 1888, cuando ya era padre de un bebé a los 19 años de edad. En Londres permaneció tres años y descubrió Oriente a través de Occidente, una revelación que guiaría toda su vida futura. Conoció a Tolstoi, a   los teósofos y a los principales teóricos del cristianismo, religión por la que se sentiría fuertemente atraído, al mismo tiempo que estudiaba Derecho. Todos sus estudios y nuevos conocimientos desembocaron en una idea conjunta: la lucha pacífica contra las injusticias. Una frase suya lo describe: “Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio”.

El año 1919, y ya abogado, volvió a la India y se convirtió en líder de un movimiento independentista hindú, para cuyo objetivo proclamó una campaña de desobediencia civil pacífica semejante a las que ya había organizado en Johannesburgo, Sudáfrica, y que lo hicieron mundialmente famoso. Animaba a practicar, y practicaba él mismo huelgas de hambre y largos ayunos, a ocupar pacíficamente fábricas y a no utilizar los servicios públicos pagados por los británicos, entre otras muchas cosas.

Los ingleses respondieron con la violencia, llevando a cabo asesinatos, detenciones, encarcelamientos, que alcanzaron al propio Gandhi en varias ocasiones, la última en el año 1942, siendo ya anciano. Pero él nunca desfalleció, y nunca permitió que la violencia fuera usada por sus seguidores, ya que “la violencia es el miedo a los ideales de los demás”…

 

Una sociedad partida en dos…y un hombre que sacrificó su vida intentando unirla de nuevo.

 

 

La determinación y las acciones reivindicativas de Gandhi le valieron el respeto y la admiración general de la población india, que lo convirtió en su guía espiritual. Similar al recibimiento dado a Jesucristo en su entrada a Jerusalén cuando fue recibido con ramas de olivo por la población que lo admiraba y que en la religión cristiana se celebra durante la Semana Santa en el Domingo de Ramos, Gandhi era recibido entre la alegría de la población local y por los caminos que transitaba la población humilde plantaba ramas verdes como signo de alegría…un hombre que, como Jesucristo, vestía humildemente con un simple sari de algodón tejido a mano y caminaba apoyado en un bastón…¡para ser un nuevo Jesucristo sólo le faltaba el pollino y los Doce Apóstoles!

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial Inglaterra cedió y la India ganó su independencia política…pero este hecho acabó desembocando en un conflicto interno intestino entre musulmanes e hindúes. El líder de la Liga Islámica, Muhammad Ali Jinnah deseaba la secesión del Pakistán (Tierra de los Puros) musulmán de la India hinduista.

Gandhi vio ese movimiento interno secesionista como una traición a sus ideales pacíficos y como la antigua lucha, que el mismo odio a los ingleses colonizadores compartido entre musulmanes e hindúes, entre población musulmana y hinduista resurgía de nuevo, desatando una guerra civil intestina que nunca había muerto y siempre había estado latente entre ambas comunidades.

Gandhi intentó por todos los medios que pudo apaciguar los ánimos y transitó una y otra vez caminos bañados en sangre, pero al contrario de lo que deseaba, su intento de conseguir la paz sólo consiguió aumentar el odio de los extremistas de ambas confesiones religiosas hacia su persona…hasta el punto de intentar asesinarlo dos veces, ambas fallidas…pero a la tercera, ya se sabe, va la vencida…y aquí se confirmó trágicamente la validez del conocido refrán castellano.

Gandhi estaba decidido a salvar a la India, como dijo: “Hoy todos hemos perdido el juicio, nos hemos vuelto estúpidos. No son solo los sijs los que se han vuelto locos, ni solo los hindúes o los musulmanes…India se encuentra hoy en la situación del rey elefante (que se desploma). Yo quiero salvarla si puedo”…y encontró su muerte tratando de salvar a su nación natal.

El día 30 de enero del año 1948 se fraguó un nuevo complot para asesinarlo, el tercero…y por desgracia el que tuvo éxito. Bapu (padre), como era llamado por su gente, vivió un día tranquilo. Al atardecer decidió realizar un rezo comunitario en una plaza cercana a su casa en Nueva Delhi, y marchó al lugar donde le esperaba una muchedumbre de 500 personas reunida para orar con él.

El asesino estaba entre la muchedumbre y como mucha otra gente se acercó al Mahatma con las manos juntas en actitud orante…y en cuanto estuvo frente a Gandhi le disparó tres balas en el pecho a quemarropa. Él mismo lo recordaba con estas palabras: “Con la pistola en la mano derecha, junté las manos y dije: ¡Namasté! (saludos). Aparté con la mano izquierda a la joven que se encontraba en mi punto de mira. Los disparos salieron solos. Nunca he sabido si disparé dos o tres veces. Mantuve el brazo levantado, sosteniendo la pistola firmemente, y me puse a gritar: “Policía, policía”. Quería que todo el mundo supiese que mi acto era premeditado, deliberado, y que no lo había cometido bajo la influencia de la pasión”. Las últimas palabras de Gandhi fueron: “Hey, Rama” (Oh, Dios mío)…y nació una leyenda en aquel mismo momento.

La reacción popular fue desconsolada. Se suspendieron fiestas y música y la gente lloró por el hombre sabio y justo que acababa de morir. Su cadáver fue lavado y envuelto en un sudario, mientras se esparcían pétalos de rosa sobre su cuerpo. La comitiva funeraria se compuso de un millón de personas, cantando himnos y musitando oraciones…y entonces un grito resonó que decía: “¡El mahatma Gandhi se ha hecho inmortal!”…y no era más que la pura verdad, pues se había sacrificado por la India…en una nueva versión actualizada de la muerte de Jesucristo acaecida milenios antes en Jerusalén.

Albert Einstein dijo al enterarse de su muerte: “Quizá las generaciones venideras duden alguna vez de que un hombre semejante fuese una realidad de carne y hueso en este mundo”…y ciertamente, hay quien cree que Gandhi no existió jamás, que fue pura leyenda…

 

Autor: Cristóbal Miró Fernández

 

ANCIANOS DEL MUNDO !UNÍOS! EL FUTURO ES NUESTRO (1ª Parte) Por Víctor Donamaría

PROLOGO.-  Este articulo, se publica en el apartado de Historia, pero es la primera parte de un artículo sobre economía, el cual versará sobre la importancia que las personas mayores tienen y tendrán en la economía actual. La segunda parte se publicará en Economía, pues versará sobre este tema.

Dicen las crónicas antiguas, que en ciertos grupos étnicos, el poder de decisión en los temas importantes, los consultaba el jefe de la tribu al consejo de ancianos.

Voy a poner tres ejemplos de la historiografía moderna, en los que la decisión vital para unos pobladores del mundo, las consultaron a los Ancianos y siguieron sus consejos a rajatabla, con éxito variado, pero la decisión era de las personas mayores.

Cuentan que los pobladores de una pequeña isla del Caribe (entonces no se llamaba así) vieron asombrados a través de las ramas, unas enormes barcazas con unas velas grandes de las que salían unos dioses barbudos vestidos con trajes que brillaban al sol, vieron que en una barca más pequeña que la de las enormes velas, se acercaron hasta la orilla de la playa, vieron, que se bajaron estos dioses barbudos con sus trajes refulgentes, se arrodillaban, sacaban sus largos cuchillos, lo hincaban en tierra y arrodillados miraban al cielo.

No sabían qué hacer, si echar a correr entre la maleza o empezar a tirar dardos con sus arcos a estos dioses barbudos.

Hicieron lo primero, fueron a todo correr a su tribu, buscaron la cabaña de los A ancianos, le contaron lo que vieron y los ancianos decidieron que habían de acoger amistosamente a estos dioses que venían de otros grandes lagos, según las profecías, habían llegado los nuevos dioses. Lo que pasó después ya lo saben, pero la toma de decisión fue consultada a los Ancianos.

Pasaron muchas lunas, cerca de cuatrocientos años con sus lunas correspondientes, y en otra parte de ese enorme continente, los americanos nativos, ante la invasión del “hombre blanco” de las tierras que el Gran Padre Blanco de Washington, les había prometido, para que llevases su vida, y sus costumbres, donde abundaban  los bisontes.

Los hombres blancos no respetaron los acuerdos, y el ejército de Cuchillos Largos, les ayudaba en su constante peregrinar ante el descubrimiento de oro en las Colinas Negras (Black Hills).

El Hombre medicina de los Sioux, Totanka Yotanka (Toro Sentado), consultó al Consejo de ancianos, estos le autorizaron para que hiciese una llamada a todas las tribus de Gran Llanura, (Cheyenne, arapahoes y el resto de los Lakota o Sioux), solo le pusieron una condición, que el hombre de guerra fuese Taschunka Binko (Caballo Loco). Así lo hicieron, y de toda la Gran Llanura, venían tribus y tribus con sus squash(mujeres), sus babuses (niños), sus caballos y armas e iban instalándose en un enorme campamento que dicen los exploradores del Séptimo de Caballería de los EEUU, que podría abarcar  unos tres kilómetros.

El Ejército de los EEUU, al mando del General Miles que comandaba unos tres milhombres. Decidió enviar una columna de seiscientos hombres del Séptimo de Caballería al mando del Coronel George Armstrong Custer, para que bordeando el rio Little Big Horn, se acercase al campamento y no atacase JAMAS, HASTA NUEVA ORDEN.

Este impetuoso Coronel, que fue General provisional, en la reciente Guerra Civil, era conocido por su arrojo, valentía y su carencia de seso (de hecho fue el último de su promoción en West Point, casi como el General Franco en la suya de la Academia General de Zaragoza, que fue el tercero por la cola), pero sus ascensos fueron conseguidos a base de valentía, y arrojo, y crueldad, al igual que el pequeño generalito años después en el Norte de África.

El Coronel Custer, cometió su primer error en esta campaña, dividió sus fuerzas en tras columnas, una al mando del comandante Reno con doscientos hombres, debía ir por la senda del rio Little Big Horn, otra mandada por su propio hermano Capitán Custer, que con ciento cincuenta hombres marchaba más al sur, y otra columna mandada por el mismo de 267 hombres, que se aproximaría al campamento de los sioux.

Los indios atacaron a Reno que al verse desbordado por la superioridad numérica ordenó la retirada y dicen las crónicas que en este primer envite perdió más de cien hombres.

El Coronel Custer, que nunca estuvo dispuesto a esperar las órdenes del General Miles, ordeno un ataque a fuerzas superiores, esperando la ayuda del comandante Reno, pero este no estaba para ayudar a nadie.

Custer, fue rodeado por los guerreros de Caballo Loco (Crazy Horse) y en menos de tres horas, acabaron con los doscientos sesenta y siete hombres. Dicen que los indios respetaron la vida del caballo blanco del Coronel y después de extirparle el corazón según tenían por costumbre y los genitales dada la promiscuidad del temerario Coronel, con las propias indias que cogían prisioneras, dejaron al caballo en libertad.

Esta vez, los ancianos acertaron y el ejército de los EEUU, y su famoso Séptimo de Caballería, fueron derrotados estrepitosamente, por un indio que se llamaba Caballo Loco, con los consejos sabios de otro que se llamaba Toro Sentado.

Esta derrota fue tan simbólica que después en todas las guerras que los alocados EEUU, han intervenido y que participaba el famoso séptimo de Caballería, siempre le daban a este regimiento la oportunidad de entrar en la fase más peligrosa de la batalla, al parecer como una oportunidad de resarcirse del tremendo error de su impetuoso Coronel.

Cuando los EEUU invadieron Iraq en su frenética búsqueda de armas de destrucción masiva (esta vez no era el oro de las Colinas Negras, sino el oro negro) la primera unidad que entró en Bagdad, fue el Séptimo de Caballería (ahora con tanques) y ocuparon el Aeropuerto, después de una pequeña escaramuza.

En la película Apocalipsis Now se puede apreciar la rocambolesca actuación de un enloquecido General americano con sus Helicópteros bombardeando una playa para que sus chicos hiciesen surf, este General y estos Helicópteros eran del Séptimo de Caballería. Parece que Kubrick, les hizo este pequeño “homenaje”.

 

Mohammed-Ben-Abdelkrim-El-Khattabi

 

Han pasado 45 años, y sus lunas correspondientes. En el Norte de África, en el Rif, en la Bereberia, mi patria chica, un “caid” anciano ya (“chivani”), que toda su vida la dedicó a prestar sus servicios a España, nación invasora de su tierra y que mandaba el Protectorado en la Zona Norte de Marruecos.

Este Caíd, o juez alcalde, en las kabilas rifeñas, por un escaso sueldo, llevaba el control de las tribus levantiscas del Riff, según a España le convenía. Pero…. Un día este noble anciano, decidió retirarse, y pensó desacertadamente, que España le pagaría un retiro o pensión, que le permitiese vivir decentemente hasta su cercana muerte.

Pensó desacertadamente, que España, se lo daría, después de todo España había costeado los estudios de  Magisterio en Granada de su hijo Abdelkrim el Hattabi que trabajaba en Correos de Melilla como auxiliar administrativo.

Sin encomendarse a Dios ni al diablo, cogió su pequeña burrita y se hizo los 167 kms. que separaban su kabila de Beni Urriaguel de la ciudad de Melilla, para hablar con el Gobernador de esta ciudad y máximo representante en la ciudad rifeña, del Gobierno de España.

Una vez más, este “chivani” (anciano) noble caíd de la Kabila rifeña, se equivocó, las autoridades españolas eran muy olvidadizas, eran poco más o menos como las actuales y como las que decidieron perder Cuba, por no negociar a tiempo con los independentistas cubanos (pero esta es otra historia) y no solo no le concedieron la pequeña pensión que pedía el anciano caíd, sino que ni siquiera fue recibido por el Gobernador de la región, y fue despedido del edificio del Gobierno de Melilla, de malas maneras, tirándole en medio de la calle, a escasos cien metros del edificio de Correos, donde su aplicado hijo Abdelkrim, maestro nacional, trabajaba de auxiliar administrativo y donde soñaba algún día, en presidir la Republica del Rif, unida a España, y a su moneda, para lo cual ya tenía hasta pensado el nombre, la peseta rifeña, Abdelkrim amaba apasionadamente a España, sus años de estudio en la capital nazarí de Granada habían hecho mella en sus sentimientos.

Pero Abdelkrim amaba más a su padre y aquella afrenta nunca la olvidó y creo que España tampoco y creo me atrevo a escribir que no la olvidará nunca, le costó a España la derrota más grande sufrida por el ejército español en TODA SU HISTORIA. Catorce mil hombres murieron o desaparecieron en la batalla de Annual, que duró una semana y  conocida en el Norte de África, como el Desastre.

Cuando Abdelkrim el Hatabbi, tuvo conocimiento de la ofensa infringida a su padre, dejó su puesto de auxiliar administrativo en Correos de Melilla, la antigua Rusadir de los fenicios, y a toda marcha se dirigió a la kabila de Beni Urriaguel, donde después de consultar con el Consejo de Ancianos y obtener su beneplácito, predicó la guerra santa o “yihad” contra el invasor cristiano, antes amigo de su familia y al mando de miles de rifeños que habían guardado en sus jaimas, sus “espingardas” o escopetas de un solo tiro que manejaban con una maestría, que el ejército español despreció y que ansiosos esperaban este momento de la YIHAD.

Con sus alforjas llenas de higos secos y un pellejo de agua de un litro para una semana, montados en sus ajaezados corceles, se dirigieron a Melilla para tomar esta ciudad.

A ciento ochenta kilómetros aproximadamente, el ejército español, compuesto por más de dieciocho mil hombres, al mando del general Silvestre, que azuzado por el monarca Alfonso XIII, que le llamo cobarde por dejar que los “moros” avanzasen, plantó batalla.

El E ejército español, mal motivado compuesto por jóvenes de la quinta que habían sido embarcados en los puertos de la Península casi a latigazos, mal equipados, se habla que por cada mosquetón o fusil, había tres hombres. Pero el Departamento de Intendencia creía que había armas suficientes, al menos se habían librado los pagarés oportunos ¿Dónde fueron a parar los millones de pesetas de 1921, que deberían haberse empleado en el armamento de nuestros jóvenes reclutas? Ahí mismo donde están pensando, en los Bárcenas de entonces. Se habla de que los soldados españoles iban equipados con capotes de invierno y la batalla tuvo lugar en Junio, que llevaban latas de sardinas en aceite, en medio del sol africano.

Los rifeños de Abdelkrim, solo tuvieron que ponerse detrás de una chumbera a disparar con sus espingardas, como tiro al plato.

Se dieron casos de una cobardía inmensa con actos de una heroicidad inmensa también. Los francotiradores rifeños, buscaban los uniformes de los  oficiales mandos para enviarles sus balas ”pacos”, se habla de oficiales que se quitaban la guerrera con sus estrellas y se ponían las de un soldado muerto, para eludir a los franco tiradores. Se habla así mismo de un comandante que con dieciséis hombres mantuvo una feroz resistencia ocasionando innumerables pérdidas a los rifeños. Pero las pérdidas de materiales dejadas en el campo de batalla por los soldados españoles en su huida hacia Melilla, supuso para los rifeños de Abdelkrim una gran ayuda para sus campañas posteriores. Dicen que era imposible cancelar el número de cañones, camiones, coches y tanques abandonados

El desarrollo de la batalla motivó un informe del ejército Español, que se llamo “Informe Picasso” por el general que mandaron a Annual.
Al regreso de este General Picasso, el informe se guardó en un cajón de las Cortes de España, sin  que fuese  debatido, y dicen que fue este informe el que motivó la caída de Primo de Rivera y por consiguiente años después el advenimiento de la segunda Republica.

Este informe se halló en los años de la Transición, y fue publicado en un libro de Manuel Leguineche que describe esta batalla, y que en gran parte coincide con  lo que mi madre de pequeño me contaba, pues mi madre huía de las tropas rifeñas con seis años, en el tren que la trajo a Melilla, huyendo de los “moros” como ella decía. El libro de Leguineche se llama “El Desastre” y de él y de mi madre he sacado algunos datos de este articulo, el cual pretende demostrar la importancia que para ciertas etnias, han tenido los consejos de ancianos.

En este caso acertaron, para bien de los rifeños musulmanes, pero fue una desgracia para los españoles que ocupaban el Rif muchos de ellos también rifeños, como el que esto escribe, bajo el nombre o eufemismo de Protectorado Español de Marruecos, este Protectorado duró hasta el año 1959.

ROMA, VÍA GRADOLFI, 15 DE ABRIL DE 1978, ITALIA. Por Cristófol Miró Fernández

31
Cadáver de Aldo Moro, 9 de mayo del año 1978

El 15 de abril la Brigadas Rojas condenan oficialmente a muerte a Aldo Moro. Toda Italia, el Papa Pablo VI de rodillas, piden su liberación y grandes manifestaciones populares salen a la calle para pedir su liberación, pero en vano…el 9 de mayo del año 1978 su cadáver aparece en el maletero de un R-4 rojo, aparcado entre la sede del DC y el PCI.

El año 1979 más de 1.600 integrantes de las Brigadas Rojas son detenidos y encarcelados, y se empieza a escampar que Aldo Moro en sus cartas, enviadas a sus compañeros de partido, al propio Papa Pablo VI, profesor suyo, y a su esposa, hablaba secretamente de la Operación Gladio, desvelando que las Brigadas Rojas no eran más que meros mercenarios de otros poderes fácticos superiores, como la logia masónica P2, que había maquinado durante décadas para colocar a sus hombres en el poder en Italia, o la CIA, en una operación en la que se ordenaba boicotear cualquier acercamiento a los gobiernos a la izquierda, y que podemos poner en relación al golpe de Estado de Pinochet en Chile, el 11 de septiembre del año 1973, o el asesinato de Carrero Blanco, el mismo año 1973 el día 20 de diciembre, y que incluso se podría ampliar hasta el año 1986, el 28 de febrero, con el asesinato de Olof Palme en Suecia, quien se atrevió a condenar los abusos internacionales del capitalismo y la intervención americana en Vietnam… y según la propia esposa de Aldo Moro, una conversación de éste con Henry Kissinger, secretario de Estado de los EUA, terminó con una amenaza de muerte explícita que decía “Debe abandonar esa idea de incluirlos en su gobierno (a los comunistas)…o lo pagará más caro que Salvador Allende”.

Orígenes de Aldo Moro e influencia de la política en su vida.

 

2

 

Nacido en la región de Apulia, el 23 de septiembre del año 1916, en una familia de valores

religiosos profundamente enraizados, con ambos padres de profesión maestros, Aldo Moro se vio inmerso desde muy joven en la vida política, formando parte de organizaciones juveniles, cómo por ejemplo la Federación Universitaria Católica (FUCI) y licenciándose en Derecho por la Universidad del Sagrado Corazón de Bari.

Quienes lo conocieron lo califican de honesto, íntegro y profundamente demócrata, amén de muy culto y hábil y paciente negociador. Estas bazas diversas serían factores muy positivos durante su vida política, que fue casi toda su vida desde casi su nacimiento, a fin de cuentas…

El año 1942 se afilió a la Democracia Cristiana de Alcide de Gasperi (foto superior, tomada el año 1954), y, aun siendo profesor de Derecho Penal en la universidad y no pensando seriamente en dedicarse a la política como profesión, el mundo convulso de la Europa de los años 40 lo catapultó hacia la cumbre política de su país…

Una carrera fulgurante.

 3

 

La ascensión y caída del fascismo y la II Segunda Guerra Mundial con su reguero de millones de muertos lo marcaron de por vida y lo decidieron a intentar ayudar a reconstruir políticamente a Italia según nuevos presupuestos políticos, visto lo sucedido durante la época de gobierno de Mussolini.

La política necesitaba gentes dignas y respetables, y su fama de integridad y honestidad hicieron que fuera elegido diputado de la Asamblea Constituyente en las listas de su partido, la DC, el año 1946. Ayudó a crear una nueva Constitución de la República italiana (foto superior).

A sus 30 años de edad sería reelegido diputado no pocas veces en años posteriores hasta su punto culminante el año 1963 cuando fue elegido Primer Ministro por primera vez, siendo después reelegido para el mismo cargo de 1974 a 1976, lo que indicaba un gran maestría por su parte a la hora de ejercer su cargo político, además de formar parte integral del gobierno italiano, ocupando las carteras de Justicia (por su carrera de Derecho), Educación (por ser profesor de Derecho Penal) y Relaciones Exteriores (por su talante conciliador natural y su conocimiento en leyes) en diversas legislaturas. Todo en su vida se había combinado y complementado en una combinación perfecta de carácter propio del propio Aldo Moro, de su influencia familiar democrática y religiosa y de la carrera elegida universitaria que estudió para convertirlo en una estrella política brillante en el horizonte italiano.

El Compromiso Histórico y sus múltiples adversarios.

 4


 El año 1969 Italia vio nacer un movimiento terrorista de ultraizquierda llamado Las Brigadas Rojas, de filiación marxista-leninista, que coincidió con una erupción de grupos violentos de ultraderecha…Italia estaba en crisis, y hacía falta un hombre capaz de mediar con quien fuera posible para acabar con esta orgía de violencia. A partir de 1973, estas violencias fueron en franco aumento y llovían secuestros, atentados, y muertos en similar cantidad a la triste época en que la banda terrorista ETA cometió sus felonías en todo el territorio español, contemporáneas a la de las Brigadas Rojas o el IRA en Irlanda…pero no habían conseguido hacer tambalear al gobierno italiano, todavía no…hacía falta un buen golpe de efecto…y ese golpe de efecto tenía nombre propio: Aldo Moro.

Aldo Moro se había creado muchos enemigos con su valeroso intento de acabar con esta violencia. El Compromiso Histórico era un intento de sumar a un pacto gubernamental, similar a la Petka de Edward Benesh de Checoslovaquia en la Europa de entreguerras, a todos los partidos políticos italianos, incluso al PCI…lo que inquietaba tanto a los americanos como a las Brigadas Rojas…y también a los propios miembros de la DC y el PCI. Vamos, que levantaba ampollas en toda la sociedad, pero Aldo Moro estaba decidido a intentarlo, y empezó a establecer contacto con Enrico Berlinguer (foto superior), el líder de los eurocomunistas.

Los democristianos consideraban a los comunistas italianos sinónimos de la dictadura estalinista mientras los comunistas consideraban a los democristianos como unos servidores del Estados y la Santa Sede…cierto que había mucho camino que hacer para conseguir una Petka al estilo checoslovaco en Italia…y usando las reticencias existentes entre la DC y el PCI las Brigadas Rojas dieron el golpe de efecto secuestrando a Aldo Moro…tras provocar una masacre entre sus guardaespaldas, el 16 de marzo del año 1978.

Cartas desde el zulo de la muerte.

 5

 

A las nueve de la mañana de ese día 16 de marzo del 1978, varios terroristas disfrazados de miembros de Alitalia prepararon una emboscada al coche en el que viajaba Aldo Moro. Tras asesinar a cinco de sus escoltas se lo llevaron a una casa de la Vía Gradolfi, en Roma. La Operación Fritz se había ejecutado tal y como se había concebido por las Brigadas Rojas y otra instancia superior incógnita…

Francesco Cossiga, ministro del interior pidió que lo liberaran, mientras la policía comenzaba una desesperada carrera para encontrar el zulo donde estaba retenido…y lo más triste es que estuvieron a punto de conseguirlo, pues la misma casa donde él estaba prisionero fue revisada por la policía sin hallar la puerta tras la cual estaba la celda del político…mientras se detenía a más de 400 sospechosos y cómo en el caso fallido de la casa correcta, se registraban inmuebles por toda Italia para encontrar un zulo que, sin embargo, lo habían tenido delante y no lo habían sabido identificar.

Durante todo su cautiverio el propio Aldo Moro fue su propio cronista, escribiendo la enorme cifra de 97 cartas en 55 días, desde el día 26 de marzo al 15 de abril, cuando supo de su condena a muerte. Esta crónica escrita por el propio secuestrado se hizo pública en los años 90, y está dirigida a su esposa, a sus compañeros de partido, al Papa Pablo VI, en las que había una idea que era reiterada en muchas de ellas, que había que tratar con sus captores, negociar con ellos, y en las que gravita una honda preocupación por el futuro de su patria, en las que recordaba su vida…por ejemplo, en la segunda misiva escribe: “No he padecido ninguna coacción, no estoy drogado, escribo con mi estilo por áspero que sea…” .

Mientras tanto, sus captores enviaban sus propias informaciones y el día 15 de abril daban por acabado el “juicio” de Aldo Moro, y notificaron oficialmente su condena a muerte…y, cómo se describe al inicio de este trabajo, toda Italia se volcó para intentar salvarlo…en vano. Aldo Moro también escribió sobre su condena a muerte en una carta que se publicó al año siguiente, el año 1979, en la que mostraba todavía una actitud de perdón y voluntad de parlamentar con sus ejecutores en unas palabras que rezaban así: “Ahora, de improviso, cuando se dibujaba una débil esperanza, surge incomprensiblemente la orden de ejecución. Dulcísima Noretta, estoy en las manos de Dios y en las tuyas. Reza por mí, recuérdame (…). Que Dios os ayude a todos. Un beso de amor para todos.”

Y con estas palabras Aldo Moro se despedía del mundo, abogando por un diálogo y una paz que sus captores no quisieron aceptar de la Italia que les pedía piedad para su secuestrado, un secuestrado que pagó con su vida el intento de conseguir que Italia volviera a vivir en paz…

Año 1981: Mario Moretti, líder de las Brigadas Rojas es condenado a seis cadenas perpetuas por el asesinato. Salió el año 1994 con libertad condicional.

Autor: Cristóbal Miró Fernández

LA BATALLA DEL CABO MATAPÁN ( 28/3/1941) Por Cristófol Miró Fernández

 

lito

La batalla del Cabo Matapán, la noche del día 28 de marzo del año 1941, arrojó un sorprendente resultado, con sólo 3 soldados aliados muertos y un barco perdido, mientras los italianos perdieron 5 barcos y 2.303 marinos. Para buscar algo parecido cabría remontarse hasta la batalla de Navarino, también en Grecia, el 20 de octubre del año 1827, donde los aliados perdieron 117 hombres, pero la flota turco-egipcia perdió 5.000 hombres, sobreviviendo sólo una fragata otomana y quince pequeñas embarcaciones en otro ataque nocturno, para más similitudes si caben.

Los navíos italianos confiaron en que la noche los protegería de sus enemigos, pero no contaron con que los aliados tenían radares y los encontraron desprotegidos y sin pensar en defenderse…la flota italiana desapareció casi en su totalidad en sólo cinco minutos y los ataques aéreos ingleses tuvieron gran parte de responsabilidad en esta victoria…

Pero empecemos por el principio, si les parece. Hitler presionaba a Mussolini para que impidiera la acción de los convoyes británicos entre Gibraltar, Malta y Alejandría. No olvidemos la Operación Félix, que Hitler había pensado para tomar Gibraltar a los ingleses y que se pensaba llevar a cabo el 10 de enero del año 1941, pero que nunca se llevó a cabo, pues invadió la URRSS en la Operación Barbarroja, emprendida el 22 de junio de este mismo año.

Hay que decir que los militares italianos no se distinguían por su efectividad ni por su pericia, recordemos la masacre de Adua, en el año 1896, o la Operación Marita, el fracasado plan italiano para tomar Grecia entre octubre del año 1940 y marzo del año 1941, teniendo que tomar Grecia el ejército alemán desde Bulgaria y cayendo Atenas en poder alemán el 27 de abril del año 1941, llevándose a cabo un nuevo Dunkerque con la retirada apresurada de 50.000 soldados ingleses.

La moderna flota italiana, con buques capitales en más cantidad, más modernos y más armados que la flota británica, había recibido ya una “mancha en su ropaje” en Tarento, la noche del 11 de noviembre del año 1940 a consecuencia de la visita de los aviones torpederos del  navío inglés Illustrious.

300px-Flightdeck_of_HMS_Formidable

Al atardecer del 26 de marzo del año 1941 partió una flota italiana desde la Spezia, de la que formaban parte el acorazado Vittorio Venetto, que encabezaba la formación, al mando del almirante Iachino, junto con 6 cruceros pesados y dos ligeros, además de destructores, con la misión de atacar los convoyes ingleses a Grecia, creyendo tan sólo, en un flagrante ejercicio de desinformación, o de desinformación causada por los propios aliados para hacer en la trampa a los italianos, que los ingleses sólo contaban con un acorazado.

Los ingleses, sin embargo, descifraban todos los mensajes del Eje y a la tarde del día 27 de marzo el Almirante jefe de la Flota del Mediterráneo, Sir Andrew Cunningham, zarpó desde Alejandría con tres acorazados, el portaaviones Formidable, y nueve destructores de escolta.

Pensaba  hallar al enemigo en las aguas occidentales de Creta, y combatirlo a la espera de las otras ocho embarcaciones, 4 cruceros y 4 destructores, que zarparon desde El Pireo. A las 6:30 ambos contendientes entraron en contacto y los ingleses fueron seguidos durante dos horas por los italianos, hasta que éstos, creyendo que huían los ingleses, abrieron fuego sin apenas éxito, y tras una hora la flota italiana abandonaba y se volvía a reunir con el Vittorio Venetto, siendo perseguidos a distancia por los ingleses y hallando frente a ellos al Vittorio Venetto, que abrió fuego sobre los ingleses desde una distancia de 23 km pero que fueron sólo levemente dañados y se pudieron retirar seguidos por la flota italiana mientras el Illustrious lanzaba sus aviones en dos andanadas y dañaba gravemente al Vittorio Venetto, quedando retrasado con respecto al resto de navíos militares italianos mientras efectuaba las reparaciones pertinentes.

Y mientras tanto llegaba un tercer ataque aéreo, que inmovilizaba al Pola, mientras Iachino enviaba un escuadrón de cruceros y destructores para ayudarlo y la flota restante huía hacia Tarento. Eran las once de la noche y la flota italiana iniciaba su huída de los ingleses…

 

Y en la oscuridad se consumó el desastre anunciado…

 

Los italianos se creían a salvo en la oscuridad de la noche, pero los ingleses se acercaron sigilosamente con ayuda de sus radares sin ser advertidos por los italianos…y se inició el ataque final por sorpresa sobre la flota italiana, sin capacidad de defenderse al ser sorprendidos por sus atacantes en plena noche y en una situación que juzgaban como inmejorable.

Los acorazados Bartham, Valiant y Warspite atacaron contundentemente con sus piezas de grueso calibre desde la corta distancia de 3,5 km y en cinco minutos los cruceros pesados italianos Fiume y Zara, rematado por un torpedo del Jervis, gemelos ambos del Pola, se hundían sin remedio con toda su tripulación dentro de los navíos. Al Zara y el Fiume los siguieron también dos grandes destructores y otros dos grandes destructores iniciaban una huída por su propia supervivencia incapaces de sobrevivir a la mortal emboscada inglesa, quedando uno de los dos grandes destructores también muy dañado…y aquella trágica noche murieron 2.306 seres humanos, consagrando, como sucedió tras batalla de Aboukir, fechada el 1 de agosto del año 1798,  la permanencia del dominio naval de la marina británica en el mediterráneo oriental mientras se consumaba al precio de tantas muertes la derrota y el desprestigio definitivo de la Regia Marina Italiana de Mussolini.

La flota italiana era muy poderosa, pero carecía de dos elementos claves para derrotar a sus adversarios, que eran el radar que permitía localizar a los enemigos a batir en plena noche y las fortalezas flotantes que, en definitiva, son los portaaviones, como pasó con la Francia del 1940, que se creía invencible tras la línea Maginot, mientras su poderoso ejército carecía del moderno armamento ligero que llevaban consigo los nazis, o unidades pantzer, capaces de moverse como un pequeño ejército en miniatura, al estilo legión romana del siglo IV d.c tras Diocleciano, cuyos elementos pasaron de 6.000 hombres por legión a 3.000 y con mucha más caballería y elementos germánicos, mientras al mismo tiempo los alemanes se comunicaban por teléfono y los franceses por telégrafo…pequeñas diferencias que pueden decidir el resultado de una batalla de un modo definitivo.

 

Autor: Cristóbal Miró Fernández

LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL (4 de 4) . Por Cristófol Miró Fernández

La paz de París, 1919.

 

4

Rusia estaba en manos de los bolcheviques, un grupo de estigmatizados sociales con los que nadie quería tratar, mientras Austria (el antiguo imperio austro-húngaro) y Alemania luchaban por establecer unos gobiernos republicanos que les permitieran seguir vivos. En los restos del Imperio ruso y Austria-Hungría crecían un montón de nuevas repúblicas sin límites fijos ni gobiernos establecidos, con un enorme riesgo de revolución interna…toda Europa estaba en caos, la guerra había destruido toda estabilidad anterior al año 1914…mientras en Alemania, en pleno año 1919 el bloqueo era todavía una terrible realidad para sus gentes hambrientas.

El año 1919, en invierno, los vencedores se reunieron para reconstruir el mundo que habían ayudado a destruir. Hubo cinco tratados con los vencidos, pero en tales condiciones que eran auténticas humillaciones. Se reunían todos los vencedores sólo con uno por uno de los vencidos…Saint Germain con Austria, Trianon con Hungría, Neuilly con Bulgaria, Sèvres con Turquía (en 1920) y Versalles (foto superior) con Alemania…

Wilson era un héroe mundial, había derrotado las Potencias Centrales junto a los Aliados…y todos admitían que sin su actuación (tardía), la guerra Aún sería una realidad. Wilson era un héroe para los pueblos liberados de los imperios desaparecidos, un hombre que abogaba por la paz tras tanta sangre vertida durante cuatro años, y los demás pueblos observaban al presidente norteamericano como un guía para el futuro. El año 1919 Wilson llegaba a Europa y era unánimemente aclamado como un faro para un futuro brillante…

 

Los catorce puntos y el Tratado de Versalles.

5

Woodrow Wilson, presidente norteamericano.

Woodrow Wilson había ya enunciado sus catorce puntos en enero del 1918, por lo que eran conocidos por todos los gobiernos en liza. Eran en cierto punto inaplicables en Europa, y en cierto modo llevaban directamente a la Segunda Guerra Mundial, creando un enorme foco de inestabilidad en los Balcanes y Centroeuropa, donde los nacionalismos por naturaleza estaban muy desarrollados. Aspiraban a crear entre otras muchas cosas estado-nación como los EUA, pero eran tan inaplicables en ciertos puntos como si por ejemplo, los EUA tuvieran partes de Colombia, Ecuador o México habitadas en una gran medida por norteamericanos…y por esa misma razón, esos mismos norteamericanos desearan ser ciudadanos de Washington en vez de Colombia, Ecuador o México, creando un estado de malestar en aquel país en concreto que llevara a su destrucción y la lucha de sus ciudadanos entre sí…

Los catorce puntos exigían entre otras cosas algo tan lógico como que se pusiera fin a los tratados secretos y la diplomacia secreta de los gobiernos a espaldas de su pueblo, lo que implicaba transparencia en los gobiernos para con su ciudadanía, una garantía de democracia segura para el futuro europeo, la libertad de los mares (así en la paz como en la guerra, lo que implicaba que en la paz aseguraba que el comercio sería una fuente de riqueza, pero en la guerra implicaba que se podían importar insumos bélicos a estos mismos países, lo que significaba una guerra eternizada), reducción de armamentos de todos los estados europeos (lo que implicaba que los ingentes ejércitos de la Primera Guerra Mundial no se repetirían jamás, con lo que no se repetirían nunca más ansias imperialistas y que los militares estarían como mínimo en equilibrio con los civiles y no serían más poderosos que ellos), reajustes coloniales (en otras palabras, eliminar a Alemania de África para que los Aliados tuvieran estabilidad en sus dominios), evacuación de los territorios ocupados (sin explicitar cuanto tiempo atrás implicaba esta ocupación, y que para los franceses significaba la vuelta a territorio francés de Alsacia y Lorena), autodeterminación de las nacionalidades (según este punto, la ocupación de la Checoslovaquia ocupada por los Sudeste alemanes en época de Hitler era perfectamente legal, pues eran alemanes los Sudetes, no checos ni eslovacos, y así podríamos seguir por Yugoslavia, Rumanía, Hungría…, en definitiva, en los Balcanes, habitados por nacionalismos que ansiaban excluir al resto de sus conciudadanos para crear un estado nacional que dominara sobre sus vecinos, este punto hizo más mal que no bien…), un nuevo trazado nacional de cada estado (teniendo en cuenta que en cada estado heredero del Imperio Austro-húngaro había minorías deseosas de formar parte de su propia nacionalidad era una garantía segura de conflictos futuros), y el último punto, una organización política común que evitara nuevos conflictos futuros…toda una serie de puntos, surgidos en una norte América que sin muchos de los problemas europeos eran perfectamente aplicables pero en Europa eran pura quimera idealista…

Wilson defendía una mezcla de ideales de la Revolución Francesa, sin sus consecuencias negativas, los ideales de la Ilustración, que no dejaban de ser ideales desconectados de la realidad (como lo fue el Manifiesto Comunista de Marx en su época), el mundo ideal de la Libertad de los Pueblos del año 1848 (que hizo por ejemplo surgir la figura dictatorial de Luis Kossuth en Hungría y que acabó de nuevo con una Hungría en guerra civil bajo el dominio incontestado de Viena el año 1848 al ver sus propios habitantes el abismo existente entre idealismo y realidad)…en fin, defendía un mundo ideal e imposible de llevar a la realidad, y sobre todo de un mundo posbélico, donde lo que primaba era el resentimiento y el odio después de cuatro años de sangre derramada y no la confraternización humana…

Pero la gente deseaba creer que un nuevo mundo era posible, y se censuraba la vieja diplomacia, sin tener en cuenta que fue la vieja diplomacia de Bismarck, la que evitó que la guerra estallara mucho antes de lo que lo hizo, un hombre profundamente hábil políticamente, no democrático, pero un lince político como pocos en toda la historia de la política mundial.

El pueblo deseaba tomar parte en una nueva manera de hacer política de los estados (lo que abría las puertas a los soviéticos en toda Europa), mediante un hacer político pacífico y de confianza mutua (que ignoraba las consecuencias sociales, económicas y políticas de la Primera Guerra Mundial, y más Aún las reparaciones de guerra a pagar por los derrotados en el conflicto) y sumergía al mundo entero en un deseo universal de idealismo imposible…

Wilson no lo tuvo fácil para convencer a sus aliados de la necesidad de aplicar sus Catorce Puntos, y algunos fueron revisados y/o ignorados. Los franceses exigían reparaciones de guerra (más bien dicho, cobrar de los derrotados, para pagar las deudas al Banco de Inglaterra, y el Banco de Inglaterra pagar las deudas a Washington, lastrando así su desarrollo económico posterior al 1918 y destrozando la idea de confianza mutua Wilsoniana), mientras los ingleses negaban la libertad de los mares, porque esa misma libertad había posibilitado la creación de la flota alemana a partir del 1898 y hubiera imposibilitado en un futuro, de haberse aplicado, asfixiar la economía de un adversario militar, para conseguir su rendición en un hipotético conflicto bélico…y además, Inglaterra deseaba recuperar su posición de potencia naval predominante en el mundo, que veía amenazada por Washington tras el 1918…pero por lo demás todos contentos, a aplicarlas…(sin contar los ingleses que los irlandeses verían que podían zafarse de Inglaterra usando los Catorce Puntos de Wilson en su beneficio…). Los propios alemanes consideraban que después librarse de  los militares del gobierno, podrían llevar a cabo un gobierno republicano, destino directo de Alemania Aún sin guerra del 1914, pues la crisis política se avecinaba de un modo seguro tras el año 1912 y el aumento de poder socialista, y sin Káiser podrían ser tratados de un modo más bondadoso por los vencedores de la contienda…y que Alemania resurgiría de nuevo de sus cenizas no en forma de imperio, sino de república…pero con la misma fuerza tras recuperarse de la guerra…

Y el año 1919, en enero, se reunieron en París 27 naciones para conseguir la paz…Aunque realmente no decidieron nada en absoluto…pues la política se decidía entre Inglaterra (Lloyd George), Italia (Orlando), Francia (Clemenceau) y los Estados Unidos (Wilson) contra los derrotados…los restantes asistentes eran meros comparsas del acto. Y ninguno de los cuatro personajes llevarían a cabo una política conjunta: Wilson era obstinado e inflexible, Lloyd era voluble y vehemente, Orlando un político italiano mediocre y Clemenceau un miembro orgulloso del ejército francés de viejo cuño del siglo XIX…Clemenceau sólo deseaba vengarse de Alemania por Alsacia y Lorena, Lloyd buscaba recuperar para Inglaterra su lugar en el mundo, Orlando era un profesor como Wilson sin peso político, y Wilson era incapaz de pensar en término de igualdad entre su propio pueblo y los restantes de la humanidad…en fin, que cada uno de ellos pensaba en sus propios intereses…pero hablaban de nuevas ideas para un nuevo mundo frente al auditorio, como Bismarck habló de Alemania como un imperio honrado, que sólo buscaba el bien para toda Europa sin pensar en el suyo propio…cuatro Bismarcks en vez de uno, pero igual política, bueno, tres, pues Orlando no tenía la talla política de sus colegas…como Italia tampoco tuvo la talla de la Entente Cordiale durante la guerra, Aunque cumplieron el Tratado de Londres del 1915…

Pero aunque mirando por los propios intereses norteamericanos, Wilson no podía evitar ser un idealista…y una muestra de su idealismo fue la Sociedad de Naciones, un organismo internacional, al estilo de las conferencias llevadas a cabo por Bismarck en el Berlín del siglo XIX, que reuniera a todos los Estados europeos para resolver los conflictos sin llegar a las armas. Era sencillamente una evolución de los mismos, aunque muy pocos estadistas europeos confiaban en que funcionara…antes de ser creado. Todo un signo de futuro brillante para esta institución común.

Aceptado este proyecto con muchas reticencias, se vio enmarcado en el tratado de paz con Alemania, que lo condicionó en gran manera, desde su nacimiento hasta su final en la Segunda Guerra Mundial.

Francia e Inglaterra, Japón y Italia…todos estos países condicionaron que los Catorce Puntos fueran llevados del idealismo a la realidad post bélica del momento…y al miedo a la venganza alemana sobre sus vencedores. Wilson consideró erróneamente que si tenía defectos estructurales de nacimiento, bueno…con el tiempo se irían arreglando sobre la marcha…sin tener en cuenta que lo que nace con defectos, sólo consigue que se vayan profundizando con la lógica evolución de los hechos que estos mismos defectos intrínsecos desencadenan…

Francia tenía auténtico pánico a Alemania…un poco más y Clemenceau diría al estilo Catón allá por el siglo II a.m., “Delenda est Alemania”…Alemania debía ser humillada, lo más posible, de todos los modos posibles, por la triunfante Francia…Francia había vivido la guerra sobre su suelo, el frente occidental había estado en tierra gala, y los galos deseaban que Alemania fuera recortada del mismo modo que Francia fue recortada el año 1871 tras Sedan y la caída de París…una Alemania reducida sería fácil de controlar. Al oeste del Rhin se propuso un estado independiente bajo los mandos de los Aliados…mientras Lloyd George y Wilson argumentaban que sería muy peligroso, pues excitaría el nacionalismo alemán y conduciría a una nueva guerra. Francia cedió con una condición: que al modo de la Entente Cordiale entre Francia, Rusia e Inglaterra, Inglaterra y los EUA corrieran en ayuda de Francia si Alemania los volvía a agredir…una nueva versión de la Entente Cordiale había nacido de nuevo.

Francia, por otra parte, tomó el poder sobre las minas de carbón del Sarre por quince años, para cobrar las reparaciones…de deuda. Durante quince años la SDN controlaría esta zona y al cabo de quince años se celebraría un plebiscito, al año 1935…mientras Lorena y Alsacia volvieron a Francia, se abandonó Renania por las tropas alemanas, y los Aliados la ocuparían para asegurarse que cobrarían el tributo alemán, que como las parias medievales, reconstruyeron la economía francesa, pagaron las deudas a Inglaterra y dieron dinero a Washington.

Por el este los aliados temían a los soviéticos y decidieron crear una serie de estados amortiguadores contra el bolchevismo, cuya piedra angular era Polonia, que a partir del año 1918 entraría en guerra con Rusia hasta la derrota rusa en la batalla conocida como Milagro del Vístula, el año 1921.

 

Subido por Hemeroteca Buitre

Polonia era tenida como una amiga de los Aliados. Había muchos polacos viviendo en territorios alemanes, y esas tierras fueron asignadas a los polacos, en zonas como Poznan o Prusia Occidental, donde también vivían alemanes…repasemos un punto de Wilson del año 1918: autodeterminación de las nacionalidades… ¿alemanes incluidos?…por lo visto la partición de Alemania ignoró ese punto para Alemania, y Hitler lo usó muy hábilmente para conquistar al pueblo alemán en un futuro próximo…usando los errores cometidos por los propios Aliados. Danzig, una ciudad alemana, fue convertida en ciudad libre con un estatuto bastante peculiar… ¡no pertenecía a ningún país! En pocas palabras, que cualquiera podía decir que era de su propiedad, pues no pertenecía a nadie según la ley…otro error explotado por Hitler para triunfar. Memel fue también internacionalizada, pero pronto pasó a ser propiedad de Lituania, y la Alta Silesia ahora era propiedad polaca, pues sus minas ayudarían a recuperar la economía polaca y así compraban a Polonia para el bando aliado…Alemania era transportada de nuevo al tiempo anterior a la llegada de Bismarck al poder, en 1860, pero con las características de la Italia posterior al Congreso de Viena de 1815…es decir, con sus tierras divididas entre todos sus vecinos y con estados libres al estilo principados alemanes…todo un despropósito. En Austria ya no existía el imperio…y no olvidemos que el viejo sueño alemán era dominar Austria…así que ahora los alemanes austríacos vieron una oportunidad de unir Austria a la República de Weimar, a lo que los Aliados se negaban, pues Alemania, de unirse de nuevo, aún sería más grande que antes del 1914. Austria necesitaba unirse a Alemania, era una república incapaz de sobrevivir y Viena, su capital industrial, no tenía materias primas para sus industrias (no olvidemos que el imperio Austro-húngaro no necesitaba colonias, pues todas las materias primas que necesitaba su industria provenían de sus nacionalidades sojuzgadas, así que sin éstas Viena estaba arruinada y sus fábricas no podían sobrevivir (y menos pagar las reparaciones de guerra dictadas por los Aliados). Por otra parte y para acabar con el desmembramiento de Alemania, los bohemios pasaron a ser súbditos checoslovacos, los llamados Sudetes alemanes…y no cabe decir que se sentían muy humillados…

Alemania fue desposeída de todas sus colonias y pasaron a ser de la SDN…y fueron traspasadas a los Aliados para que las gobernaran. Francia extendió sus posesiones, como Inglaterra, la Unión  del África del sur se comió el África sur oriental alemana, mientras el Congo Belga aumentaba de tamaño…El Japón devoró las islas alemanas del Pacífico, Australia se comió la Nueva Guinea Alemana y las Islas Salomón, y Nueva Zelanda recibió la Samoa Alemana. Los japoneses entonces miraron a China y posaron sus ojos en las posesiones alemanas, mientras los chinos intentaron que se aboliesen concesiones especiales y tratados de extraterritorialidad…pero nadie los atendió. Japón recibió la mitad de los antiguos derechos alemanes, lo que los dejó descontentos y animó a la invasión china del 1931, y China furiosa abandonó la conferencia al ver que era ignorada.

La flota alemana era un botín más de la Primera Guerra Mundial…tras Jutlandia, la flota alemana de guerra, la flamante flota del 1898, no había vuelto a luchar en una batalla…y los aliados necesitaban reponer sus barcos destrozados por la acción de la guerra submarina. Pero no llegaron a disfrutarla, pues en un espectacular golpe de efecto, la propia tripulación alemana de los barcos los hundieron en Scapa Flow. En cuanto al ejército, quedó reducido a 100.000 hombres, y de hecho quedó reducido a un ejército profesional, con toda la jerarquía interna intacta. Este ejército en miniatura perfectamente preparado nunca perdió su orgullo militar teutón, lo que sirvió para remilitarizar rápidamente la sociedad alemana en época de Hitler, y en cuanto al armamento alemán…sólo ellos fueron obligados a deshacerse de artillería pesada, aviación y submarinos. Los vencedores consideraron que ellos no tenían ni que reducir sus ejércitos ni reducir armamento alguno…

Los franceses hablaron alto y claro que los alemanes tenían que pagar reparaciones de guerra, como lo hicieron el resto de aliados, pero Wilson se quedó estupefacto al ver el volumen de tales reparaciones…los belgas deseaban que los alemanes pagaran una cantidad superior a la riqueza total de Bélgica, mientras los franceses e ingleses subieron tanto las facturas que incluían hasta las pensiones de guerra a pagar a los heridos durante la contienda…y en letra pequeña deseaban que Alemania pagara por ellos las deudas a los americanos…Wilson reconoció que tales cantidades de dinero eran inasumibles de pagar y el propio Clemenceau reconocía que pedir más de un billón de francos era imposible, pues nunca podría ser sufragada por Berlín. Nadie sabía cómo pagaría Alemania las ingentes multas a ella conferidas, pero se sabía que se podría hacer a base de exportaciones alemanas, y eso sería una competencia para los propios que pedían que Alemania pagara las reparaciones.

Los alemanes, desesperados, se ofrecieron a reparar los daños físicos en Bélgica y Francia, pero eso supondría que los aliados perderían empleos que irían a manos alemanas…y mientras tanto nadie dio una suma oficial sobre las reparaciones de guerra a pagar, lo que las convertía en prácticamente arbitrarias…y además tenían ingentes deudas con Washington que pagar, con lo que desoyeron los desesperados intentos de Alemania de alejar el terremoto de las reparaciones de guerra.

El principal objetivo era evitar una resurrección alemana, y como primera medida se exigió que Alemania entregara gran parte de su marina mercante, con lo que se estrangulaba el comercio alemán y Inglaterra, entre los otros Aliados, reponía sus barcos mercantes hundidos por los submarinos alemanes, mientras se les obligaba a entregar carbón, con lo que las fábricas de los vencedores podían reponer de nuevo su producción a máxima potencia, además de considerar suyas todas las propiedades de alemanes que vivieran fuera de Alemania…un nuevo bloqueo tan o más radical que el llevado a cabo durante la guerra…Alemania seguía bajo bloqueo Aliado.

Para justificar estas medidas de bloqueo alemán en tiempos de paz se formuló el llamado “delito de guerra”, y los alemanes, para no ser más asfixiados por los vencedores, si esto era aún posible, aceptaron todos los daños causados a los Aliados tanto por ellos como por sus Aliados…los alemanes, que no se sentían tan responsables de la guerra como eran obligados a admitir bajo amenaza, con su orgullo herido, con lo que se abría la puerta a gentes como Hitler o Hindenburg para remover las agitadas aguas alemanas, e incluso para que los más moderados alemanes considerasen Versalles como un ultraje intolerable, como unas parias a pagar en el siglo XX…

Tres meses después Versalles era un hecho consumado. Rusia no había intervenido y Alemania no había sido tenida en cuenta, salvo para pagar las reparaciones de guerra. Cuando se les presentó el documento los alemanes se negaron a firmarlo, y los Aliados usaron de nuevo la política de la cañonera en mayo del 1919…o firmar o de nuevo guerra contra Alemania. Wilson, por su parte, estaba tan deseoso de crear la SDN que no se negó a ninguna concesión de franceses o ingleses.

Alemania entró en crisis política…nadie quería firmar un nuevo bloqueo a su país, un bloqueo que condenaba Alemania a la ruina económica y al hambre sin fecha final…al final una coalición de partidos socialdemócrata y católico aceptó la carga imposible de evitar y dos dignatarios alemanes desconcertados y humillados tuvieron que firmar ante sus enemigos en la Sala de los Espejos de Versalles la condena alemana al hambre y la ruina…una ejecución a largo plazo del pueblo alemán, ni más ni menos.

Europa oriental cambió radicalmente. Ahora vivían nueve estados nuevos en las ruinas de sus antiguos imperios: Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Checoslovaquia y Yugoslavia. Rumanía creció a costa de tierras húngaras y rusas; Grecia a cuenta de Turquía; Austria y Hungría eran ahora estados separados y disminuidos; Turquía fue hecha república con capital en Estambul; Asia Menor, Siria y el Líbano pasaban a ser francesas y Palestina y Iraq británica, por obra y gracia de los mandatos de la SDN. De Finlandia a Rumanía recorría un cordón sanitario para impedir al estilo Marca Hispánica o Marca Avarorum franca carolingia el contagio soviético a Europa hacia el oeste, mientras por fin los eslavos se unían en un solo país al final, aunque al ceder Trieste a Italia y algunas de las Islas Dálmatas, de acuerdo con el Tratado Secreto de Londres de 1915, los más ambiciosos yugoslavos se quedaban descontentos.

 

Significado del acuerdo de paz de París

 

6

Georges Clemenceau, representante francés en el Tratado de París, 1919.

El acuerdo de París reconocía la autodeterminación de los pueblos, y cada pueblo con un estado soberano e independiente. El nacionalismo triunfó como base del liberalismo y la democracia, pero este nacionalismo fue la base de la guerra del 1914 en el llamado avispero de los Balcanes, la llama que avivó el pan-eslavismo tras el Tratado de San Stefano, y totalmente inaplicable en zonas que habían pertenecido al imperio austro-húngaro (recordemos como el año 1848 Luis Kossuth de Hungría tomando como base el nacionalismo magiar inició una dictadura en Hungría que llevó a una guerra civil en la que los auténticos vencedores fueron los austríacos al año siguiente tras la derrota magiar ante las tropas austríacas de Windischgrätz), o las crisis de 1912 y 1913…en fin, que esta declaración se había hecho en base a Estados como Francia o Inglaterra, estados consolidados y con fronteras estables…pero aunque hubieran intentado controlar a los nacionalistas centro europeos era ya demasiado tarde, pues habían tomado la iniciativa por ellos mismos y se habían declarado independientes sin contar con los Aliados.

La inestabilidad se asentó desde buen principio en estos Estados. Vivían etnias entremezcladas en todos estos nuevos Estados, y cada minoría deseaba unirse a sus nacionales que habían formado naciones soberanas, así pues, no querían ser pisadas por las otras etnias…cada Estado nuevo tenía el enemigo en casa y una fuente inagotable de conflictos que fueron usados hábilmente por gentes como Hitler para irlos dominando uno a uno hasta incluirlos en su III Reich…y ejemplos de esta mezcolanza se pueden hallar en Checoslovaquia, donde vivían húngaros y alemanes, rutenos en Polonia, polacos en Lituania y búlgaros en Rumanía…y así el camino a advenedizos aventureros de lengua fácil se abrió para usar estas tensiones internas y destruir desde dentro los jóvenes estados recién nacidos…y si a ello sumamos la distribución de los alemanes entre diversos lugares para evitar la resurrección de Alemania despreciando el nacionalismo alemán (siendo los franceses igual de nacionalistas por Alsacia y Lorena desde Sedan hasta el Tratado de París), sólo condujo a hubiera más y más tensión acumulada hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial…

El Tratado de Versalles deseaba poner fin a la amenaza alemana, pero fue un tratado desastroso y mal hecho…este tratado fue incapaz de unir a los alemanes en torno a la democracia y fue decisivo para lanzar a los alemanes contra los Aliados con fuerza y rabia renovada unidos en la figura de Hitler a partir de los años 30…podrían haber sido más indulgentes con la República de Weimar al modo de la Francia del 1814 cuando en vez de intentar arrasar con Francia la respetaron en sus fronteras y la acogieron de nuevo en Europa poniendo de nuevo a los Borbones en el poder.

Trataron a la Alemania republicana como tratarían a una Alemania imperial, con lo que decepcionaron a los demócratas y los lanzaron en brazos de reaccionarios como Ludendorff, convirtiendo a los socialdemócratas y los liberales en los verdugos de sus conciudadanos dando alas a los que repudiaban la democracia.

Los alemanes se mostraron enseguida contrarios a seguir el tratado. No era lo bastante agresivo para destruir la fuerza económica y política alemana, e incluso los propios Aliados vieron que fueron demasiado severos hasta puntos que ni ellos eran capaces de cumplir, con unas cláusulas que fueron dictadas en pleno calor posbélico y por una prensa que deseaba venganza. Conforme avanzaba el tiempo y la marea bajaba, mucha gente en los países aliados consideraba que no pocos puntos eran injustos e insoportables, lo que reflejaba una falta de fe de los firmantes vencedores en sus mismas medidas que también usaron los agitadores políticos alemanes para llegar al poder en el futuro.

Lloyd George ya mostró dudas mientras se redactaba el propio Tratado de Versalles, y Alemania pasó de ser enemiga de Europa a baluarte contra el bolchevismo, en la visión de la opinión pública inglesa, ya el mismo año 1919. Alemania había pasado de enemigo a escudo protector.

Italia se vio burlada desde el principio. El Tratado secreto de Londres de 1915 sólo se cumplió a medias, pues los italianos no vieron nada de los prometido en África o Próximo Oriente, repartido entre Francia e Inglaterra, uniendo su descontento al de los chinos y los rusos, que al ser aceptados de nuevo entre el mundo vieron que las tierras que formaron parte del Imperio Ruso, y que después de la Segunda Guerra Mundial serían repúblicas de la URRSS, se habían convertido en el cordón sanitaire que impedía que tanto su poder como su antigua herencia ideológica pan-eslavista pudiera ser realidad.

Entrando en los Estados Unidos, estos nunca ratificaron el Tratado de Versalles, repitiendo el mismo orgulloso aislamiento que los ingleses habían tenido en Europa hasta el año 1914…el Senado rechazó en bloque el Tratado de Versalles y la ayuda a Francia contra Alemania si era atacada…lo que sin duda animó a Hitler y Mussolini a presionar a toda Europa para conseguir dominarla pues, como el año 1914 el káiser Wilhelm II, no confiaba en que los EUA entraran en la guerra el año 1939…y quizá no hubieran entrado si el Japón, imitando a los alemanes de la Primera Guerra Mundial, no hubieran atacado el año 1941 Pearl Harbour, pues hasta entonces lo único que habían hecho era lo mismo que durante la Primera Guerra Mundial, vender insumos bélicos en forma de deudas a los Aliados ingleses y sus colaboradores franceses, quede nuevo luchaban contra Alemania, que ahora sí, habían conseguido hacer triunfar un nuevo Plan Schlieffen…

Los franceses se sintieron engañados por los norteamericanos, teniendo que presionar más sobre Alemania para tenerla sometida, provocando más repudio del Tratado entre los alemanes y más apoyo a los incendiarios advenedizos políticos…

Ginebra: se crea la SDN. El sueño de Wilson no muere y es una mayor complejidad de las conferencias de Berlín llevadas a cabo por Bismarck. Pero nacía coja: los EUA no se unieron a ella, Alemania no fue aceptada tras los Acuerdos de Locarno (1926), y Rusia hasta 1934. La SDN podía tratar y resolver aquellos asuntos que las grandes potencias europeas, con sueños de grandeza anacrónicos, estuvieran dispuestas a permitir…y mucha gente, de ambos lados, vio en la SDN un órgano de gobierno que servía exclusivamente a los intereses de dominio anglo-franceses.

Año 1918: cayeron los antiguos imperios como el ruso o el austro-húngaro, o el alemán y la democracia había ganado la batalla…por el momento. Tras la guerra siguieron vivos viejos problemas como la industrialización y el nacionalismo, la seguridad económica y la estabilidad internacional, que no encontraron solución tras el año 1918…

…y mientras tanto germinaban bajo tierra las semillas que llevarían a una nueva guerra mundial veinte años después…

 

Autor: Cristóbal Miró Fernández

 

Fecha: domingo, quince de diciembre del año dos mil trece.