TEORÍA LITERARIA — 22/07/2013 at 20:53

ESTUDIOS LITERARIOS. EL ORGASMO LITERARIO por Raquel Viejobueno

by

Permítanme que confiese entre los folios en blanco, y haga de ellos una vía cósmica de mis propias inquietudes, será la única forma de no perderse entre tanta compra y tanto encadenar la vida a unos rieles, que nos hacen descarrilar y confundirnos.

Montada en un autobús, comprendí que no todo es un viaje con regreso, que existen aquellos que una vez que vas, no puedes regresar porque quedas prendido de su encanto y sus secretos. Eso es la literatura, el cuento, la poesía, la creación. Aún rodeada de gente, entendí que es necesario estar soledoso para escapar de las fieras.

Estamos, tenemos, vivimos, en un mundo, en una sociedad que todo tiene un precio, un valor, un intercambio de egoísmos y trueques. Tenemos un espejo confundido, una imagen difusa que sólo  muestra estelas en un grueso hilo. Hilemos fino, para tener un tapete donde sea de ley encontrarnos con lo mejor.

La escritura tienden a enmarcarla, a colocarla, a seducirla con enseñanzas que no van más allá del simple entendimiento de crear unas frases juntas. La creación, en todo su sentido debe ser libre, debe ser dolor, sentir que una parte de ti queda atrapada, mientras la palabra da a luz una metáfora, o una antítesis. Nadie escribe con manuales, ni con estudiosos de la materia, ni pensando que la narración o el poema deben ser o cumplir ciertas normas. Se escribe desde las afueras de uno mismo, desde la libertad de sufrir por cada verso que se compone, sin importar las reglas de los grupos, o la aceptación del tercero. Se escribe desde la alegría, el éxtasis, la aceptación, la pena, la humillación y la valentía, se escribe desde las venas nacaradas, desde el pasado, desde el presente confundido, desde ese futuro que nos sonríe con prepotencia, desde los miedos, desde la sinrazón, desde esa ruptura intimista que te quiebra y te deja pobre, mendigo de la palabra.

¿Cuánto vale el amor eterno, cuánto la esperanza, cuánto la mirada, cuánto la aceptación de la derrota? ¿Cuánto vale la lágrima que queda en la memoria, cuánto la lejanía o el deseo?

Existen millones  de conceptos en la vida que no tienen precio, y la creación es uno de ellos. Y gracias a ella los podemos sentir. Debemos enloquecer para comprender lo cuerdo, y perdernos para encontrarnos. ¿Cómo se describe un orgasmo compartido, y un dolor que te deja paralizado? No se describe, se siente y se plasma en la letra versada, o en el personaje de un relato que camina sólo.

No, hay que poseer mucha valentía para saber que todo duele, y que no todo tiene un precio. La literatura se vive, porque la vida es una historia llena de historias, de encuentros y desencuentros de sus personajes, de poemas a la deriva, de un todo compartido que nos deja repletos y huecos al mismo tiempo.

Cierto que las teorías nos ayudan a no descarrílanos por esos rieles, a no confundirnos de autobús, ni de parada, a encontrar maestros en las cubiertas de los libros, aun así, nuestra obligación es crear y romper moldes, expandirse con la palabra. En definitiva la literatura no se enseña, se vive, se siente, te cubre, te toca, es cosmos en tu galaxia definida, estrella en un horizonte, cielo, nube, viento, rostro, es un todo que te roza.

Raquel Viejobueno

6 Comments

  1. Hola Raquel, me gusta la manera que escribes,me dejo llevar por lo que leo y parece que solo estoy yo y la lectura . Un abrazo Chabela.

  2. Mil gracias Isabel por tus palabras. Un abrazo.

  3. Raquel :

    Estoy de acuerdo contigo, “literatura que no se siente, no es literatura”.
    Un libro te invoca a escudriñar el pensamiento y sentimiento del autor.
    Me encanta ser seducido por frases creadas que para mi, tienen un sentido y me dan una explicación y ampliar mi comprensión.
    Hay letras que por sí mismas, tienen lustro y las tuyas querida Raquel frecuentemente son sol que invita a ser seguido.
    De nuevo gracias por compartir.

  4. Me gusta leer tu texto, Raquel, diáfano, claro, brillante, una exaltación al gozo de la creatividad literaria, en contraposición a todo lo material que el dinero puede comprar. Los sentimientos, experiencias, sensaciones que definen nuestra vida no permiten tasación alguna, siendo su valor incalculable y obligándonos a recurrir a la Literatura si queremos expresar lo que sentimos, solo el valor de la palabra será equiparable al de nuestra creatividad.

  5. Alberto y María Teresa, muchas gracias por vuestras palabras, que son sosiego y calma. Me alegra que os haya gustado. Abrazos.

  6. Querida Raquel: el desarrollo de la literatura como concepto vivencial, me trajo a la mente la figura de Borges, quien a través de ella vivió su vida con absoluta intensidad. Un abrazo
    Gocho

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>