hqdefault13

LA ” LIBERTAD” QUEDA EN LIBERTAD. Por Victor Donamaría.

Es conocida una frase que dice: “Cada Pueblo tiene el gobierno que se merece”.  No estoy de acuerdo con esta arriesgada afirmación. Es más, creo que la frase debiera decir: “Hay Gobierno o Estados que no se merecen el pueblo que tienen”

Y concreto más aun:

Solo menciono tres pueblos que no se merecen los Gobiernos y Estados que les maltratan y mal gobiernan y salvo craso error, creo que son: Argentina, España y dentro de España, Cataluña, por su gobierno autonómico.

Mencionar estos dos Estados y una Comunidad autónoma de uno de ellos, no quiere decir ni por lo más remoto, que no haya otros en el mundo. Me ceñiré a estos de entrada y concretamente empezare por el bien querido pueblo de Argentina.

Esta querida, al menos para mí, gran nación Argentina, siendo uno de los Países, que disfrutan de una riquezas de materias primas y de una variedad importante, padece de unos gobiernos, que lamentablemente no se merece su pueblo sufrido.

No voy a extenderme en su historia, este es un articulo y no un tratado de Historia moderna, pero basta recordar que desde los años veinte del pasado siglo y los treinta de entreguerras, Argentina era una nación prospera, culta y avanzada.

Sus gobiernos, unos de corte militar, otros de corte populista rozando las dictaduras, y algunos periodos escasos de democracia, no eran merecedores de su pueblo. Cuando no había un pequeño golpe palaciego, había una sucesión cuasi monárquica, entre presidentes supuestamente democráticos, a sus familiares más cercanos, supuestamente democráticos también,  certeramente populistas  que , en algunos casos gozaron de  la simpatía del pueblo.

Mencionar a Perón y a Evita (No llores por mí Argentina) es casi obligado, y la reentree, del anciano Perón como salvador, la perdida posterior del poder y la sucesión en la esperpéntica Isabelita de Perón, son claros ejemplos de lo escrito. El trasiego de los restos del dictador Perón de un la do a otro del Atlántico con parada en
el distrito de Puerta de Hierro de Madrid, forma parte de las mas chuscas andanzas de un cadáver egregio. Y ¿para qué hablar del Rasputín porteño, que acompañaba a Isabelita en sus decisiones, cuando no las suplía totalmente?

El asilo prestado a los ex nazis más crueles del Tercer Reich, no tiene  perdón, Mengele, Eichman etc

Se dio paso a la feroz dictadura militar, de los Videla, Gartieri, etc. La  Academia Mecánica  de la Armada,  vuelos aéreos que llenaban el Atlántico Sur  de cadáveres de jóvenes izquierdistas, la estúpida y atroz guerra de las Malvinas, afrontada con jóvenes imberbes de reemplazo que dieron sus vidas ante militares profesionales del Reino Unido en su alocado afán de reconquistar estas Islas usurpada por los ingleses y tan cerca del suelo patrio.

A continuación, y como una purga de tanto desafuero, (voludez o pendenjada) hubo uno de esos pequeños periodos de democracia, que rápidamente  al perder  las elecciones los radicales, por turbios manejos,  fueron sustituidos por los peronistas, “una vez mas” y entre estos, se suceden  las más variadas familias, hasta que se llega a los Kichner, marido y mujer.

En las clásica manera argentina de relevos presidenciales a la muerte del marido Kirchner, se presenta su mujer con el apoyo de la llamada “barra brava” o los ultras peronistas y sindicatos, gana las elecciones y cual monarquía al uso, continua en el puesto de su fallecido esposo.

Presidenta del “quilombo”. (No llores por mí Argentina).

Con más o menos aciertos pero con una dosis de caballo de populismo arrabalero, (Corrientes, dos cuatro ocho, piso tercero ascensor) y acercamientos a las caudillos bolivarianos, la señora Fernández de Kichner, continua de presidenta sin arreglar ninguno de los males de su buen, extenso, y rico país.

La inflación por las nubes, el déficit ídem de ídem, los ricos cada vez son más ricos y los pobres cada vez son más pobres, (como Dios manda).

La señora Presidenta, en uno de sus alardes de cara a las “barras” que le apoyaron, decide no pagar parte de las deudas que ha contraído con Fondos de Inversión, que ella y sus populistas apoyos definen
como “Fondos Buitre”. Pueden que estos Fondos lo sean, pero también eran buitres cuando se les pidió dinero prestado y sabían que eran “buitres capitalistas”.

En estas estamos, cuando el Buque Escuela de la Marina Argentina, de nombre LIBERTAD,  emprende su periplo anual, como todo buque escuela que se precie, y como naturalmente la nación argentina tiene y como nación asomada al mar, presume de ello y su Buque Escuela realiza anualmente un viaje alrededor del mundo.

Una determinada oficina del centro financiero de Buenos Aires, comunica a una determinada oficina de Washington DF, la salida de buque escuela y anexa un detallado plano de la singladura del bonito velero de cuatro palos, con sus elegantes guardiamarinas formados en la cubierta con sus no menos bonitos uniformes en posesión de saludo, y con las velas desplegadas al viento.

En una determinada oficina de la City londinense, más concretamente una oficina de Seguros de la compañía de ramo marítimo más importante del mundo, desde que los barcos existen y si no que se lo digan a los galeones españoles que venían del nuevo mundo.

A esta oficina londinense de la compañía aseguradora de asuntos marítimos, llega un fax desde Washington DF, que reenvía uno que recibió de una determinada oficina del barrio financiero de Buenos Aires, (sede de la pendenjada) y esta oficina londinense reenvía a su vez, con acotaciones propias este fax a una oficina de esta aseguradora en el pequeños país de Ghana. (África).

El Buque Escuela de la Marian Argentina, velero de cuatro palos, llamado LIBERTAD,  cumpliendo su plan de viaje o singladura en términos marinos,  se dirige al puerto del pequeños país africano Ghana, con su tripulación formada en cubierta, con sus bonitos uniformes, en formación de saludos y sus banderas blanquiazules al viento, desplegada la mayor, y la mesana, se acerca al puerto lentamente y la tripulación inicia las operaciones de atraque del buque. Terminada esta operación, piden permiso para subir a bordo las autoridades ghanesas, que lo hacen por la escalera tendida al efecto

El Capitán de la LIBERTAD, advierte que el numero de  personas que suben es superior a lo normal en otros países, no advierte que entre estas personas, está subiendo un juez ghanés, un secretario de juzgado, dos policías, y un notario.

El Capitán de la LIBERTAD, momentos después, firma en su camarote, el reconocimiento del embargo de la Fragata Buque Escuela de la Marina _Argentina, por impago de deudas ante el Fondo de Inversión XXX, que la presidenta argentina, llamó buitre y que muy posiblemente lo sea.

El juez, secretario de juzgado, los dos policías y el notario descienden por la pasarela al puerto donde una formación de la marina ghanesa, hace guardia ante el buque embargado.

En la cubierta de la embargada fragata, ya no lucen banderolas blanquiazules, ni están formados en cubierta, sus bonitos guardiamarina con sus bonitos uniformes, en la fragata LIBERTAD, se ha extendido una sensación de tristeza vergüenza y rabia, por la trampa en que ha caído su bonita fragata, que queda en el puerto atracada por el lado de babor,  por la ineptitud y populismo de sus gobernantes.

El “quilombo” se ha consumado y “sola fané descangallada la vi una madrugada” la fragata LIBERTAD, espera triste y depresiva (como es natural siendo argentina) en un desconocido y pobre país africano llamado Ghana.

En la metrópoli de Buenos aires y en la Casa Rosada, se dicta el cese de la Dirección de la Marina Argentina del Departamento de Defensa. Las causa según sentencia de la señora presidenta,: “Porque no se le avisó de que no podían navegar a Ghana”.

Nadie en el Gobierno de la señora Fernández de Kichner, ha asumido que este embargo se ha producido no pagar sus deudas la Republica Argentina. Y está pendiente el juicio por las  expropiaciones a  Repsol.

Pero el gobierno de la Republica del gran pueblo argentino, ha tomado medidas para evitar que hechos vergonzantes de tal calado, vuelvan a repetirse.

La vuelta del buque escuela, la fragata LIBERTAD,  a su patria argentina, se ha magnificado, como un acto de patrioterismo herido, se ha proclamado a los cuatro vientos que ha sido un triunfo de la Argentina (¿), que se ha ganado una batalla contra los opresores del mundo, que le tienen ojeriza a país de los gauchos, que no han tenido más remedio que dejar partir a la fragata ante la decidida actuación del gobierno de la señora Presidente. La decidida actuación del gobierno de la Republica ha consistido en pagar la deuda contraída contra el Fondo de Inversión XXX, que levantó el embargo del buque Escuela que,  con las velas desplegadas, viento de popa  y a todo trapo salió del Ghana. Pero ¿ por qué contar estas historias al pueblo?

La medida adoptada para que estos hechos vergonzantes no vuelvan a repetirse, ha sido que a partir de la fecha del regreso del Buque Escuela, los viajes que la señora presidenta, haya de hacer fuera de la patria argentina, se llevaran a cabo en aviones alquilados, así se evitara posibles embargos, ya que el gobierno de la señora presidenta de la Republica Argentina, no es capaz de saber en qué lugar del mundo, puedan tener un deuda impagada o dicho lengua porteña, donde pueda haber un “quilombo”.

El avion presidencial, queda en un aeropuerto militar, debidamente cuidado, y a la espera de que el mundo deje de tener ojeriza contra la Argentina o que esta nación pague sus deudas.

Este avión, varado en tierra, como gaviota sin alas, tiene de nombre de (como no podría ser de otra manera) : TANGO 1. ¡Como si el avión presidencial español se llamase BULERIAS ONE!

Decididamente el pueblo argentino no se merece el gobierno que tiene.

28-1-2013

EL MUERTO RICO, UN CUENTO OSCURO. De Joaquín Fernand

Joaquín Fernand, nos trae un cuento  narrado de forma excelente,  según  la mejor  tradición de los contadores de historias, muy bien apoyado en los medios que proporcionan la técnica audio visual. Sobria pero muy intensa interpretación la presentada hoy,  de la que  Joaquín Fernand es a la vez autor e interprete. Escuchen y vean lo rápidos que pueden pasar 7 minutos.