hqdefault10

LE TRAITÉ D’ATHEOLOGIE, de Michel Onfray (12). (Tercera Parte, Cuarta Parte I./1 a I/6). Publicado en Pulso por M. Álvarez Machado.

LE TRAITÉ D’ATHEOLOGIE, de Michel Onfray.

(Tercera Parte, Cuarta Parte I./1 a I/6).

 


Publicado el 19/11/2012 por lindamuchacha

Vandalismo, autos de fe y cultura de la muerte
Cuarta parte TEOCRACIA
I. Pequeña teoría de la selección de citas
1. La extraterritorialidad histórica
2. Veintisiete siglos de construcción
3. No encontrar otra cosa que lo que se alega
4. La lógica de la selección de citas
5. El látigo y la otra mejilla
6. Hitler, discípulo de San Juan

LOS PERSAS. LA CONSTRUCCIÓN DE UN IMPERIO. Publicado el 05/03/2012 por UniversoDocemagas. Subido a PULSO por Manuel Álvarez Machado


Publicado el 05/03/2012 por UniversoDocemagas

Las últimas técnicas de infografía y animación nos permiten contemplar en todo su esplendor los logros de los ingenieros persas que construyeron un canal comunicando el Nilo con el Mar Rojo (siglos antes del Canal de Suez). Una de las siete maravillas del Mundo Antiguo, los Jardines Colgantes de Babilonia, o el majestuoso palacio de la ciudad imperial (Persépolis), son dos de los fabulosos monumentos de Ciro el Grande y Darío I.

LA VEROSIMILITUD DEL POETA, por Raquel Viejobueno.

 

Importante es tener en cuenta, y sobre todo saber, sobre la verosimilitud del poeta. A este no le corresponde decir lo que ha sucedido, sino lo que puede suceder según la verosimilitud.

Si partimos de comparar un poeta con un historiador, no podríamos decir nunca que su diferencia sea que el poeta compone  en  verso, y el historiador en prosa, ya que según Aristóteles, no resultaría problemático versificar a Herédoto. La diferencia real, sería, que mientras el historiador cuenta lo que es, y ha sucedido, el poeta escribe sobre los posibles de ser. Esta diferencia marca otras, como por ejemplo, que la historia posee carácter particular, mientras que la poesía tiene un carácter general, por ser más filosófica y elevada.

Así pues, basándonos nuevamente, en la milagrosa y única poética de Aristóteles, la poesía no debe tener connotaciones fotográficas, sino verosímiles, se trata, pues, de un realismo que generaliza, pero siempre controlado por la verosimilitud o la necesidad racional. Evidentemente esto no supone un rechazo a los hechos reales, siempre que sean verosímiles. Podemos encontrarnos entre las lagunas de la duda y tener conflictos  entre la razón (verosimilitud) y la realidad; en este caso nuestro maestro de millones de años se pone al lado de la razón.

Cabe lugar una estupenda frase de Aristóteles, que recoge la esencial del tema tratado:

Se debe preferir lo imposible verosímil, a lo posible increíble”

No obstante existe cabida en la verosimilitud para las cosas inverosímiles, pues es posible que ocurra algo que pensábamos imposible. El filósofo, llegado a este punto subraya la existencia de una lógica especial reconocida para la poesía, basándose en lo convincente verosímil, no contradictorio y necesario. Dándose estas condiciones no importa que en la poesía haya algo imposible.

Así pues, el conflicto arte-realidad se resuelve con tres premisas claves: la norma especial del arte, que permite pincelar las cosas como deberían ser, la verosimilitud, y la última premisa, por el contexto.

Sacando el jugo de todo lo anterior, llegamos a la conclusión, una necesidad para recurrir a  algo  irracional, es cuando se rechaza lo imposible.

Para nuestro filósofo, la base de todo entendimiento es la razón, y todo debe pasar por ella, y no debemos dejar escapar absolutamente nada. Esta es la única forma posible de acercarse al conflicto del arte y su realidad de la verosimilitud y de lo inverosímil y de las miles de realidades sumergidas en cualquier forma, cuerpo o aspecto. La razón, el entendimiento y la comprensión, hacen posible el conocimiento a tan excelso arte como es la poesía y sus cientos de formas de construirla.

Sin duda toda una realidad.

Raquel Viejobueno

hqdefault9

LOS ANUNNAKI, por David Parceriza – Saga completa. Subido a Pulso por Manuel Álvarez Machado.

Ciencia Ficción.  Pura y dura, pero entretenida.

Duración: 3:05:37

Publicado el 19/07/2012 por 

En base a las transcripciones que Zecharia Sitchin hizo de las tablillas sumerias, y de otros hallazgos anexos, detallamos algunos de los acontecimientos más importantes del proceso genético que ´caracterizó los inicios de la humanidad, por parte de unos visitantes estelares llamados los Annunaki, “los que del cielo a la tierra descendieron”, que el hombre los tomó por Dioses divinos. En realidad eran seres con unos conocimientos científicos muy avanzados.Estos Relatos se pueden encontrar en el libro perdido de Enki de Zecharia Sitchin.

CERÁMICA TALAVERANA, RELATO CORTO, Por Carmen Paredes.

 

CERÁMICA TALAVERANA

 

A Sagrario siempre le llamó la atención aquel plato de cerámica talaverana de su abuela.

Sobre esmalte blanco, una gran liebre azul de largas orejas corría perseguida por un galgo sepia. Orlas difusas, granas y verdes, camuflaban al cazador.

Como la curiosidad pudo más que la prudencia, estrelló el plato contra el suelo para que el acechador diera la cara. Que espantado, surgió subiéndose los pantalones de entre las bandas.

Satisfecho ya el fisgoneo, cuando vio los trozos esparcidos por el suelo, vino el arrepentimiento.

Para evitar broncas de su abuela, con paciencia, comenzó la restauración.

Quiso la fortuna que los pedazos fueran grandes y de cortes regulares,

lo que hizo fácil la recomposición.

En el nuevo orden, aparecían ahora: la liebre en su erial y el galgo sesteando bajo el sol. En el fondo, por un camino infinito bordeado de cardos amarillos y naranjas, al cazador, que sujetándose los calzones, huía despavorido.

Mas a Sagrario le asaltó otra duda… la escopeta. Pero eso ya lo buscaría en otro momento. Sin manipulador, dejaba de ser un problema.

  

                                                                              Carmen Paredes

                                                                                     

1

LA OPINIÓN DE UN ESCRITOR SOBRE SÍ MISMO ESTÁ SIEMPRE CONTAMINADA.por Eduardo Rodríguez Pérez

De poesia eres tú (revista)

del grupo  editorial perez de ayala

 

 

EDUARDO RODRÍGUEZ PÉREZ: “LA OPINIÓN DE UN ESCRITOR SOBRE SÍ MISMO ESTÁ SIEMPRE CONTAMINADA”

 

Categories: Entrevistas

 

Eduardo Rodríguez Pérez, (VALENCIA 1980). Reside entre Barcelona y  Ámsterdam, donde imparte talleres de poesía a jóvenes en Squats. Influenciado por el realismo sucio, la poesía contemporánea y los escritores modernistas, bebe del legado de autores como Bukowsky, Brines, Delmira Agustini, Alvite o Panero.

 

En 2008 auto edita “El alkoholismo de las mariposas”, su primera referencia escrita: una recopilación de textos en prosa poética siguiendo el estilo del monólogo interior iniciado por J. Joyce. Con este libro se introduce en el circuito literario underground de Ámsterdam, donde lleva a cabo varias presentaciones, workshops y lecturas.

 

A partir de entonces redirige su lenguaje hacia la poesía: fruto de esto serán los siguientes cuatro poemarios escritos entre el año 2008 y 2010, todos ellos inéditos, de los cuales dos cierran la trilogía comenzada por El alkoholismo de las mariposas. Con “Argonautika”(el último de sus poemarios editado por la Editorial Poesía eres tú) se presenta a dos certámenes poéticos nacionales, quedando finalista en el XXVIII PREMIO LEONOR DE POESIA y el V PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA MARGARITA HIERRO.

 

 

1- Su libro arranca de una experiencia traumática, algo que es común en varios libros de poesías: ¿Qué cree que hay en esas experiencias que provoca que incluso gente que antes no se había acercado a la poesía, o a la literatura en general, coja la pluma y comience a escribir?

Supongo que se trata de un ejercicio de lamerse las heridas. Para mí la poesía es terapia, nace de la necesidad de sacar fuera algo que DEBE expulsarse… y tengo la absoluta convicción de que los peores momentos para vivir son los mejores para escribir. Es ahí cuando todo ese “chorro de lodo” sale de las personas sin control de la más pura, sana y anárquica de las formas. Eso es creación pura y dura.

 

Algunos la pintan, otros la esculpen, pero no todos tenemos un estudio donde almacenar una roca de 4×4 y ponernos a dar martillazos: creo que coger un lápiz es algo tan al alcance de todos que aterra y fascina a la vez, y tal vez sea por eso y por la “necesidad” que hemos comentado antes, que llega un momento en la vida en que todos nos ponemos delante de un papel y…

2- Hemos visto en su libro unos poemas donde se funde el pensamiento, con la palabra y con el entorno, ¿cómo llegas a esta forma del poema? ¿Qué te aporta como autor?

Creo que todos los que escribimos hemos sido autodidactas en este sentido.

Yo diferencio dos partes en la literatura; “Forma” y “Fondo”.

¿La manera en que llego a escribir de la forma en la que lo hago? trato de ponerle palabras al brainstorming que tengo en la cabeza cuando quiero contar algo, así que escribo y describo. Aunque a veces aparentemente no casen expresiones, imágenes o frases en un verso, de alguna forma es una lluvia de ideas que en el “Fondo” quieren transmitir una sensación, y ahí si hay una lógica. Intento usar siempre elementos que me son familiares, que los he vivido, tocado o sentido y que puedo abordarlos con la ventaja de haberlos conocido ya.

Y luego, en la “Forma” (el propio aspecto físico del poema) he de reconocer que sí busco una estética; supongo que después de haber estudiado diseño gráfico esto es un defecto profesional. Sin embargo no sabría explicar por qué la forma de un poema me gusta o no.

¿Qué me aporta como autor? Quizás eso habría que preguntárselo a los lectores: la opinión de un escritor sobre sí mismo está siempre contaminada. Sí te puedo decir lo que me gustaría que me aportara como autor, y es el equilibrio entre el caos de la poesía más esporádica y visceral en lo que respecta al lenguaje, y la facilidad de comprensión para el lector. Es por eso que también me gusta que mis libros narren, que haya una historia con principio y fin, con hilo argumental.

 

 

 

 

3- Leemos en su biografía, que ha enseñado poesía a jóvenes en casas okupas en Ámsterdam; ¿Cómo era recibida allí la poesía?

 

 

 

Mira, esto es alucinante: en un país como Holanda, donde se habla holandés e inglés a partes iguales, para este tipo de cosas lo que les vale ya no es entenderlo o no entenderlo, sino que algo dentro les mueva y les remueva. Hay otro tipo de lenguaje que sobrepasa a las palabras. Y esto es así no solo en la literatura; te encuentras la misma situación con el arte en general. Ten en cuenta que además, los Squats o casas ocupas de allí no tienen nada que ver con las “pocilgas” que el imaginario colectivo social nos ha metido en la cabeza; son auténticas galerías de arte montadas en edificios llenos de artistas que desarrollan su actividad allí apoyados por el mismo estado. Se organizan exposiciones, eventos, presentaciones, etc…  puedes oler que la ciudad se mueve, que suceden cosas. En general están muy abiertos a todo aquello que signifique “algo distinto”; tal vez en España nos han criado en el “miedo católico” a las cosas que en realidad nos dan libertad para experimentar sin complejos, y en Holanda su protestantismo les pone un “¿Por qué no?” en la boca ante una propuesta diferente…

 

 

 

 

 

4- Ya en general, ¿qué cree que lleva a los jóvenes a la poesía? Porque aunque es tenida como un arte en decadencia, en realidad, cada vez hay más jóvenes escribiendo poesía

 

 

 

Buena pregunta esta… ¿por curiosidad? ¿Como un reto? ¿Por creatividad? No lo sé…

 

Pero fíjate en que todo evoluciona, y hoy en día la poesía sigue en los libros, sí, pero… ¿qué me dices de la música? Cantantes como Andrés Calamaro o Joaquín Sabina, estilos como el Hip Hop que mueven a la mayor parte de los jóvenes y donde la piedra angular es la poesía. La cultura del flamenco esta conectadísima con autores como Lorca o Unamuno…

 

 

 

La juventud está en pleno contacto con la poesía; el siguiente paso tras escuchar un disco de Bunbury es investigar por internet, descubrir autores, libros, carreras, vidas, etc…  lo veo lo más lógico del mundo, sobre todo en gente joven, con inquietudes.

 

Por otra parte, tal vez también tenga algo que ver la regla de “no hay reglas” para escribir, algo que te permite explotar de la manera que quieras y te da toda la libertad para experimentar.

 

Lo que está claro es que este estilo está vivo y se mueve, aunque siga sin estar reconocido al nivel de la novela.

 

 

 

 

 

5- Reside en Barcelona y Ámsterdam: ¿Qué diferencias encuentra entre el panorama poético y editorial en ambos países?

 

 

 

Allí veo que hay bastante lugar a la improvisación. Los artistas arriesgan, la industria apuesta.

 

Es más fácil poder vivir de tus libros; si eres holandés y eres artista existe una especie de “sueldo” que el estado te asigna para que puedas vivir de tu arte. Luego aparte está lo que ganes de venta de libros, escribiendo en una revista, etc… Increíble, ¿no crees?

 

 

 

 

 

6- Usted ha apostado por una técnica innovadora en todas sus obras: ¿Hay poca búsqueda, poco riesgo en la poesía española?

 

 

 

Si hablamos de los poetas que están establecidos, tengo que decir que en general bajo mi punto de vista SI, hay poco riesgo aunque siempre hay excepciones.

 

Si hablamos de autores “underground” la respuesta es radicalmente distinta.

 

Creo que como comentábamos antes, aquí lo diferente asusta, con lo que nunca veremos un premio LOEWE con un poemario distinto a lo establecido. ¡Ojo! Que dentro del circuito alternativo también hay mucha “paja”, pero sí es verdad que las propuestas son más diferentes. Estoy orgulloso de tener amigos poetas que viven al margen de editoriales, concursos o industria alguna y que hacen que al acabar de leer un poema suyo piense: “¿Qué hago yo escribiendo?”… es el caso de Alex Badal, por ejemplo, del que cuando veo tanto su trabajo literario como su trayectoria en infinidad de jams, lecturas y presentaciones, la única palabra que me sale por la boca es “AUTÉNTICO”.

 

 

 

Aquí la pregunta es la de siempre: “¿Quieres escribir algo para que le guste a todo el mundo, que tenga más opciones en concursos de cáliz conservador (casi todos) y a los jurados les haga tilín, o tu manuscrito eres TÚ, le pese a quien le pese y aunque vayas a recibir un NO por parte del 98% de las editoriales a las que lo mandes?”.

 

 

 

 

 

7 – Una última pregunta que solemos hacer a todos nuestros entrevistados: ¿Qué influencias has tenido o manejado a al hora de crear este libro?

 

 

 

Creo que quise hacer algo muy parecido a un libro que me marcó mucho y me sigue pareciendo una oscura obra maestra: ALDEA, de mi paisano Juan Vicente Piqueras. Eso, y una película que me tuvo con la boca abierta toda mi infancia: la original Furia de titanes.

 

 

 

MUCHO MÁS ALLÁ, POEMAS. Por José Ignacio Izquierdo.

 

“José Ignacio Izquierdo Gallardo  nació en Madrid el 5 de julio de 1961. Gestor Administrativo, realizó estudios de “Relaciones Laborales”  y de “Ciencias Políticas y Gestión Pública”.

“Escribidor” de relatos y cuentos, comienza su relación con la poesía hace pocos años cuando animado por los amigos abre su primer blog “El bosque de la niebla” donde publica sus versos y reversos con la sola intención de compartirlos.

En la actualidad está ultimando su proyecto “poemario de mis no presencias”, que tras “El bosque de la niebla” y “En el lugar de los sueños” completan lo que él llama la obra de un poeta inacabado.

Participa en tertulias literarias en Madrid y Toledo, ciudad donde reside, y pertenece al grupo de poetas “(Re)Taiga”, grupo que realiza actividades literarias relacionadas con la poesía.

Algunos de sus poemas han sido publicados en revistas universitarias de países Iberoamericanos.

Tiempo a Contratiempo

Tiempo a contratiempo

Desvestimos a la noche deseada.

Deslizamos como lobos hambrientos

la cremallera de nuestras vergüenzas

y dejamos al desnudo

la anhelada terquedad de nuestros cuerpos.

No nos importó que la lluvia

cegara nuestras pieles

ni que la oscuridad

doblegara nuestras mentes

hasta convertir nuestros sentidos

en figuras de cartón piedra.

 

No nos importó que el alba

nos encontrara entre las sábanas

del mañana,

y acariciara nuestras sienes

con gestos de complacencia.

Deshojamos la noche lentamente,

disfrazando nuestros silencios

como fuegos de artificio,

y dejamos flotar nuestra respiración

entre los espacios infinitos

de esta habitación imaginada.

Somos el olvido

que borra los recuerdos caducos

de nuestras vidas no vividas.

Somos el ángel que extermina

los rostros desconocidos

que se pasean con prestancia

por este lugar de paredes desconchadas,

de farolas de luz apagada,

de calles desiertas,

y de oscuridades con olor a sangre y a miedo.

Deshicimos la noche poco a poco,

brindando con el elixir

que solo nos permite recordar el futuro;

y nos sentamos a esperar la llamada

de los dioses de la mañana.

Somos tiempo a contratiempo

de una mirada buscada

que sabe que los recuerdos y los adioses

pretenderán que solo andemos

por los caminos yelmos

de nuestras soledades.

 

Culpable

 

 

Culpable

 

Dispuesto estoy a cumplir condena

por querer robar al otoño

el tiempo y la distancia que nos separa;

por pintar con colores de futuro las nostalgias.

Por querer soñar en pasado el pasado

y abrirme paso entre miradas del presente.

Por beberme la noche en un suspiro

y emborracharme del tiempo tardío

mientras dejo tras de mí

el negro abismo de mi nada.

Dispuesto estoy, si esa es mi suerte,

a que el universo me señale para siempre

por dejar marchitar

las últimas rosas de este jardín

sentenciado a la muerte y al olvido.

                      Porque ya no    “me conformo

                                               con mirar, de vez en cuando,

las cumbres de tu perfil

acariciadas por las primeras nieves del invierno;

ni imaginarte engalanada con ese manto blanco

que te protege del frío helador

de la indiferencia de los años…”

(del poema me conformo)

 

Finjo

Finjo

 

Finjo que no te quiero…

… y lo hago para defenderte de mi locura;

para no perderme entre las grietas abiertas

en las paredes de mis recuerdos;

para evitar que el agua de la lluvia

arrastre hacia el abismo de mi interior

los cálidos instantes de mis pensamientos.

Finjo que no te quiero

… y disimulo para que ni yo mismo

me dé cuenta de mi propio engaño;

para que otros no sepan,

aunque lo saben,

lo que se esconde

tras el silbido cómplice de mi mirada.

Finjo que la tarde no es tarde,

y que la oscuridad acecha tras la esquina

con intenciones deudoras.

Finjo para que mis sueños

te den la tregua y la distancia

que yo quiero

y que tú me exiges…

Que no hay colores en los besos

en blanco y negro,

Que no hay olores que recuerden

nuestros desnudos cuerpos

entre las sábanas de anochecer.

Finjo cerrando los ojos a tu paso,

como si con ello

desaparecieras de mi camino,

para recordarme que no existes,

existiendo;

que todo fue un sueño

que nunca se convirtió en realidad.

 

Mucho más allá

 

Mucho más allá

 

 

Más allá del fino telón

que separa la vida de la nada

y a la nada de la muerte.

Más allá del finito infinito universo.

Más allá, incluso,

de la inmensa profundidad

de los océanos,

de nuestra existencia,

de nuestros deseos.

 

Más, mucho más allá

de la fría ausencia

de mi presencia inacabada,

se encuentra tu presencia imaginada.

 

Más allá de los sueños,

de las noches en vela,

de historias terminadas,

de luces, de faroles, de penumbras,

de calles angostas y frías.

Más allá del más allá,

vives esperándome y soñándome,

mientras yo aquí, acá,

vivo soñando que me esperas.

 

Poemas y fotografías por José Ignacio Izquierdo