Archivo de la etiqueta: afrancesados

EN RECUERDO DE RAFAEL ALBERTI, EN EL 110 ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO. Por Jesús García Moreno.

Vídeo: EL mar, la mar…recitado por Rafael Alberti

 

 

Vídeo: Rafael Alberti un poeta de su tiempo, comentado por Luis García Montero

 

 

Rafael Alberti Merello, nació en el Puerto de Santa María (Cádiz) el 16 de diciembre de 1902, de una familia de origen italiano que se dedicada al negocio del vino en Cádiz y murió el 28 de octubre de 1999.

Comenzó sus estudios en el colegio de jesuitas San Luis Gonzaga. EL ambiente ultra religioso y la férrea disciplina chocaron con el espíritu del joven, que acabó siendo expulsado en 1916 por mala conducta.

En 1917 se trasladó junto con su familia a Madrid, allí se decidió por la práctica de la pintura, su principal actividad hasta 1923.

En 1920 falleció su padre. Ante su cuerpo yacente, Rafael escribe sus primeros versos.

Una afección pulmonar le obliga a trasladarse a San Rafael, en la sierra de Guadarrama. Allí desarrolla su inquietud poética que quedaría plasmada en el Poemario “Marinero en tierra” (1924).

Restablecido de su lesión pulmonar regresa a Madrid donde frecuenta la Residencia de Estudiantes rodeándose de otros poetas como Federico García Lorca, Pedro Salinas, Jorge Guillen, Vicente Aleixandre, Gerardo Diego, entre otros jóvenes que acabarían conformando el grupo poético más importante de la literatura española del siglo XX.

En 1925 con “Marinero en tierra” obtuvo el Premio Nacional de Literatura “ex aequo” con Gerardo Diego.

En 1927, aquel grupo de poetas decidieron, coincidiendo con el tricentenario de la muerte de Luis de Góngora y Argote (Córdoba, 1561-1627) [1] en el Ateneo de Sevilla. De aquel acto surgió la llamada Generación del 27.

Rafael Alberti decidió implicarse de lleno en la política al final de la dictadura de Primo de Rivera, apoya el advenimiento de la II República Española y se afilia al Partido Comunista.

Junto con María Teresa León Goyri[2] (Logroño, 1903-Madrid 1988) su compañera de por vida.

Junto  a su compañera,  y otros intelectuales, contribuyeron a la salvación del Museo del Prado junto a  otros edificios emblemáticos de Madrid bombardeados  por la Legión Cóndor, enviada por Hitler en apoya del general golpista Francisco Franco.

Rafael Alberti, en conmemoración del acontecimiento, escribió el drama  “Noche de guerra en el Museo del Prado”.

Trasladado a Valencia, junto a otros intelectuales como León Felipe y Antonio Machado, celebraron en esa ciudad, en Madrid y Barcelona, en julio de1937, el II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura[1].

EL final de la Guerra Civil, supuso el exilio, junto a su compañera María Teresa León, primero en Francia, de donde tuvieron que huir al ser acusados de comunistas peligrosos por el régimen del Mariscal Petain. Llegaron a Buenos Aires en 1940, en Argentina les nación su hija, Aitana. Desde 1963 establecieron en Roma. Durante esa etapa viajaron por Rusia, Europa, América y China. Regresarían a España en 1977. Año en que fue elegido diputado al Congreso por el Partido Comunista. Renunciando posteriormente a su escaño.

A partir de ese año se dedica con fervor a su labor literaria, se prodiga en recitales, conferencias, homenajes en olor de multitud. No llegó a ser admitido en la Academia de la Lengua pero obtuvo el Premio Cervantes en (1983), aunque previamente (1983) había renunciado al Premio Príncipe de Asturias, por sus convicciones republicanas.

 

El 28 de octubre de 1999, fallece en su casa de El Puerto de Santa María, su villa natal. Sus cenizas fueron esparcidas en su mar, aquel que le inspiro a través de la nostalgia por su ausencia, su obra “Marinero en tierra”.

 

 

Su poesía es “popular” -según Juan Ramón Jiménez-, “pero sin acarreo fácil, personalísima, de tradición española, pero sin retorno innecesario, nueva, fresca y acabada a la vez, rendida, ágil, graciosa, parpadeante: andalucísima”. La etapa neogongorista y humorista de Cal y canto (1926-1927) marca la transición de este autor a la fase superrealista de Sobre los ángeles (1927-1928). A partir de entonces, y tras afiliarse al partido comunista, su obra adquiere tono político. Este giro le lleva a considerar

su obra anterior como un cielo cerrado y una contribución irremediable a la poesía burguesa.


[1]   Luis de Góngora y Argote ( Córdoba, 1561-1627)   poeta y dramaturgo del barroco español del  Siglo de Oro , Fue el máximo  exponente de la corriente literaria denominada culteranismo o gongorismo. Su obre fue estudiada  e imitada, a lo largo del tiempo, como si de un clásico latino se tratara.

[2] María Teresa León Goyri, Estudió en la Institución Libre de Enseñanza, fue licenciada en Filosofía y letras, De clara vocación progresista, fue escritora de novelas, obras de teatro, poesía y articulista, glosadora de temas sociales, culturales y en defensa de la mujer. Fundo, junto a Rafael Alberti, las revistas Octubre (1933) y ya en plena guerra civil El Mono Azul.

[3] La Alianza de Intelectuales Antifascistas para la Defensa de la Cultura, creada en el 30 de julio de 1936,  fue una organización de carácter civil. Sus antecedentes directos se deben buscar en Paris (1935) dónde se constituyó, con la participación de algunos intelectuales españoles, la Asociación Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura, de la que su homónima española se creó como sección…

En el congreso de julio del 37 en Valencia participaron escritores como Antonio Machado, León Felipe, Pablo Neruda, Nicolás Guillen, Ernest Hemingway, Cesar Vallejo, Raúl González Tuñón, Octavio Paz, André Malraux, Luis Aragón, entre otros.

Vídeo: Enrique Morente interpreta a Rafael Alberti

 

Vídeo: Entrevista en TVE a Rafael Alberti

Bibliografía:

-Antología del grupo poético de 1927, Edición de Vicente Gaos, actualizada por Carlos Sahagún. Cátedra Letras Hispánicas,Ediciones Cátedra(Grupo Anaya, Madrid, 2001

-Wikipedia

-Página web www.cerrvantes

Vídeos:

Entrevista subido por sleeperawake22

El mar, la mar… recitado por R.ALberti , subido por juanelotv

Rafael Alberti un poeta de su tiempo, subida por cedecom