Archivos de la categoría POESÍA

SOBRE EL ODIO de Carlos Javier Corral López, por Raquel Viejobueno

CARLOS GREGORIO

Todos los días muero de asombro, me dije mirando hacia ninguna parte, pero existen días, sin darme cuenta, muero más lentamente tras encontrarme con autores que tallan la palabra con plenitud y al límite de lo que el ser humano siente, tras esas ventanas tan gigantes que tiene el mundo. Les invito a entrar en el poema de   Carlos Javier Corral López, desde Linares, galardonado con el Primer Premio de Poesía de la Asociación Manantial. La poesía desde el límite que soporta la quietud de cada uno de nosotros  e intenta ser un bálsamo que suaviza las asperezas que tenemos que vivir. Un autor que nos transmite el sin fin de sus mundos, una fuente incansable de caminos, donde vamos avanzando dejando lo peor de nosotros mismos, y nos dormimos siento ante todo; magos de la palabra, de su palabra latente.

SOBRE EL ODIO

 

 

Donde lóbregas nubes

descargan sobre la cándida retina

su diluvio de cuervos,

cuervos que con su graznido afilado

arrasan el arrullo del latido

y la textura del poema.

 

Donde las gotas del rocío

tan solo pueden posarse

sobre la hoja de la guillotina

y el pasto del óbito.

 

Donde las estrellas despliegan

su plumaje de hadas

en la noche interminable

de las cuencas vacías.

 

Allí es donde reside el odio.

 

Odio que no sabe de fatigas o declives

odio que no conoce dudas o titubeos

odio cuya cruzada palpita en el púlpito

púlpito del escalofrío y el incendio.

 

Yo te maldigo, pulsión atávica del hombre.

Yo te maldigo, maestre del delirio.

 

Maldigo y maldigo tus ofrendas de afrenta

tus oropeles de sol y tus lunas de alpaca

tu delirio grabado en la losa de la herida

tu tormenta del tormento que no acaba.

 

Mas tus lacayos del trance escarlata

de nuevo se asoman  a la sima del grito

del grito de serafín y de simiente

del grito inocente y desvalido,

celebran el fruto de tu linaje de sierpe

aclaman el despliegue de  tus hordas de espino

y el deslizar perenne, sobre el arriate del tiempo

de tu follaje de sepulcro y de plañido.

 

He visto los fragmentos del paisaje

que fue atravesado por tu anhelo de rayo.

Ahora quiero ver colmada

de cianuro y cicuta tu copa.

 

He visto a las Keres acariciando

tu áspero lomo de ponzoña y daga.

Ahora quiero contemplar tus rodillas

henchidas de plegarias de exilio.

 

 Carlos Javier Corral López.

POEMA “ES ELLA” DE WALTER ELIAS ÁLVAREZ BOCANEGRA

1905-10-Odilon Redon - La mort d'Orphée
La mort d’Orphée. Odilon Redon, 1905-1910

 

Es ella

Vigila
vigila sin prisa
me tiene acorralado.
Se asoma por mi almohada
resuella, resuella en mis oídos
y se desliza suavemente
hasta mis pies.
Los acaricia, besa, los abraza
y los besa nuevamente,
disfruta mucho al hacerlo.
Contemplo horrorizado
tengo miedo que los muerda.
Sube lentamente hasta mi rostro
¡los besa!, besa mis orbiculares.
Se pega a mis pupilas
cubriendo de noche mi tarde,
me horrorizo nuevamente,
tengo miedo que las trague.
Vigila sin prisa, me reta,
me conoce demasiado.
Está segura, quizá,
que saldré para encontrarla.
Esta vez no,
no porque ella quiere,
no porque ella quiera.
Tantas veces fui a buscarla
y tantas emprendió la huida
echando a correr cuesta arriba.
Vigila
se asoma por mi almohada
besa mis orbiculares
estruja mi sexo
acaricia mis pies.
Me tiene acorralado.
Es ella,
simplemente ella,
la muerte.

Por Walter Elías Álvarez Bocanegra

 

HOMENAJE A ANTONIO MACHADO EN BIGASTRO (ALICANTE)

Foto: Publicado en INFORMACIÓN  de Alicante<br />
Bigastro homenajea a Machado en el 75 aniversario de su muerte<br />
El auditorio acoge una jornada en recuerdo del escritor con lecturas de poemas y actuaciones musicales<br />
i. j. iniesta 27.10.2014 | 04:15<br />
Imagen del homenaje a Machado ayer en Bigastro.<br />
Imagen del homenaje a Machado ayer en Bigastro. TONY SEVILLA</p>
<p>Poetas, escritores y admiradores de toda la provincia se dieron cita ayer en el auditorio municipal Francisco Grau de Bigastro para homenajear a Antonio Machado en el 75 aniversario de su muerte en 1939. Personajes del mundo de la cultura en la provincia y seguidores del escritor y familiares de Machado participaron en este acto que comenzó con la actuación musical de Antonio Larrosa, cantante alicantino. Después, dio comienzo una charla coloquio que contó con Manuel Álvarez Machado (sobrino/nieto del escritor) y Jesús García Moreno como ponentes.</p>
<p>El acto sirvió para repasar la vida y obra de uno de los autores más destacados de su generación en España, y que a día de hoy aún sirve de referencia e inspiración para muchos autores, además de ser un referente en el ámbito cultural español.</p>
<p>La jornada estuvo amenizada por otras actuaciones musicales, como la del guitarrista flamenco Fraskito, que amenizaron el homenaje con diferentes estilos.</p>
<p>Además, y como no podía ser de otra manera, diversos poetas levantinos como Ana Esmeralda Recuenco, José Salieto, Helena Vilella, Yoosset Huelva, Inma Escobedo y Angelina Jiménez, quisieron participar en el homenaje ofreciendo a los asistentes los fragmentos más de la obra de Machado.</p>
<p>El acto se enmarca dentro de otras iniciativas que se han ido extendiendo por diversas ciudades de todo el país como Segovia, Móstoles, Madrid y Ciudad Real, organizados por la editorial que está recopilando las obras del escritor y sacando a la luz otras inéditas a través de sus documentos personales

 

Publicado en INFORMACIÓN de Alicante
Bigastro homenajea a Machado en el 75 aniversario de su muerte
El auditorio acoge una jornada en recuerdo del escritor con lecturas de poemas y actuaciones musicales
i. j. iniesta 27.10.2014 | 04:15
Imagen del homenaje a Machado ayer en Bigastro.
Imagen del homenaje a Machado ayer en Bigastro. TONY SEVILLA

Poetas, escritores y admiradores de toda la provincia se dieron cita ayer en el auditorio municipal Francisco Grau de Bigastro para homenajear a Antonio Machado en el 75 aniversario de su muerte en 1939. Personajes del mundo de la cultura en la provincia y seguidores del escritor y familiares de Machado participaron en este acto que comenzó con la actuación musical de Antonio Larrosa, cantante alicantino. Después, dio comienzo una charla coloquio que contó con Manuel Álvarez Machado (sobrino/nieto del escritor) y Jesús García Moreno como ponentes.

El acto sirvió para repasar la vida y obra de uno de los autores más destacados de su generación en España, y que a día de hoy aún sirve de referencia e inspiración para muchos autores, además de ser un referente en el ámbito cultural español.

La jornada estuvo amenizada por otras actuaciones musicales, como la del guitarrista flamenco Fraskito, que amenizaron el homenaje con diferentes estilos.

Además, y como no podía ser de otra manera, diversos poetas levantinos como Ana Esmeralda Recuenco, José Salieto, Helena Vilella, Yoosset Huelva, Inma Escobedo y Angelina Jiménez, quisieron participar en el homenaje ofreciendo a los asistentes los fragmentos más de la obra de Machado.

El acto se enmarca dentro de otras iniciativas que se han ido extendiendo por diversas ciudades de todo el país como Segovia, Móstoles, Madrid y Ciudad Real, organizados por la editorial que está recopilando las obras del escritor y sacando a la luz otras inéditas a través de sus documentos personales

 

1

¿Existió realmente William Shakespeare? Existe realmente un hombre llamado William Shakespeare, nacido en Stratford, nacido el 26 de abril de 1564.

1

 

¿Quién fue William Shakespeare (su casa natal en Stratford en la foto lateral) existió realmente? ¿Escribió sus obras o bajo su nombre se ocultaba otra persona? ¿Existió realmente William Shakespeare? Existe realmente un hombre llamado William Shakespeare, nacido en Stratford, nacido el 26 de abril de 1564. De familia humilde, su padre hizo fortuna en el negocio de los guantes. Casó el mes de noviembre del año 1584 con Anne Hatahway. Tuvo tres hijos y al parecer no se llevaban muy bien, pues en su testamento le llega a su esposa “su segunda mejor cama”, y nada más. Lo próximo que sabemos de él viene de unos años adelante, el año 1592, en Londres, donde trabaja de dramaturgo y actor. Y lo cierto es que compró una propiedad en Londres y otra en su ciudad natal, Stratford. Volvió a Stratford hacia el 1611 donde se convirtió en inversor inmobiliario exitoso del negocio de la malta y como prestamista. Lo próximo que sabemos es cuando muere: el 23 de abril de 1616, un día después de la muerte del gran Miguel de Cervantes en Madrid. Y de Shakespeare no se sabe con seguridad nada más que estos pocos datos biográficos.
Lo cierto es que la muerte de Shakespeare no fue muy traumática para sus nacionales, pasó casi inadvertida, y no fue hasta el siglo XVIII que Shakespeare adquirió la talla que ahora posee en el mundo cultural anglosajón y mundial. El año 1737 se descubrió el testamento de Shakespeare y otro importante documento: Richard Quiney, vecino de Stratford, le reclamaba una deuda de 30 libras. Aparte de esta escasa documentación, de la vida literaria de Shakespeare no se conoce absolutamente nada salvo las obras que firmó como suyas, pero no hay carta alguna a ningún otro literato que se haya encontrado escrita por William Shakespeare.
El año 1795 ocurrió el “milagro”. William Henry Ireland, un literato de escaso talento halló, tras años de búsqueda infructuosa del enlace definitivo entre el William Shakespeare de Stratford y el genio literario, varios documentos de capital importancia: la profesión de fe protestante del dramaturgo, una carta a su esposa, varios libros anotados por el mismo Shakespeare y una misiva de agradecimiento por unos poemas de la misma Elizabeth I, uniendo a todo esto el manuscrito perdido de “El Rey Lear”. Toda esta documentación surgida de la nada fue recopilada bajo el título “Miscellaneous Papers”…pero la gente culta empezó a sospechar que eran un fraude. Al final el propio Ireland admitió que lo eran totalmente, pero abrió la caja de los truenos a la hora de buscar quien fue realmente Shakespeare con multitud de teorías al respecto. Se había iniciado una “caza de Shakespeare”…y mientras tanto su figura crecía y crecía en importancia hasta el punto de convertirse Stratfotd en el siglo XIX en un lugar de peregrinación de los seguidores de la teoría positivista de la Religión de la Humanidad, muy arraigada en Inglaterra. Y al mismo tiempo la “caza de Shakespeare” estaba cada vez a niveles más altos. Si fuera actualmente, podríamos hallarnos como en el caso de Elvis Prestley, con una peregrinación de admiradores suyos a Memphis y con los rumores de que el Rey aún está vivo…

Shakespeare era Francis Bacon.

Al igual que William Henry Ireland el año 1795, el año 1857 la escritora norteamericana Delia Bacon creyó descifrar el enigma y escribió también un libro “The Philosophy of the Plays of Shakespeare unfolded (la filosofía de las obras de Shakespeare al descubierto)”, y filtró, a diferencia de William Henry Ireland, dudas razonables sobre la paternidad de sus supuestas obras. Las dudas llegaron a las mismas esferas académicas. Delia Bacon consideraba que el Shakespeare de Stratford no era un hombre con suficiente cultura como para escribir las maravillosas obras que impresionaban al mundo, de hecho se lo calificó como “un estúpido actor iletrado de tercera fila”. Sus obras reflejaban un profundo conocimiento del mundo de la corte, un hombre muy viajero y un hombre con una exquisita educación y cultura. Se consideraba una verdad incontestable que toda obra tenía algo de autobiográfica, que algo de la vida de su autor se había visto reflejado en su obra, partes de su vida. Y para este hecho, el auténtico Shakespeare tuvo que vivir en un ambiente cortesano por obligación.
Delia Bacon (foto lateral) buscó pues un candidato a la medida, y lo halló en Sir Francis Bacon (1561-1626), el eminente 2filósofo y escritor. Su biografía coincidía con las teorías de la época sobre literatura, así que se le adjudicó, por obra y gracia de Delia Bacon, la paternidad de la obra literaria de William Shakespeare, basándose en pruebas circunstanciales y algunas de ellas muy sugestivas. Francis Bacon había vivido una vida cortesana y conocía los usos de la Corte, había recibido una magnífica educación y había viajado a Italia (El mercader de Venecia u Otelo, por ejemplo), por lo que las semejanzas con Shakespeare eran notables. Siguiendo con esta teoría Sir Francis Bacon fue convertido en un rebelde encubierto, un hombre contrario a Isabel I, líder de un grupo de rebeldes republicanos que escribían obras contra su tiranía bajo pseudónimos que escondieran sus nombres reales. El teatro así se convertía en un arma política contra la tiranía real, y esta teoría contó con múltiples apoyos como por ejemplo el mismo Mark Twain o Natahniel Hawthorne, que por otra parte eran profundos admiradores de la obra literaria de Delia Bacon…
La teoría conspiratoria de Delia Bacon fue una fuente de inspiración de nuevos descubrimientos de mensajes secretos en cada obra de William Shakespeare. La teoría de la señora Bacon adquirió más cuerpo al hallarse la firma de Sir Francis Bacon en los últimos versos de la primera edición de La Tempestad. La cosa llegó a su límite impasable cuando el doctor Orville Ward Owen inventó una máquina para descifrar criptogramas ocultos en las obras de Shakespeare. A inicios del siglo XX la teoría de Delia Bacon había perdido ya muchos adeptos en el ámbito académico.

De Sir Francis Bacon al Conde de Oxford

3Shakespeare tuvo que ser un hombre de elevados ideales. La Religión de la Humanidad tenía un referente en el profesor John Thomas Looney (foto lateral), y Shakespeare era un referente filosófico y cultural muy importante para este movimiento. Looney consideraba que un prestamista no podía ser un hombre de elevados ideales y de gran profundidad filosófica, pero no tenía ni idea que candidato proponer para ser Shakespeare…hasta que leyó el poema Venus y Adonis. En este poema identificó como posible candidato a Edward de Vere (1550-1604), 17o Conde de Oxford. Como aristócrata que era, y como en el caso de Sir Francis Bacon, su nivel cultural, sus viajes y su conocimiento de la vida en la Corte lo convertían en el perfecto candidato…y de ser así, la nobleza inglesa de la época en pleno podría ser William Shakespeare…
Edward de Vere era ya un respetado poeta y dramaturgo en la Corte y no le hubiera costado mucho escribir bajo un segundo nombre obras en claves alegóricas críticas con la política y la sociedad inglesa de la época, y en eso a Looney no le faltaba razón.
Como en el caso de Sir Francis Bacon, Edward de Vere se convirtió en un tipo de héroe trágico al que una confabulación de nobles e intelectuales le prohibió ocupar su lugar justo en la Historia. Como en el caso de Sir Francis Bacon, las pruebas eran meramente circunstanciales y los escasos datos biográficos de Shakespeare conocidos daban pie a estas teorías.
El mismo Sigmund Freud se sumó a estas teorías en los EUA. Y el mismo cine de Hollywood ha estrenado la película “Anonymous”, que llega al extremo de lo absurdo no sólo mostrando la teoría oxfordiana sino incluso diciendo que Edward de Vere era al mismo tiempo hijo y amante de Elizabeth I.

Christopher Marlowe, el tercer candidato.4

Christopher Marlowe (imagen lateral) era un conocido dramaturgo y poeta en época de William Shakespeare. Era el célebre autor de obras como “El Doctor Fausto” o “Eduardo II”, y Shakespeare lo admiraba profundamente. Salidos del mismo ambiente social, Marlowe era muy culto, a diferencia de Shakespeare. Estudió seis años en Cambridge y llegó a ser más famoso que el propio William Shakespeare. Murió, se dice, el 30 de mayo del año 1593 en una reyerta de taberna, pero como siempre las cosas se suelen complicar un poco a gusto del consumidor…el año 1895 Wilbur G.Zeigler, abogado y escritor norteamericano publicó la novela titulada “It was Marlowe: a Story of the Secret of three centuries (Fue Marlowe: un Historia del secreto de tres siglos)”. Esta novela hablaba de Marlowe y Shakespeare como de la misma persona, y que no había muerto aquel día 30 de mayo del año 1593, sino que había huido fingiendo su muerte para salvar su vida de las acusaciones de ateísmo que lo habían arruinado profesionalmente y que lo iban a llevar ante la justicia. De nuevo esta teoría estaba basada en puras conjeturas, y a inicios del siglo XX ya había perdido credibilidad ante el empuje de la teoría baconiana y oxfordiana.

William Shakespeare era él mismo…5

William Shakespeare (retrato lateral), el hombre de Stratford, vivía en un pequeño mundo como era el del teatro de la época, y gozaba de la simpatía de muchos admiradores dentro y fuera de este reducido círculo. Uno de ellos, Francis Meres, citaba a Shakespeare como a una gran figura cultural de la época, y al mismo tiempo hablaba de Edward de Vere como de otra persona distinta. Francis Beaumont, escritor como Shakespeare de la Compañía del Chambelán, remitió una carta el año 1608 a Ben Johnson en la que elogiaba a su colega por haber llegado al mundo del teatro con un bagaje tan escaso a sus espaldas y haber conseguido tantas cosas. Es más, en una ocasión expresó su orgullo al decir que había contado con William Shakespeare como actor en una de sus obras de teatro.
Shakespeare era profundamente admirado en el mundo teatral de la época, y muy conocido. Este mundo tan reducido como era el del teatro isabelino tenía por fuerza que carecer de secretos entre sus miembros, y Francis Beaumont y Ben Johnson no dudan en momento alguno de la existencia de Shakespeare como personal real y tangible. La duda es como un actor de tercera consiguió engañar a toda Inglaterra convirtiéndose en un genio teatral y firmando obras que otros escribían…
Edward De Vere murió el año 1604. Por lo pronto diez obras de Shakespeare salieron a la luz diez años después de su muerte. Sus partidarios creen que él escribió estas obras y tras su muerte fueron revisadas de nuevo. ¿Quiénes fueron estos otros?
La Compañía del Chambelán contaba con escritores a sueldo como Thomas Middleton, John Wilkins, John Fletcher o Wiliam Shakespeare entre otros. Y la clave del misterio está aquí. Muchas obras de teatro se escribían a dos manos en vez de a una sola en el Londres de la época. Es muy posible que Shakespeare escribiera parte de sus obras en colaboración con otras insignes plumas de la época.
Pero esta idea cuenta con la animosidad de oxfordianos y baconianos, que consideran que se quiere quitar a sus autores la gloria de un futuro brillante que no tuvieron ya en su época. Shakespeare, el hombre de Stratford, pudo ser perfectamente quien escribió sus propios versos y los firmó, pero el enigma sigue vivo y los partidarios de Sir Francis Bacon y Edward de Vere siguen dando guerra…

Autor: Cristóbal Miró Fernández

(Homenaje a Vicente Aleixandre) Aleixandre, un libro, un inédito, un homenaje y ¿adiós a Velintonia?Por Wiston Manrique

aleixandre Nobel

http://cultura.elpais.com/autor/winston_manrique/a/

Aute

¿Será la última vez?
En la casa silenciosa y vacía sitiada de olvido de Vicente Aleixandre se oyó la voz del poeta… palpitaron sus versos, repitieron sus poemas, ladraron sus perros Sirios, sonaron las pisadas de sus amigos, retornaron las emociones de quienes charlaron con él, se escucharon por primera vez algunos inéditos, callaron ante esas evocaciones unas 200 personas allí, en Velintonia 3, forjada así en la leyenda literaria, entrada hoy en la realidad madrileña con el nombre calle Vicente Aleixandre 3.
Como si fuera la última vez.

Jardín Vellintonia
Jardín de la casa de Aleixandre en Velintonia, 3. / Santi Burgos (EL PAÍS)

Por una tarde-noche más, el olvido fue desterrado de ese jardín tantas veces visitado por los poetas de la Generación del 27 y de unos cuantos más venidos de más allá. Ausentes y presentes, todos en el jardín, a la sombra, primero del atardecer y después de la noche, del cedro que el mismo Aleixandre plantó allí en 1927 (cuando con su familia se trasladó a la que sería su Casa). Pero 30 años después de su muerte, que se cumplirán el 13 de diciembre, las cosas no se aclaran sobre la venta de la vivienda. En vista de que tras dos negociacones con el Ministerio de Cultura no se ha llegado a ningún acuerdo, y pasados ya cinco años del último acercamiento, los herederos han puesto esa “Casa de la poesía” en manos de una inmobiliaria sin publicitarla, pero ya están pensando en hacerlo.
Pero la noche fue de la amistad. Otra vez del amor. Inseparables. Siempre los quereres de Vicente Aleixandre (Sevilla, 1898-Madrid, 1984) y de los demás que esta noche están a punto de volver a este poema:
“Se querían. / Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada / labios saliendo de la noche dura, / labios partidos, sangre, ¿sangre dónde? / Se querían en un lecho navío, mitad noche mitad luz….”.

Libro Homenaje
El libro homenaje a Aleixandre: ‘Entre dos oscuridades, el relámpago’. / Santi Burgos (EL PAÍS)

Lee así Luis Eduardo Aute el poema Se querían en busca de una palabra de la que nacerán acordes de guitarra. Cuando asomaba ya la medianoche, en el homenaje que le rindieron al premio Nobel español una treintena de poetas, docenas de amigos y conocidos y admiradores con el pretexto de recordar los 30 años de su muerte y presentar el libro conmemorativo Entre dos oscuridades, un relámpago, editado por La Revista Áurea, de Miguel Losada, con edición de Alejandro Sanz. Y convertido así en una de las novedades de la 73ª Feria del Libro de Madrid que termina este domingo 15 de junio.
Son 199 páginas que contienen textos de 25 poetas y narradores, una carta a Miguel Hernández donde confirman su amistad, a los que se suma una obertura con del poema inédito de Aleixandre, titulado La vida, en el cual se reproduce el facsímil de su manuscrito de tres páginas y la transcripción. Es un poema de su primera etapa, del llamado ciclo irracionalista, que dice:
“No te quejes de que los hombres sufran.
No te quejes, al despertar, de que todos los hombres sufran,
de que el dolor del mundo esté en las palmas de las manos,
mientras las plumas suaves vuelan libres, lejanas.
No te quejes, amorosa existencia, del dolor de vivir…”.
Todos en el jardín. Muchos convencidos de que es la última vez. Ahora sí. La casa de quien tanto influyó y ha influido en la literatura. En esa despedida, todos allí abrieron el libro de la vida de Vicente Aleixandre, como él quería y soñando con que no se cierre.
Y así, en la casa del casi olvido, primero se oyó la voz grabada del poeta leyendo uno de sus poemas: “¿Para quién escribo?, me preguntaba el cronista, el periodista / o simplemente el curioso…”. Eran las 9 y 28 de la tarde-noche del viernes 13 de junio de 2014. Tres minutos más tarde el poeta terminaba: “Para ti, hombre sin deificación que, sin quererlas mirar, / estás leyendo estas letras. // Para ti y todo lo que en ti vive, / yo estoy escribiendo”.
Ya había más sombras de noche que de día. Alejandro Sanz, presidente de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre, y uno de los organizadores del homenaje, recordó el motivo que los había convocado y lamentó que “la casa sea despreciada por las instituciones públicas”. Al menos esa noche era ajena al olvido, llena de voces en “una feliz y poética invasión”. Una casa, cuenta, “que lucha contra el olvido, contra la ignorancia que conducen al desprecio”.

Pureza Canelo
La poeta Pureza Canelo, en el homenaje a Aleixandre. / Santi Burgos (EL PAÍS)

Luego una decena de poetas y amigos, empezando por Pureza Canelo, seguida por otros como Vicente Molina Foix, Javier Lostalé o Fernando Delgado, leyeron parte de los textos que aportaron a Entre dos oscuridades, un relámpago. Mientras, otros como José Manuel Caballero Bonald y Clara Janés se hicieron presentes a través de la voz de otros. Y entre todos crearon un fresco personal, poético y sentimental del escritor y de ese espacio donde estaban viviendo lo que escuchaban.La sobrina del Nobel y una de las herederas de la casa, María Amaya Aleixandre, confirmó que la rueda de la venta está en marcha.
A menos de una hora de la media noche, Luis Eduardo Aute empezó a cerrar la velada aleixandrina. Con el sonido huérfano de unas cuerdas de guitarra juntó la historia personal y literaria de la Generación del 27 de esa casa, la propia vida del anfitrión de ausencia presente y las vueltas que da la vida hasta el ahora al interpretar un tema suyo, cuyo título es prueba de la polinización silenciosa de los versos y palabras de Aleixandre: Giralunas. Una palabra que tal vez él creía suya, pero que a su vez sabía que revoloteaba en su cabeza tras haberla escuchado o leído quién sabe dónde, hasta que la convirtió en canción. Y dijo que al rastrearla se la topó en ese poema famoso de Aleixandre Se querían, en cuya segunda estrofa dice:
“Se querían como las flores a las espinas hondas,
a esa amorosa gema del amarillo nuevo,
cuando los rostros giran melancólicamente,
giralunas que brillan recibiendo aquel beso…”.
Pero Aute siguió escarbando en su memoria y descubrió que Federico García Lorca también la había usado en Apunte para una oda:
“Yo te he visto cortar el limón de la tarde
para teñir tus manos dormidas de amarillo,
y en momentos de dulce música de mi vida
te he visto en los rincones enlutada y pequeña,
pero lejana siempre, vieja y recién nacida.
Inmensa giraluna de fósforo y de plata,
pero lejana siempre, tendida, inaccesible
a la flauta que anhela clavar tu carne oscura”.
Y tras revolotear, ese Giralunas terminó en las letras y acordes de Aute que con su voz y guitarra cantaba:
“Hay quien sueña con los ríos / que conduzcan a EL Dorado / hay quien sueña con las fuentes / de la eterna juventud / Hay quien sueña con el oro / del becerro idolatrado / y quien sueña con la alquimia / que haga del vicio virtud. // Pero yo no pretendo / fortalezas ni fortuna, / solo un sueño soñaría… / entre un mar de girasoles / buscaría un Giraluna / que velara y desvelara / cada noche la otra cara / de la luna… / gira, gira, Giraluna / gira, gira, gira, luna / gira, gira y mírame…”
Como si todos pidieran que la Luna se girara a mirar esa casa de Velintonia amenazada de olvido. Como si fuera la última vez.

 

APRONTA MIS MIEMBROS CON BÁLSAMO DEL NILO, y otros poemas. Por Gocho Versolari

Ojo

Apronta mis miembros con bálsamo del Nilo.
(Lo beberá la noche
con detenidos sorbos)

Ponme monedas en los párpados. No podrás evitar
que las pupilas se engendren a sí mismas
y se multipliquen en montañas de ojos
rebasando ciénagas y ciclos.

Cubre de aceite mi desnudo cuerpo.
Llena de arroz mis genitales
que volverán enhiestos en los silos de las noches
(y cantarán magnolias de otros mundos
y coros de pájaros asonarán los cielos).
Luego el sacerdote me llevará a la pira
y los mares del crepúsculo
verán saltar mis miembros entre llamas azules

(Después morirá un niño
y rodarán los ojos de los perros
en los huesos del sol.)

Gocho Versolari

Venus

AYÚDAME A DISOLVERME

Ayúdame a disolverme.
Átame en cruz sobre un roble
mientras los sicomoros de la tarde
tienden barreras de viento y pan

Ayúdame a disolverme.
Espera que mi carne
se vuelva azúcar y silencio
y arranca sus mechones.
Te veré devorarlos
cuando la luna asome
y prepare jardines en el aire.

Ayúdame a preparar la muerte en tu mirada
la muerte que se mezcla con la noche
y levanta pendones y medallas

Ayúdame a a trepar los hollines invisibles
con mi carne tensa bajo la luna nueva
La nada morderá mis nalgas
con dientes de silencio.

Luego la muerte recorrerá jardines
y llegará por enmohecidos huertos
para llevar la ausencia de mi cuerpo
sostenido roble a roble
por los azules clavos del recuerdo.

Gocho Versolari

ERATÓSTENES. Poema de Gocho Versolari

Lirio

 

Eratóstenes se quitó las sandalias
y caminó descalzo la tierra
hacia el fondo de su jardín
donde latían las rosas de la cifra
Se acostó sobre la hierba
y soñó con la circunferencia:
una lámpara
visitada por los insectos de la cantidad.
Eratóstenes despertó
y esa tarde
volvió a quitarse las sandalias
y a caminar descalzo los senos de su amada.
Luego se acostó en el jardín
y soñó con sus ojos
con las volutas de su cuello
(los mosquitos de la cifra
discutían sus resultados
mordisqueando su sangre y sus anhelos).
Después una tormenta
cayó sobre el jardín.
Lluvia de sangre,
pájaros desmembrados. Eratóstenes
fue un cúmulo de sueños:
manos, pies,
pecho y vientre atardecidos
que derivaron los arroyos de la lluvia
se evaporaron lentamente
y una niebla descalza
llegó a las muchachas que dormían
y les habló de amantes
y de sueños
de tempestades súbitas
y amores que escapan a las cifras
y llegan a la perfección del número
donde los prados son verdes,
donde las noches
sueñan al soñador y anémonas
le muestran sus cinturas cenicientas
Eratóstenes se alejó descalzo
pisando la cintura de su amada.
Enano Eratóstenes en la mujer desnuda
cuya circunferencia
tenía un diámetro igual a su radio.
y las langostas de la cantidad
mordieron el sexo de Eratóstenes
quien no encontró ecuación que resumiera
la suavidad de su amante
la serenidad de sus pezones
y los pájaros que encerraban sus cavernas.
Después no quiso ver
Todas las circunferencias
desfilaron por sus ojos y la endura
endureció sus alas y presionó su glotis
y se alejó la amada
en pleno mediodía
con ausencia de sombras
y no la vio
y el hambre se aglutinó en su frente
y los insectos de la cantidad
revolotearon sobre su cadáver
mientras un peregrino
llegaba a la ciudad de Alejandría
con un pergamino conteniendo su sombra
y todas sus miradas níveas
y proclamó en la vereda del museo
la perfección del número
y trazó con los rasgos del sol
la perfecta
la luminosa
la rotunda
circunferencia de la tierra.

Gocho Versolari

hqdefault1

Los Libros de Machado como Objetos Sonoros. Por Gocho Versolari

1

Según  Marshal Mcluhan, el descubrimiento de la imprenta por Gutemberg da origen al pensamiento mecanicista; el que expresara Descartes, e iniciara la actual era científica, opuesta al pensamiento mítico que guiara hasta entonces a los hombres. Ya  en los años sesenta, el autor describía lo que sería Internet en su dimensión comunicativa.  Creador del término Aldea Global, aseguraba que la mass media, al privilegiar la comunicación audiovisual, sería la piedra básica de una época en la que   el hombre volvería a formar parte de la naturaleza y del paisaje, tal como ocurre en sociedades llamadas Primitivas. En ellas, el desarrollo de la literatura y de toda la cultura es esencialmente oral. Lo  que ocurre con los Versolari en Euskera, con los Cuenta Cuentos en Argentina y Venezuela, así como otros representantes de las antiquísimas formas de trasmitir una tradición.

 

En la poesía de Antonio Machado, el límite entre la palabra escrita, la oralidad  y el ritmo es tan  estrecho que no se pueden separar. El sentido maravilloso de los versos, se explica por tomar verdades hondas y clavarlas en el pecho de los hombres en forma simple, bella y musical.  Machado no se puede leer en silencio; se requiere al menos, repetir los versos en voz alta. El oído los reclama. El sonido y la música como metalenguaje, transforman inevitablemente la interioridad del lector.

Stonehenge, el arcaico complejo formado por dólmenes, se revela a los últimos estudios como un complejo acústico donde quizá poemas antiquísimos llegaran a las multitudes prehistóricas en las noches de luna llena, los solsticios o los equinoccios. La oralidad implícita, encerrada en las coplas machadianas, en la música interna del poema y en  el impulso que lo hace saltar del papel para encarnarse en las lenguas y los oídos, es lo que convierte sus libros en  objetos sonoros y lo acerca a una postura primigenia.

El propio Mcluhan ejemplificaba sus teorías con las lecturas de los monjes medievales.   Largas jornadas en que los religiosos se inclinaban sobre  los arcaicos libros; el sonido monótono de los susurros que convertía a aquellos volúmenes y a las artísticas caligrafías en  enormes y preciosas piezas de literatura oral.

La lectura silenciosa  llegaría con la difusión masiva de los libros,  las revoluciones industriales y el predominio del pensamiento científico y miticida.

Machado, desde la oralidad, profundiza, transforma, retoma y juega con los ámbitos fundacionales del pueblo.

 

Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos
siempre con sangre en las manos,
siempre por desenclavar

Cantar del pueblo andaluz
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras
para subir a la cruz…

 

Editorial Machadiana, presentada en España en febrero de 2014, anuncia la ambiciosa propuesta de publicar las obras de Antonio Machado. En el presente contexto,   una editorial puede definirse como un templo moderno que le rinde culto a la Galaxia Gutenberg, tal como lo exponía Mcluhan; a la lectura silenciosa y al pensamiento mecanicista como arma dominante de una cultura, de una clase social.  En cambio, una editorial dedicada a Antonio Machado, sería un portal a esos versos rodeados de aromas; de   euforia y   belleza tenues como las que se obtiene al embriagarse con un licor sutil.   Aunque como las otras, publique gruesos volúmenes, una Editorial Machadiana, no sería una editorial, sino algo parecido a una orquesta. La obra del poeta trasciende la vista y la lectura convencionales. Los textos resbalan de las manos del lector y corren hacia la boca y los oídos.   La obra de Machado encierra y expresa un sonido puro, preciso, contundente,  comprimido en los poemas.

 

Sentido. Oralidad. Música, girando alrededor de un punto de silencio: el centro del Universo Machadiano.

 

Sobre la Editorial Machadiana, aconsejamos los siguientes enlaces: www.editorialmachadiana.com

 

GOCHO VERSOLARI